LOS DIEZ DÍAS DE ASEDIO DURANTE LA GUERRA CIVIL EN LA POBLACION DE ONDA

“Una guerra civil no es una guerra, es una enfermedad.
El enemigo es interior. Lucha uno casi contra sí mismo”

(Antonio de Saint-Exupéry escritor y aviador francés)

       La guerra civil española del 36, fue un hecho nefasto para el pueblo español. Onda, fue uno, como muchos otros, los que vivieron en sus propias calles y gentes el espanto de la conflagración.

       Algunos vecinos fueron  evacuaron a otros pueblos, ya que Onda al estar en un punto estratégico entre la Plana y la Sierra de Espadán, se esperaban fuertes enfrentamientos, otros permanecieron en el pueblo, en casas de campo y muchos se cobijaron en la cueva del “Algepsar” bajo el mismo Castillo (sobre unos 4.000).

          Después de diez días de asedio, ofensivas y bombardeos, defendido por las tropas republicanas, quedó prácticamente el pueblo destruido, a excepción del Castillo y sus alrededores, muchas casas que quedaron en pié fueron saqueadas. Los horrores de la guerra se pasearon por Onda.

España durante los años 1936 a 1939, como todos sabemos, estaba inmersa en una Guerra Civil, que había dividido a nuestro país en dos bandos.

La zona nacional estaba compuesta por: Galicia, Castilla la Vieja, León, Navarra, Sevilla, Granada, Córdoba, con Baleares, excepto Menorca.

La zona republicana la integraban: Asturias, Cantabria, País Vasco, Cataluña, Levante, Castilla la Mancha, Murcia, zona oriental de Andalucía, Barcelona y Madrid.

El golpe militar y el estallido de la guerra provocaron la destrucción de las estructuras estatales de la II República.

En el bando nacional el poder quedó en manos de un grupo de generales, dirigidos por el general don Emilio Mola Vidal, estableciendo un estado militarizado y autoritario.

En el bando republicano el gobierno  perdió el control de la situación y el poder real quedó en manos de comités obreros organizados por partidos y sindicatos que no estaban sometidos a ningún tipo de poder centralizado. Hasta que en el año 1937, no hubo un gobierno central organizado.

 

Bandera de la II República (1931-1939)

 

 

Bandera Franquista (1938-1946)

 

 

 

 

La población de Onda, durante la contienda Civil, hubo uno días que estaba situada en primera línea de fuego. Sus gentes sufrieron desde el 14 al 24 de junio de 1938 combates y bombardeos continuos entre los republicanos y los nacionales.

Los ondenses al  estallar la guerra, como en el resto del país, empezaron a organizarse para superar los momentos difíciles que se avecinaban.

Los dos sindicatos obreros existentes la UGT y la CNT, crearon el “Comité Antifascista de Onda” estaba compuesto por ocho miembros de la UG y siete miembros de la CNT1 gestora para organizar la vida pública. Al tiempo que se formaron una serie de comités o juntas para dirigir la población. Uno de ellos fue el “Comité Revolucionario” que se encargaría de implantar justicia.

Estos comités realizaron una función muy importante durante los primeros meses de la guerra, pero como he apuntado anteriormente, a principios del año 1937, el gobierno central se reestructuró y creó sus correspondientes instituciones

En la villa de  Onda se creó una nueva corporación municipal, a la cabeza de la misma estaba D. José Feliu Aguilella, que gobernó la localidad hasta julio de 1937. A partir de esa fecha, y debido a que el Sr. Feliu Aguilella y otros miembros fueron llamados a filas, se formó un nuevo ayuntamiento que duró hasta finales de la guerra y estaba presidido por D. Antonio Sansano Gaya.

Plaza del antiguo Ayuntamiento de Onda

A medida que avanza la guerra y los hombres van incorporándose a filas, van quedando vacantes muchos puestos de trabajo. La producción a todos los niveles debe intensificarse más que nunca, por lo que la necesidad es cada día más acuciante.

En enero de 1938 se constituyó en la provincia de Castellón la organización “Unión de Muchachas” con el objeto de unir a todas las jóvenes e incorporarse mediante el trabajo voluntario, a diferentes sectores económicos.

La asociación preparaba a las mujeres para trabajar en talleres de  confección de ropa para el frente, conducir autobuses, camiones, atender a los heridos y refugiados, comedores colectivos, etc. no era una organización política sino educativa y cultural. Se pretendía que las mujeres ocupasen los puestos dejados por los hombres pero los perjuicios de aquella época lo impedían, exceptuando su incorporación en la industria de  guerra.

Eran muchas las funciones que iban ejerciendo poco a poco la “Unión de Muchachas” entre ellas podemos enumerar: la organización de roperos, tallares de confección, creación de lavaderos para las ropas de los combatientes, etc. También fue fundó las llamadas “Madrinas de guerra”, así como “Brigadas de Choque” que eran grupos de mujeres que trabajaban en fábricas o talleres durante doce o catorce horas.

Calle San Miguel de Onda

Las mujeres de Onda jugaron un papel muy importante detrás de las trincheras, asumiendo trabajos que antes realizaban los hombres, para que así la vida del pueblo continuase con toda normalidad, procurando que no se notase la ausencia de estos, encargándose de sus puestos de trabajo tanto en las fábricas, como en el campo, colaborando con todo su coraje.

Se creó en Onda bajo la denominación de “El Despertar Femenino”, los siguientes organismos:

La “Sociedad Femenina de Confeccionadoras de Naranjas”. Este sindicato se integró en la central sindical Unión General de Trabajadores, llegando a alcanzar más de 1700 afiliadas.[1]

De las militantes de la CNT de Onda dedicadas a la elaboración de cítricos, 36 trabajadoras eran empapeladoras, 31 triadoras, 2 encajadoras y 1 cortadora de papel.

El “Sindicato del Vestido y Tocado y Similares de la UGT de Onda” compuesto por mujeres modistas y sastresas, que se dedicaban teóricamente a enseñar entre las jóvenes a estos menesteres, y su principal misión era confeccionar los uniformes de los milicianos republicanos que estaban en el frente, bajo los pedidos que les hacía el Ministerio de Defensa Nacional. Según he podido saber, a las jovencitas las enviaban a Castellón a entregar los pedidos envueltos en los llamados “mocadors de fardo”.

Se enmarca dentro de las Juventudes Socialistas Unificadas, constituyéndose el día 18 de noviembre de 1937 siendo su presidenta Raquel Culla Chiva; vicepresidenta Anita Aguilella Feliu; secretaria Carmen Reboll Matamoros; vicesecretaria Carmen Soler Andrés; tesorera Teresa Ortells Arrando y vocales: Rosario Aguilella Gallén, Amparo Manuel Esteve y Rosario Amorós Bonet[2].

El “Sindicato Obrero de Profesionales Técnicos de la Villa de Onda”.

Este sindicato recogía todos los profesionales técnicos, lo que actualmente llamamos “profesiones liberales”, de la localidad de  Onda, entre sus afiliados encontramos oficios tan diversos como comadronas, maestras o farmaceúticas. De un total de 122 asociados, tan sólo 24 eran mujeres lo cual equivale a un 19,7% del total. Esto da una idea de que en las profesiones liberales había apenas una mujer por cada cinco hombres en esta localidad.

Como en la villa de Onda había un Hospital, varias mujeres del pueblo colaboraron allí como enfermeras.

Estación del Tren en Onda

A mediados de 1938, en Castellón el frente quedó estabilizado en la Sierra de Espadán. Fue entonces cuando unos 300 guerrilleros republicaron empezaban a cruzar las líneas enemigas y se filtraron en la retaguardia nacional produciendo un violento combate combate con numerosos muertos y heridos por ambas partes.

El avance de las tropas nacionales por el Maestrazgo fue lento y costoso, debido a la llamada línea XYZ, que más adelante explicaré en que consistía, también llamada como Línea Matallana, pues fue diseñada y ejecutada bajo la dirección  del general Manuel Matallana Gómez, nombrado en el año 1938 Jefe del Estado Mayor del Grupo de Ejércitos de la Región Central (G.E.R.C.) se había hecho cargo de las tropas republicanas en el Levante y de la defensa de Valencia frente al avance franquista.

Tras la Ofensiva de Aragón, el territorio de la República en abril de 1938, al conquistar las tropas rebeldes Vinaroz (Castellón) quedó dividido en dos, por lo que los nacionales querían dirigir sus tropas hacia el sur, en dirección hacía Valencia.

En la desembocadura del Ebro, los italianos aliados de los nacionales, querían llegar los primeros al Mediterráneo, pero se quedaron retenidos frente a Tortosa hasta el 18 de abril en que la ciudad cayó en su poder, y las mencionadas tropas italianas quedaron inutilizadas para la lucha durante algún tiempo.

Asimismo, el avance nacionalista hacia  la zona costera que ocupaban, quedó frenado de modo evidente

General Valera

El general Varela, que estaba al mando de los cuerpos de ejército de Castilla, trataba de avanzar hacia las llanuras del Maestrazgo.

En el primer asalto logró abrir una brecha en las líneas republicanas, pero cambiaron las condiciones climatológicas y comenzaron unas fuertes y continuas lluvias. Este hecho hizo cambiar la posición de los republicanos quienes además de haber creado la línea XYZ, contaron con el refuerzo de nuevos armamentos, cazas y armas antiaéreas, que formaban parte de una remesa adquirida en Francia. En estos días la lucha fue dura y lenta en las filas de los fascistas.

En el mes de abril de 1938 se trazó y construyó la línea XYZ, una gran obra de ingeniería militar, era un frente de unos 150 kilómetros de longitud y capaz de resistir bombas de 500 kilos, en la que lucharon unos 220.000 hombres del ejercito republicano y unos 260.00 del bando nacional.

Se levantó en unos 15 a 20 días a lo sumo, hablamos de 14.000 hombres que con picos, martillos y dinamita abrieron surcos en la roca caliza, al tiempo que era atacados por las tropas nacionales. En la provincia de Castellón fueron movilizados para este fin todos los varones de 18 a 45 años que no estaban en filas.

Este sistema tiene dos secciones bien diferenciadas, el campamento como tal y las defensas de vanguardia.

La zona de vanguardia se caracterizaba por una trinchera lateral, la cual poseía tres puestos de tiro dobles.

El campamento se definía por poseer dos refugios subterráneos de hormigón, con las entradas colmatadas, además habían refugios y pequeños almacenes.

Estaba formada por  una serie de fortificaciones que abarcaban desde Santa Cruz de Molla (Cuenca) hasta la localidad del Almenara (Castellón), con un centro de operaciones en la población de Viver.

Era una defensa en profundidad, estaba constituída por una red de trincheras y refugios excavados para aprovechar el terreno áspero de las colinas que rodean Valencia por el norte y el noreste.  En toda la línea destacaba la presencia de fortificaciones, trincheras y, en algunos casos, blocaos que en determinados puntos se encontraban rodeados de alambre de espino, si bien en su mayoría estas fortificaciones se encontraban en posiciones elevadas o con grandes desniveles que las hacían inexpugnables a un asalto de infantería e impracticables para el asalto de blindados y tanques.

Esto hacía que los territorios que se encontraban a los largo de la citada línea XYZ fueran difíciles de conquistar mediante ataques aéreos y asaltos frontales a cargo de la infantería, por lo que se construyó aprovechando las dificultades orográficas de la zona, especialmente en el Maestrazgo.

La actividad militar en la comarca de Gudar-Javalambre y Alto Palancia era tranquila a partir de 1938 y en el marco de la gran ofensiva de Valencia, toda la comarca pasa de ser un frente relativamente calmado a ser campo de batalla de gran intensidad.

En estos momentos la línea de frente se hallaba estabilizada un poco más al Norte de los límites de la comarca Guda-Javalambre en la línea Aliaga-Jorcas.  Uno de los mayores obstáculos a salvar por el ejército franquista era toda la zona del Maestrazgo, Gudar y Javalambre.

Superar este obstáculo suponía tener vía libre hacia el litoral de Sagunto. Por este motivo se pensó en la construcción de la línea defensiva que  consistía en detener el avance de las tropas nacionales o frenarlo. Esta línea de protección es considerada como la mayor línea fortificada de toda la historía de España.

Esta magnífica línea defensiva de  las tropas republicanas estaban protegidas por dos cuerpos del ejército a las órdenes de los coroneles que habían ganado el máximo prestigio en la batalla de Madrid en noviembre de 1936, el Coronel Güemes  al mando del Cuerpo del Ejército A, y el coronel Carlos Romero Gimenez a cargo del Cuerpo del Ejército B.

La línea XYZ  da a las tropas republicanas confianza en sus flancos y en estas circunstancias,  solo  ataques masivos de la aviación pueden inquietarles. La experiencia de los bombardeos aéreos y de la artillería ha enseñado a las tropas republicanas la necesidad de dotarse de trincheras sólidas, y las sigilosas infiltraciones de los moros, que aparecen de pronto ante ellas reptando por el terreno, les han hecho localizar las mejores posiciones para la defensa.

Establecen perímetros de tiro para el fuego cruzado y posicionan sus ametralladoras de tal modo que cubren perfectamente los puntos por donde es más probable que se produzca el ataque enemigo. La gran ventaja de construir posiciones compactas como las de la línea XYZ reside en la rapidez con que se puede detectar al enemigo y en que, gracias a sus líneas de comunicación internas, se puede llegar a prever la concentración de fuerzas enemigas o sus movimientos de aproximación.

Estas defensas fijas con las líneas de  fuego soterradas para evitar la acción de los obuses, tienen también otra utilidad, ayudan a detener el pánico que cunde a veces tras un corte de comunicaciones.

Se establecieron una serie de líneas de contención y fortificaciones entre Castellón y Valencia con el objetivo de esperar hasta la llegada de los ejércitos franquistas en caso de que las tropas republicanas no pudieran detenerlos más al norte.

Los republicanos habían acabado reuniendo seis cuerpos de ejército: el XIII Cuerpo de Ejercito, XVI Cuerpo de Ejército al mando de Palacios, el XVII Cuerpo de Ejército de García Vallejo, el XIX Cuerpo de Ejército al mando de Vidal, el XX Cuerpo de Ejército de Durán y el XXII Cuerpo de Ejército de Ibarrola, además de los mencionados Cuerpo de Ejército A y B.

Contra la línea XYZ se estrellaron cinco cuerpos del ejército de Franco, entre ellos el Corpo Trupe Volontarie de Mussolini, además de 600 aviones de la Aviazione Legionaria de la Legiónn Cóndor con la que El Duce y Hitler ofrecían “una superioridad aérea del orden de 10 aparatos sublevados por cada uno republicano”

Unas seis divisiones de cada  bando combatieron en estas comarcas en varios escenários como Mora de Rubielos, donde se forma una resistencia republicana, Sarrión, Alcalá de la Selva, etc. Si bien es cierto que las fortificaciones asociadas a la línea XYZ en ciertas zonas fueron sobrepasadas, esta línea fue un completo éxito, ya que permitió que Valencia resistiese las embestidas de las tropas nacionales conviertiéndola en la segunda victoria militar del Ejercito Popular de la República tras la de Madrid.

Aunque los combates fueron muy graves para ambos lados, la infantería de los franquistas no tenía capacidad de acceder fácilmente por terrenos abruptos y tampoco tenía campo de visión, por lo que la caballería fue muy importante para los nacionales porque podían descubrir a los milicianos escondidos entre la vegetación.

Pero aunque numéricamente estuvieron a la par, hay que destacar varios factores a favor de los republicanos.

Estaban parados y descansados, frente a sus oponentes que tenían que acceder por terrenos con muchos desniveles.

Estaban, por tanto, en una posición más alta y disparaban hacia abajo.

Contaban con numerosos subfusiles Schmeisser, cada brigada disponía de 36 más un fusil ametralladora.

Es decir, que las unidades perseguidoras fueron de cara, cuesta arriba, y además tuvieron problemas con el mando táctico de las operaciones, por todo ello hubo numerosas pérdidas entre los dos bandos.

Como en la Sierra de Espadán estuvo  mucho tiempo establecido el frente, dio lugar a que surgieran al márgen, todo tipo de acciones no habituales de una guerra. Por ejemplo el sabotaje y secuestro de oficiales, espionaje, gracias a la red de agentes de enlace dispersos por diversas poblaciones de la zona, entre ellas Onda, los espías cruzaban las líneas para entrar en el territorio nacional obteniendo plano, noticias y documentos que llegaban a la retaguardia republicana.

La implantación en la zona de este Servicio fue el 20 de junio de 1938 por órden del Jefe del Estado Mayor Manuel Matallana:

“Se da orden al SIEP para que instale con la mayor urgencia posible un servicio de su especialidad en la zona comprendida entre dicha posición (la línea XYZ) y la línea que actualmente mantiene el Ejército de Levante. Dicho servicio establecerá el debido enlace con los mandos de las grandes unidades de la posición X-Y-Z para la explotación oportuna de los informes que puedan proporcionarles.” [3]

El SIEP era el Servicio de Información Especial Periférico en la Sierra de Espadán, dependían directamente del Ministerio de Defensa republicano, que tenían en la zona de Levante tres bases: en Cuartell, Estivella y Torres-Torres, dirigido por el teniente Piquet. Cada base constaba de unos 20 hombres  y se dividían en dos modalidades: el espionaje de profundidad y el inmediato a las líneas enemigas.

Agentes del SIEP

Los agentes encargados de profundizar en la zona nacional, iban provistos de pasaportes falsificados en regla y carnet de militares. Los dedicados a la línea inmediata portaban pases o salvoconductos hechos por oficiales.

Hay que diferenciar las operaciones de infiltración de los golpes de mano nocturnos, que tanto caracterizaron la actuación de las unidades republicanas. Estos golpes de mano eran calificados por el mando republicano como:

acciones locales con objeto limitado”

Siendo el objetivo principal de los mismos

          …la captura de prisioneros, y mantener al enemigo en constante vigilancia”[4].

 Estas misiones las realizaban algunos miembros de las unidades de línea. En cambio, para las misiones de infiltración, existían unidades especiales, que acudían a la zona de acción con vehículos, cruzaban las líneas enemigas y tras cumplir su misión regresaban a sus bases de partida. Estas unidades se conocían en el Bando Republicano como guerrilleros y en el nacional, dinamiteros o grupos de especialidades.

Quedaron encuadradas en el ficticio XV Cuerpo del Ejército. Su inspector Jefe dependía directamente del Jefe de la Sección de Información del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

El XIV Cuerpo, figurado, constaría de Agrupaciones de cuatro Unidades, llamadas Brigadas. Cada Unidad tendría tres Secciones, que simularían ser batallones y cada Sección, tres grupos que semejarían ser compañías.

Un grupo de guerrilleros pertenecientes a la 154 Brigada, mandado por el teniente Gómez se encontraba desplegado en el sector de Villarreal y en junio intentaron pasar a las líneas enemigas por la zona que ocupaba la 32 Brigada, desplegada entre Onda y Bechí. Su objetivo era apresar algunos oficiales para poder interrogarles y obtener información. Hicieron varios intentos de cruce sin conseguirlo. Finalmente estando muy próximos a las líneas, se entabló un fuerte combate en el que tuvieron que intervenir, tras el cual y por quedarles poca munición, optaron por regresar a su base.[5]

Estos agentes eran formados en la escuela de Bétera, donde su profesor el Teniente Joaquín, les enseñaba fotografía, topografía y la manera de intervenir líneas telefónicas. Además aprendían a valerse por sí mismos, a realizar reuniones y establecer enlaces en determinadas masías.

…donde más intensifican su labor es en el frente de Castellón, extendiéndose hacia el de Teruel.”

Una información que avala que en Onda existían enlaces es de un espía llamado Francisco Martí Martínez, natural de Tales, alto, rubio, de unos 18 años y residente en la calle Tremedal, 13 de Tales.   “Este individuo fue visto en Onda el día 20 de enero, hablando con el propietario del Bar Gasolina de Tales, también detenido ya, donde concurren todos los mecánicos del Cuartel General y Compañía de Automóviles de  la División 108. Desapareció poco después y no se han tenido noticias hasta el 18 del corriente, en el que sirvió de guía a la patrulla capturada de guerrilleros.”[6]

En la localidad de Tales estaba ubicado el Cuartel General de la 108 División desde mediados de 1938 a principios de 1939, fue lugar de interés estratégico para el mando republicano, que no solo se dedicó a infiltrar agentes e informadores, sino que con cierta frecuencia procedía a batirlo con su artillería.

El final de la guerra no supuso el fin de los grupos guerrilleros. Al contrario, durante unos cuantos años, estos grupos se van a convertir en objeto de continua preocupación para las autoridades del nuevo Régimen. Pero ahora, serán conocidos con otro nombre: maquis.

En el mes de abril las tropas nacionales de los cuerpos de ejército de “Castilla” mandadas por Varela, y “Galicia” al mando de Aranda, así como la Agrupación de Enlace, que manda García Valiño, inician la ofensiva contra Valencia. Ocupando primero Aliaga, para adentrarse en las sierras de Pobo y la Garrocha. Esta primera intentona de los nacionales solo duraría cuatro días debido al mal tiempo.

 El día 4 de mayo se reanuda la ofensiva. El Cuerpo del Ejército de Castilla ataca en dos ejes: de norte a sur hacia Alcalá de la Selva, y de oeste al mar desde Teruel a Corbalán, mientras el Cuerpo de Ejército de Galicia avanza hacia el sur, en dirección Benicásim-Castellón, por la carretera de la costa. La Agrupación de Enlace sale desde Morella en dirección a Mosqueruela. La intención es enlazar Teruel con Viver, Segorbe y Sagunto.

Los nacionales no tienen cerca aeródromos adecuados y no pueden contar con el apoyo de la Legión Condor para bombardear, pero de todas las maneras los cazas con que cuenta la Legión hacen bien su papel hasta que llegan refuerzos de una escuadrilla de Messerschmitt 109c, con sus cañones de 20 mm, derribando solo durante el mes de junio, diez aparatos republicanos. Además reciben la ayuda Mussolini que la envía unos 6.000 voluntarios nuevos.

En el término de Fanzara en el lugar llamado La Mola había un aeropuerto y otro en el municipio de Vistabella en el cual, hoy en día, todavía quedan restos con símbolos de la Falange.

Pero el avance de las tropas franquista es muy penoso porque el frente es muy amplio. Los nacionales lanzan asalto tras asalto, pero ni aún con sus 1.000 cañones de campaña y los bombardeos en masa de las tres fuerzas aéreas consiguen romper el frente.

A principios de 1938 Franco poseía una gran ventaja en hombres y en equipo. El gobierno republicano se vio obligado a llamar a filas a los reemplazos de 1923 a 1929, 1940 y 1941. Por consiguiente, su Ejército tenía que preparar a hombres más viejos y a hombres más jóvenes, muchos soldados republicanos serían adolescentes de 17 años (la llamada “Quinta del Biberón” ).

En cambios, los nacionales solo habían echado mano de otros tres reemplazos, los de 1927 y 1928,1940 y los nueve primeros meses de 1941, por lo que entre voluntarios, desertores y prisioneros republicanos su Ejército consistía en 879.000 hombres.

Así pues, fue con una acentuada superioridad numérica y material que los nacionales se prepararon para consolidar su victoria con una ofensiva masiva, a través de Aragón y Castellón hasta el mar.

El 15 de abril, los nacionales llegaron al mar, en el pueblo de Vinaroz.

 Dividida en dos, desmoralizada por los bombardeos, la República se encontraba en una situación crítica, además carecía  de alimentos. La Unión Soviética había empezado a espaciar sus entregas de armas.

Los generales nacionales José Varela, Antonio Aranda y Rafael García Valiño se encontraron con que el avance por el Maestrazgo hacia la costa resultaba lento y agotados, habían subestimado la capacidad de los republicanos para contener a las tropas franquistas.

Mandados por el general Leopoldo Menéndez López y por el coronel Durán, los republicanos se defendieron tenazmente, los cuales conseguirían ocasionar a los nacionales grandes bajas, sufriendo en cambio ellos relativamente pocas.

A mediados de 1937 el avance de los nacionales continúa, su objetivo es llegar a la costa para luego ir por la misma hasta llegar a Valencia que era su meta, pero el recorrido era costoso.

      El 13 de junio de 1937 el  propósito de los nacionales era entrar en Castellón. La ciudad fue bombardeada tanto por el mar como por el aire. Desde el mar el buque “El Canarias” lanzaba sus proyectiles desde la zona próxima al faro y los mismos caían sobre Castellón ciudad.

La entrada  del ejército nacional mandado por el general Aranda, era inminente. Por lo cual gran parte del ejecito republicano se replegó hacía Villarreal, no fue una huída, sino que se marcharon para desde allí organizarse y decidir la defensa de Castellón, por lo que a las 8 de la tarde los nacionales hacían su entrada a la villa por el Norte de la misma por el “Camí Lledo”, llegando hasta el centro de la ciudad y colgando su bandera en “El Fradí”.Sin embargo, solo se trataba de unos 100 hombres, entre marroquís y españoles, por lo que a las 12 de la noche los republicanos reorganizados volvieron a entrar en la ciudad, iniciándose así una dura batalla.

La localidad se divide en dos: al Sur el ejército republicano y al Norte el ejército nacional, las fuerzas estaban muy igualadas y finalmente las tropas  de Franco se hizo con el control de población.

Debido a la toma de la capital de La Plana, Onda se queda situada en primera línea del frente, por lo que se produjeron grandes refriegas entre los dos bandos. La villa se hizo fuerte porque estaba dentro de la línea XYZ, y durante diez días la población fue atrozmente bombardeada.

El Teniente General García-Valiño dijo:”El enemigo, en fuerza, presentó gran resistencia en todas partes, empleando sus carros que, partiendo de Onda, actuaron en todas direcciones. Su aviación y artillería se emplearon muy activamente.

General Valera

El destacamento de Enlace del general Rafael García-Valiño, había penetrado desde Vistabella y tras avanzar hacia Onda comienza a penetrar por las estribaciones de la Sierra de Espadán. Los días comenzaban a transcurrir sin apenas ganar terreno.

Las tropas republicanas resisten con fiereza y no  permite a las tropas franquistas conseguir sus objetivos, que son  romper las defensas enemigas, y avanzar hasta Segorbe-Sagunto y tomar Valencia. No obstante, habían conquistado la práctica totalidad de la provincia de Castellón, pero sin ningún interés estratégico, salvo el control del Grao de Castellón. Por su parte, el Cuerpo del Ejército de Galicia, dirigidos por el general Aranda, que avanza paralelo al mar, solo había podido ocupar Villarreal, Burriana y Nules.

       Los mandos nacionales están totalmente desconcertados ante la resistencia de un ejército popular que se bate más eficazmente que nunca, justamente después de una tremenda campaña que ellos consideran había sido decisiva.

            Los defensores republicanos han aprendido a sacar el máximo partido del terreno, que defienden “palmo a palmo” y si el enemigo lograba conquistar algo lo hacía a costa de numerosísimas bajas.

   Las fuerzas sublevadas lanzaron diversos ataques frontales con gran despliegue de tropas, pero este esfuerzo fue inútil, más aún por cuanto las tropas atrincheradas de la República tenían ventaja táctica sobre los nacionales, imposibilitados de lanzar ataques sorpresa y donde la toma de una trinchera podía ser tan sangrienta como inútil en tanto ello no aseguraba la desviación del sistema defensivo.

soldados infantería

Cada asalto de la infantería naciolista, era rechazado por una lluvia de metralla. Las tropas del bando nacional contaban con superioridad numérica en artillería, pero pese a batir constantemente el terreno enemigo, sus ataques no desorganizan el orden de defensa de los republicanos, que mantienen sus posiciones. Fueron lanzados durísimos ataques contra las defensas republicanas, pero todos ellos fueron rechazados.

 Para la villa de Onda se incrementó la pesadilla de la guerra cuando pasó a estar en primera línea del frente. El ejército republicano se había hecho fuerte en esta población y alrededores por su lugar estratégico, entre La Plana y la Serra d’Espada.

Se realizaron zonas defensivas, el “Castillo[1]”, “Sant  Fransesc”[2] y la “Atalaia[3]”. Trincheras por la “Mortera”[4], el “Monti ”y zonas colindantes. La población civil construyó refugios antiaéreos, enclavados en distintos sitios de la población, los cuales nunca se terminaron totalmente. Había uno en la calle Cervantes, otro en el Plá para comunicarlo con el del Rabal, en la Sinagoga para unirlo con uno iniciado en la Plaza Sant Cristofol.

Durante unas excavaciones realizadas durante los meses de febrero y marzo de 2006 fue encontrada la entrada a un refugio en el Plá, junto al edificio del Ayuntamiento de Onda.

Acequias en el término de Onda - Foto propia

Muchos vecinos tuvieron que irse a otros pueblos, convirtiéndose en refugiados cuando hasta ese momento era en Onda, donde se cobijaban gentes de distintos lugares. Otros huyeron hacia las casas de campo “casetas” cercanas a la población, solían venir al pueblo a provisionarse de alimentos y otros enseres, en ocasiones, se encontraban con las escaramuzas aéreas y se escondían en las acequias tapándose con matorrales hasta que cesaban las mismas, igualmente en las galerías de los pozos de la “senias”, coincidiendo incluso con los soldados republicanos, los que alentaban a las gentes para que se marcharan hacia otros lugares por la eminente entrada de las tropas enemigas.

Según me narra la gente que estaba en estas “casetas”, a principio de junio, ya llegaron soldados de intendencia con ganados y víveres, los cuales mataron un cordero y lo repartieron entre varias familias. Al mismo tiempo que les avisaban que debía de partir hacia Valencia o refugiarse en Onda. Otros soldados tenían la misión de realizar las trincheras y zonas defensivas del lugar.

La Italia fascista de Benito Mussolini aliado de Franco, envió a España a voluntarios llamados Corpo di Tuppe Voluntarie (CTV) compuesto por 140.000 hombres, integrado por soldados del ejército regular italiano y “camisas negras” (milicianos del Partido Farcista de Mussolini) y 759 aviones llamados popularmente “pavas” Se llamaban L’Aviaziones Legionaria delle Baleraii.

Estas escuadrillas aéreas, fueron las que bombardearon Onda, tanto a los militares republicanos como a la población civil.

Bombardeo sobre núcleo urbano de Onda el día 14 de junio a las 13.00 h.

El día 14 de junio de 1938 a las 13.00 horas, empezaron los bombardeos sobre la villa de Onda dirigidos por el capitán Martire.

En dicho día empezaron los bombardeos a las 13.00 horas durante seis veces. El día 16 repitieron  cinco veces a las 17.30 horas.  El  18 a las 9.45 horas fue asaltada cinco veces. El  19 con una frecuencia de dos bombardeos. El 22 comenzaron a las 13 horas. El 23 a las 8.45 atacaron cuatro veces y a  las 17.15 horas otras dos más. El 24 a las 8.45 horas se reiteraron   5 asaltos y el día 25 a las 9.15 horas.

Puente sobre el río Millars carretera Onda con l'Alcora - Foto propia

La defensa de la villa de Onda fue muy intensa. Las tropas gubernamentales intentaron cortar las carreteras que unían la misma con las poblaciones vecinas, para evitar la entrada del ejército rebelde en la villa. Un ejemplo es que los republicanos destruyeron el puente sobre el río Millars que estaba en la carretera que unía Onda con l’Alcora para evitar el avance de las tropas enemigas, los cuales se vieron obligados a construir una pista de madera de 500 metros al norte del río.

A las 17.30 horas la aviación realiza otro bombardeo, las bombas lanzadas tenían un peso de 250 kg. Cayendo en la carretera de Onda a Ribesalbes y en la carretera de L’Alcora. En el Boletín de la Corpo di Tuppe Volontaire vemos a continuación lo que decia: “Aviaziones Legionaria ha bombardato il traffico sulle rotabilli Onda-Ribesalves ed Alcora-Onda”[5].

Bombardeo sobre carretera Onda Ribesalbes el día 16 junio a las 17.30 horas

 Los nacionales llegaron hasta la Rambla de la Viuda al mismo tiempo por la carretera de l’Alcora avanzaban cuatro o cinco kilómetros. En esta franja se encuentran las partidas locales de Miralcamp, El Pla de la Marquesa y Ratils, que fueron las zonas de campo donde más convivió la población civil con los ataques aéreos, ya que estaban esparcidas las tropas republicanas, camiones, tanques, cañones, etc. sobre todo el “Cami de Ratils” que va desde el “Pla de la Marquesa”, zona noreste del pueblo, hasta “La Casilla” carretera de Onda-Villareal, antigua casa de peones camineros.

 

Monte de l'Atalaia en el término de Onda - Foto propia

 En esta zona anterior, Rio Mijares-Alcora- Rambla de la Viuda, está el montículo llamado de L’Atalaia , como ya hemos comentado, el ejército republicano se hacía fuerte al tiempo que repelía los ataques de las tropas nacionales, bombardeándolos con su aviación según reza en un parte del ejército italiano que dice así:”Aviazione adversaria Molto acttiva ha bombardato oggi per ter volte le retrovie nazionali senza pero ottenere resultati”[6] (La aviación adversaria muy activa ha bombardeado hoy por tres veces la retaguardia nacional sin obtener resultados). Estos fuertes ataques entre los dos bandos estaban provocando muchas bajas en ambos lados, al tiempo que se iba castigando a la población de Onda y a la gente que estaba por el campo en esas partidas nombradas anteriormente. Según el testimonio que aportan algunos ondenses, dicho montículo cambio cinco veces de ejército, en un plazo de tres días.

Un parte de guerra republicano de estos días decía así: “(…) La presión rebelde es tenazmente contenida en los alrededores de Atalaya, al norte de Onda. En el sector de Alcora en un golpe de mano, nuestros soldados se internaron hasta los parapetos enemigos situados al oeste del salto del Caballo, recogiendo prisioneros y material de guerra y regresando a su base sin novedad.”

Partida Riu Sec en Onda - Foto propia

El día 20 de junio a la madrugada el ejército de la República proyecta una nueva ofensiva sin obtener buenos resultados, pues los nacionales logran avanzar por la orilla izquierda del Riu Sec hasta situarse cerca de la estación del ferrocarril Onda –Villarreal en la zona conocida como el Apeadero de Betxi. Iban creando una tenaza alrededor de Onda, vinieron por el norte y ya estaban por el sureste.

Del día 21 al 24, fueron los definitivos para la caída de Onda. Las fuerzas republicanas se hacen fuertes, principalmente en la zona del Castillo, por lo que la Aviazone Legionaria intensificó sus ataques en el pueblo y otras zonas del término de como Sonella, La Rambla, El Prat o el Camino de Bechí, La Mortera, zonas como dijimos al principio fuertemente atrincheradas.

Bombardeo sobre término de Onda el día 18 de junio a las 9.45 horas

Onda está prácticamente rodeada, desde el norte por la “Atalaia”, este, el Prat, apeadero de Bechi y oeste rio Sonella o riu Sec.

Muchos ondenses que estaban por el campo habían vuelto al pueblo, ya que aunque las tropas republicanas les habían advertido de lo tremenda que podía ser la lucha por Onda, solo se movilizaron al ver la cantidad de tropas y los bombardeos.

Otros se habían quedado en el pueblo pues no querían abandonar sus casas por miedo a los saqueos, utilizando los refugios inacabados, este hecho hizo que hubiesen muchos heridos entre la población civil.

Algunos ondenses se refugiaron en cuevas, como la de “Valerian”, cerca de la calle Concepción, donde se encontraban un centenar de personas, pero la más importante es la llamada del “Algepsar”[7] que se encuentra situada en la parte trasera del Castillo de Onda, por la calle Del Portal de Valencia.

En dicha cueva se guarecieron entre 3.500 y 4.000 personas. Familias enteras estuvieron allí escondidas durante muchos días, comiendo y compartiendo lo poco que poseían. Otros acudían cuando oían que se acercaban las “pavas” (los aviones italianos) para resguardarse de los mismos. Dentro había agua no potable, que utilizaban para el aseo, por la noche iban a la fuente a traer para beber y cocinar.

Parte trasera del Castillo deOnda

Este refugio improvisado se convirtió en una prolongación del pueblo. En esta cueva vinieron a la vida varios ondenses, también hubo bastantes defunciones, los cadáveres eran envueltos y apartados fuera de la cueva, encima de un viejo carro, hasta que cesaban los bombardeos o ametrallamientos, entonces por la noche se enterraban en las huertas cercanas, bajando por el denominado “esquellador”, una persona me cuenta que allí murieron sus dos abuelas y como vió salir a una persona (no vamos a nombrarla) con su madre a cuestas para enterrarla. Como se refleja en las personas que me relatan los hechos, fueron días horribles e imborrables.

En la misma, entre otros muchos, estaba don Rafael Martinez, que anteriormente estuvo en la otra cueva la de “Valerian”, era el practicante del pueblo que hacía las veces de médico, comadrón, o cualquier servicio sanitario, al que se recuerda con cariño y agradece su profesionalidad, el pueblo de Onda.

Entrada cueva del Algepsar

Dentro de la cueva se encontraba el polvorín de las tropas republicanas, la gente se encontraba rodeada de bombas, armas, balas y otros útiles militares. Sobre el día 22 de junio, llegaron cuatro o cinco camiones y cargaron todo este material. También entraron soldados a primera  hora de la mañana, a llevarse a todos los hombres y jóvenes, que fueran útiles para el frente, Según me relata un testigo, ellos escondieron a su hermano mayor bajo un colchón y la cabeza dentro de una gran cacerola, la madre y sus tres hermanos estaban encima acostados.

El 22 de junio las escuadrillas de aviones gubernamentales “Moscas” se habían trasladado a Líria y los aviones rusos los “Messer” a Villar, pues los aeródromos estaban lejos de Onda.

El día 23, nos cuenta un testigo, que entró su abuelo por la madrugada, diciendo que ya había oído hablar a soldados nacionales por la fábrica de “la campaneta” muy cerca de la cueva del Algepsar, eran las primeras avanzadillas nocturnas.

Bombardeo sobre Onda el día 24 de junio a las 8.45 horas

El 24 de junio los moscas combatieron con los messer  en Onda, los alemanes derribaron un mosca, aceptado por el parte Oficial de Barcelona, que lo contrapone al abatimiento de dos messer por el caza y un tercer avión por la antiaérea, victorias no confirmadas. Gente mayor de Onda, aún recuerda esta batalla aérea, sobre la partida local “Ratils”, muchos fueron días después a ver los restos de los aviones a la finca de “Pallares”.

Este mismo día se producen dos grandes bombardeos sobre el Castillo:”Aviazione Legionaria ha bombardato in due represe il castalo di Onda colpendolo,le posizioni al sud dello stesso paese e batterie avversarie postate nella zona di Tales (4 Kms. Di Onda)”

Me cuenta la gente que vivió estos bombardeos, que cayeron proyectiles en toda la población, en el Hospital local , situado en la Safona, calle San Joan, a la entrada de la calle San Pere (carrer Castelló), “Els Porches”, en  entrada de la actual Pl. España, allí se les quedó grabada la imagen de un mulo junto a un niño y una mujer todos muertos, había varias caballerías en ese estado por toda el pueblo, durante varios días.

Bombardeo sobre Onda el día 24 de junio a las 17.15 h.

Las tropas Franquistas, que habían tomado ya “la Atalaia”, se apoderan de la otra zona defensiva, Sant Frances, desde allí, bombardean y ametrallan toda la población, se instalan baterías en “el Desmonte[8]”, del batallón 155 del ejército nacional, disparando noche y día. Desde la montaña del “Carme” (actual Nueva Onda) los republicanos cañonean Sant Francesc. Onda queda rodeada exceptuando la salida hacia la Sierra dirección a Tales y Sueras.

Las tropas nacionales intentaron en varias ocasiones la toma de Onda, por la zona este (mirando al mar), al final entraron por la norte, por dentro del pueblo, eran legionarios y tropas africanas (moros). Por la calle San Pere y San Joan, entre las entrecruzadas callejuelas moriscas, que ascienden al Castillo, la lucha fue casa por casa, produciéndose cuerpo a cuerpo dentro del Castillo, algunos republicanos saltaban las murallas, escapando por la Morería hacia la zona de Sonella.

Perdieron la vida 225 republicanos, los cuales fueron amontonados en el centro de la fortaleza y expuestos a la población civil.

Quiero hacer hincapié en esta cifra, en el Castillo hubieron 225 muertos republicanos, lo horrible de esta cifra ya que habría que sumar también los muertos de las tropas nacionales, más todos los que estaban dispersos por el término municipal después de tantos días de lucha, toma Atalaia, San Francesc, bombardeos de Ratils, etc. es que la gente cuenta que vieron durante meses cuerpos sin enterrar por los campos.

Bombardeo sobre núcleo urbano de Onda el día 14 de junio a las 13.00 horas.

Durante estos días murieron en Onda dieciséis civiles durante los bombardeos.

Si a esto unimos todos los heridos de ambos bandos, nos daría una cifra horrorosa, demostrando la crueldad de la guerra, que para  tomar sólo una población que tendría menos de diez mil habitantes produjo esta masacre.

La mayoría de la población dentro de la cueva del “Algepsar”, estaba muy asustada, entre ellos se corrió la voz de que cuando entraran soldados, fueran con cuidado y si proferían vítores, a un bando u otro, permanecieran callados pues podía ser una trampa.

Así el día 24 de junio, sobre las once de la mañana, entraron primeramente dos legionarios acompañados de dos moros, estos no se creían que podía haber allí tanta gente. Por la tarde se oficio una misa de campaña.

A los dos días los militares dijeron que los que quisieran ya se podían ir a sus casas, otros como el pueblo estaba prácticamente en ruinas, tuvieron que permanecer en la misma hasta que sus casas estuvieron con unas mínimas condiciones. El Frente se encontraba ya dentro de la Sierra d’Espada.

García Valiño relata así los hechos: “(…) días se empleó la División 1ª, en la conquista de Onda, donde encontró una obstinada resistencia, polarizada finalmente en su castillo, que tuvo que ser abatido metódicamente por la artillería de la 155 y solo después de dos formidables bombardeos en masa de la Aviación Legionaria, pudo ser asaltado, escalando sus muros destruidos con bayonetas i granadas de mano la magnífica y heroica Quinta Bandera de la Legión. Aquella defensa inverosímil terminaba en lucha cuerpo a cuerpo dentro de la vieja fortaleza, donde quedaron al final 225 cadáveres enemigos.”[9]

Los combates continuaron y los bombardeos siguieron durante el día 25 de junio en los alrededores del pueblo, según un parte de guerra nacional.  Fueron ocupados los barrios de las fábricas y el ejército se iba marchando por las carreteras de Tales y Fanzara: (…) Otras fuerzas han pasado también el río Sonella, ocupando posiciones importantes que han quedado consolidadas. También se ha ensanchado nuestra zona al oeste de Onda, rebasando el barrio de fábricas y cortando la carretera que conduce al pueblo de Tales. Por último se han ocupado algunas posiciones sobre la carretera de Fanzara y la Ermita del Salvador

Entrada Onda - Font de la Força

Pero sobre cuatro o cinco días más tarde, las tropas republicanas contraatacaron llegando a la entrada de Onda (Font de la Força), la población volvió otra vez a la cueva. Pero otro avance nacional hizo que se retiraran, abandonando armamento por “El Carme”·y Tales, adentrándose los Republicanos a la Serra d’Espada

Sobre quince días más tarde, principios de julio, por el barrio de la Morería subieron procedentes de Artana, cientos de prisioneros que era el resultado de esta batalla del Espada, custodiados por los soldados franquistas, iban en un estado deplorable, descalzos, heridos, harapientos. Fueron conducidos al campo de futbol de “La Cosa” allí habían tres mantas en el suelo e iban depositando pequeños objetos. La gente iba a ver a los presos que días más tarde fueron trasladados, esto hechos me lo comentan mis testigos colaboradores.

Las tropas nacionales se instalaron en Onda, haciéndola base de su retaguardia, en la batalla de la Serra d’Espada.

En el Rabal de San Josep, en una casa muy grande (casa de la familia Oscariz) estaba el cuartel de las tropas moras, en frente donde se encuentra el actual bar “el pardalet”, había un hospital de campaña, donde siempre había un gran trasiego de camiones que bajaban de las montañas a los heridos, que posteriormente eran remitidos hacia otros pueblos de la Plana, había otro donde se encuentra el actual Colegio Baltasar Rull.

En el cruce de la calle del Carmen con la calle Falcons, había un hostal “del Capaor” que abarcaba toda la manzana, en el mismo se instaló el Cuartel General del ejército vencedor, también estaban en el antiguo convento de monjas de la C/San Miquel.

En “els Porches”, Rei En Jaume, se encontraban las cocinas de la tropa, los soldados se repartían a dormir entre las casas y con familias de Onda. Recuerdan mis testigos de los hechos que lo primero que hicieron las tropas nacionales, fue requisar los hornos de las panaderías, y que trabajaban las veinticuatro horas para enviar el pan a primera línea de fuego. De esta manera estuvo el ejército durante más de un mes dentro de la población.

Doy las gracias a las personas que con su testimonio, me han narrado aquellos horribles días que vivieron y que nunca han podido borrar de su memoria. Las Sras. A. Aguilella, C. Castañ y a los Sres. V. Aguilella y S. Vives.

BIBLIOGRAFIA

Del soroll al silenciii – La guerra civil a Onda

Autor: Ximo Huguet Lecha

 

●   Espías y Guerrilleros en la Sierra de Espadán

Autor: Clemente González García

Pata Negra – Edición de Autor – CS 2011

 

●   La guerra civil española

Autor: Paul Preston

Publicado por Harper Collins – Londres 1996

 

●   La guerra civil española

Autor: Hugh Thomas

Ediciones Grijalbo, S.A. – 1976

 

●   La mujer de la República en las comarcas de Castellón (1931-1939)

Autores: Eva Alcón Sorniichero – Alejandro A. Núñez Silvestre

Edita: Ayuntamiento de Onda

 

●   Historia de la fortificación española del siglo XX

Autor: Luis Sequera Martíñez

 

●   Historia del Ejército Popular de la República

Autor: Ramón Salas Larrazabal

 

●   Historia de los bombardeos

Autor: J.M. Fortanet

 

WEBGRAFIA

 

www.adar.es/colaboracionesguerra.http

www. aulamiltar.com/pagiht78.htm

www.historiasiglo20org.com

www.grupolineaxyzmail.com

http://WWW.josealimia-reguete.com/begonya.html

http://ES.youtube.com/user/grupolínea xyz

www.elgrancapitán.org.com

www.lacomunidad.elpaís.com

www.memoriacastello.cat

www.pspvonda.blogspot.com

http://wikipédia.org/wiki/Ofensiva­_del­_Levante

es.wikipedia.org/wiki/70ª_Division_del_Ejercito_Popular

 

OTRAS FUENTES

Archivo Municipal de Onda

Biblioteca Municipal de Onda

Fotografias de Onda antigua cedidas por la revista semanal “Arrels” de Onda

Fotografias sacadas del libro Del soroll al silenci.

Fotografías sacadas del libro Espías y Guerrilleros en la Sierra de Espadán.

 

—————————————————————————————————————–

[1] Situado en el centro de la población de 284 m. de altitud, recinto amurallado desde la época musulmana, ha sido lugar de varias guerras, Reconquista, Germanías, Carlista, etc.

[2] De unos 226 m. de altitud, situado al sur de Onda, dirección Bechi a unos 700 m. de la población. Antiguo Convento de Sta. Catalina de la orden de los Franciscanos. Se divisa toda Plana hasta Almenara.

[3]  Montículo situado al norte, entre Onda y Alcora de 345 m de altitud, con visibilidad hacia la Plana, l’Alcalaten y Onda.

[4]  Laderas de los montes que rodean Onda en dirección a la Serra d’Espada.

[5] Notiziario del Corpo Truppe Volontarie, Arxiu Nacional de Catalunya (ANC)

[6] Notiziario del Corpo Truppe Volontarie, ANC

[7] Antigua mina de yeso rojo. De grandes dimensiones, incluso tiene agua en su interior.

[8] Montículo a la entrada de Onda, por la carretera de Villarreal.

[9] Garcia-Valiño Marcen Guerra de Liberación Española (1936-1939), p. 137.

1 Actas Sociedad Obrera “La Fortaleza” 20 octubre de 1936 AGGC-Salamanca

[1] Libro Registro de afiliadas a la Sociedad Femenina de Confeccionadoras de Naranjas “El Despertar Femenino” de Onda. AGGC Salamanca P.S. CS 119

[2] 1937noviembre 18 Onda. Acta de Constitución del Sindicato del Vestido, Tocado y Similares UGT de Onda. AHP de Castellón 11235/14

[3] Instruccón reservada particular nº 18 del Grupo de Ejércitos de la Región Central.

Historia del Ejército Popular de la Republica, Salas Larrazábal, R., Tomo IV, pag. 3280.

[4] Archivo General miliar de Ávila (AGMAV) C.597,Cp.3,D.3,057

[5] AGMAV.C817.1.3.fol.2

[6] AGMAV, C.1750,Cp.2,D.5,fol.ll.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

8 pensamientos en “LOS DIEZ DÍAS DE ASEDIO DURANTE LA GUERRA CIVIL EN LA POBLACION DE ONDA

  1. Interesante la introducción, si necesitas algún testigo presencial, te puede ayudar, mi padre paso esos días en la “cova del algepsar”, que esta debajo del castillo.
    Aguilella

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Molt Viçent m´agarda

    Salutacions

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Hola Pili:
    Como ves he colgado dos veces el texto, por favor quítadme el primero, el que no tiene insertadas las fotos.
    Todavía no he empezado a describir el asedio en Onda, pero he querido hacer una introducción de la situación en la zona.
    Gracias por todo,
    Reme

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Brillante introducción y muy documentada. Parecias una comentarista especializada en temas del ejército. Muy trabajadoras las féminas de Onda en la guerra. Me ha gustado mucho. Ánimo con el final. Hasta pronto compañera.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Hola Mariano:
      Gracias por darme ánimo, lo necesito!!!!
      Nos vemos el miércoles,
      Saludos, Reme

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  5. Hola Pili:
    Como ves ya he terminado el trabajo. Como me indicaste he escrito una introducción. La segunda parte del mismo está situada en Onda y con testigos presenciales.
    Si tienes un rato le das un vistazo y me dices que te parece ya terminado.
    Por favor, arreglarme el orden de las referencias porque del 8 me pasa otra vez al 1 y no sé como arreglarlo.
    Muchas gracias.
    Saludos,
    Reme

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  6. Mi nombre es Ricardo Vives Martí, soy sobrino nieto de Francisco Martí Martínez. Estoy muy interesado en conocer más información sobre la historia de mi tio.Si usted fuera tan amable de remitirme a las fuentes de donde ha sacado la información sobre él o si conoce alguna más le estaría muy agradecido.Mucha gracias de antemano.Reciba un cordial saludo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  7. ójala hubiera historia local con este detalle de todas las localidades que la tuvieron durante la GCE. MUchas gracias y ánimo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Responder a Vicent Aguilella Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>