Vila-real – Pere Dahera

HISTORIA

Uno de los primeros pobladores en instalarse en la Vila fue Pere Dahera. De él no se sabe ni la fecha ni el sitio donde nació, pero sí que consta que Ramón de Maria le aplica el calificativo de muy caritativo, al decir de él que movido por la caridad pensó en fundar en aquella recién creada villa un hospital. Dahera dedicó toda su fortuna en beneficio de Vila-real. En el pleno del 29 de agosto de 1985 se acordó dedicarle una calle peatonal que se encuentra entre la calle hospital y la calle José Ramón Batalla.

PUENTE MEDIEVAL DE SANTA QUITERIA

Dahera fue, por orden del Rey, el encargado de construir el 8 de abril de 1275 el puente medieval de Santa Quiteria. Éste puente es una obra civil de gran importancia no sólo porque es contemporánea del Rey Jaume I, sino porque también representa un ejemplar de puente gótico único en la Comunidad Valenciana.

La longitud es de 124 metros y la anchura sobre la rasante es de 9 metros. Tiene ocho arcadas con distinta luz, las siete principales sobre 11,60 y 12,5 metros, la última arcada está prácticamente escondida por la vegetación y repleta en su totalidad por tierra. El grueso de los arcos sería entre 4,40 y 5,70 metros y son de piedra picada. Los de aguas abajo son triangulares y los de aguas para arriba tienen una terraza con balcón. El resto de la obra es de piedra cimentada.

Una espantosa riada lo destruyó en 1581 y durante su reconstrucción se tomó el acuerdo de construir una cruz a mitad del puente aguas arriba para su conmemoración. En ella colaboraron dos maestros que ya se habían acreditado en la localidad con la cruz del camino de la ermita, el ondense Marimón hizo el asiento y Gandiano la cruz, que fue destruida por un rayo en 1652, hecho curioso que quedó reflejado en una inscripción que aún hoy se puede leer sobre la base de la piedra: “1652, El anyo de 1652 cayo un rayo a veintiuno de Junio y dio en esta Crus”. Actualmente el puente se encuentra en un buen estado de conservación, pero está prohibido el paso a vehículos grandes y pesados.

 

 

 

Puente Medieval

 

 

HOSPITAL DE SANTA LUCÍA Y SAN MIGUEL

Projecte de façana. 1936

La creación del hospital de Vila-real parece que se debe a la iniciativa particular de Pere Dahera, pionero de la repoblación, a quien el monarca ya había favorecido con la donación de terrenos. Jaume I le concede el honor en documento especialmente dictado para este propósito.

Planos Hospital municipal

Planta Baixa

Planta del primer pis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este es el texto original con el que el Rey le dio los poderes a Pere Dahera para que pudiera edificar el hospital: “Por nos y por los nuestros te concedemos a ti, Pere Dahera, poblador de Vila-real, que puedas construir y edificar en la dicha población un hospital para albergue de pobres y darle a dicho hospital las casas y la heredad que Nos te dimos en la misma población. Durante toda tu vida, y después de tu muerte, aquel o aquellos que tu digas que se establezcan en dicho hospital y los bienes del mismo que por donación tuya o por cualquier otra razón o causa  proviniesen al dicho hospital”. Este documento está fechado en Lleida, a 17 de abril de 1275; es decir, unos catorce meses después del documento fundacional de Vila-real.

En una villa concebida para que fuese importante, y que reunía la condición de estar sobre la ruta de Valencia – Barcelona (Borriana y Castelló quedaban muy apartadas) y en ella a regular distancia de València – Sant Mateu o Cabanes – Sagunt, no podía faltar un establecimiento hospitalario, que se pensó y se construyó, indudablemente, para dar cobijo y atención al viajero más que al vecindario, y de ello, es buena prueba que se construyera en extramuros contra toda normativa contemporánea. Todo aquel que llegaba a sus puertas, dolorido o menesteroso, enfermo o sano, peregrinos, soldados, viudas o huérfanos extranjeros de paso por el país, todos encuentran en el hospital su plato caliente o, por lo menos, un lugar cubierto en el que reposar de sus fatigas.

Se desconoce el aspecto del edificio en sus primeros tiempos, pero se puede imaginar de unas líneas sencillas y reducidas; ello se deduce de las dependencias que se van añadiendo, como pueden ser la Iglesia, salas, pórticos, etc. En cuanto a capacidad, los primeros inventarios nos hablan de cuatro camas.

Fue ampliándose a lo largo de los años con regular frecuencia. En 1425, y con cargo a una importante partida de plata que se vende en Valencia procedente de la fundación “Les Ulleres”, exvotos piamente ofrecidos a Santa Llúcia y que, al liquidarse, cuando su abundancia lo aconsejaba, se convertía en uno de los recursos económicos de la fundación. En 1466, se acuerda realizar otras importantes obras en el edificio, y levantar de planta la capilla, ya que hasta el momento, la fiesta con que solemnizaban a los patronos, se celebraba en el pórtico. Posteriormente, se construye la sala dedicada a las mujeres. En 1515, se construye otro pórtico a la entrada y cámaras sobre el mismo, una nave cuya obra dura, seguramente, dos años por lo menos, y se extiende al cementerio particular del hospital, que se tapia, invirtiendo piedra procedente de portales de la villa. Pese a estas obras de relleno o terraplenado del piso, que se han realizado para elevar el nivel, el Barranquet, que pasa por su lados, sigue haciendo de las suyas y en 1603, se acuerdan otras obras para facilitar su drenaje: “Per ço que quant lo did Barranquet, per no tenir expedida, se omple lo hospital y sglesia de St. Miquel y Sta. Llúcia, y moltes cases del raval de València”.

En 1720, se renueva la cuadra, se coloca en ella una reja que se hizo para la ermita de Nuestra Señora de Gràcia y que no se empleó. Pocas obras se realizan durante lo que queda del siglo XVIII e incluso en el siguiente, pues es en el último cuarto, en 1877, cuando el administrador solicita recursos para acomodar decorosamente a las monjas, que acababan de ser establecidas mediante contrato, e imponer en las dependencias del centro una rigurosa separación por sexos.

En la década siguiente, el Hospital recibe importantes legados como el del burrianense Jerónimo Gotanegra. Aparece otro donante “anónimo”, que en 1885, hace posible la continuación de las obras iniciadas en 1877.

Pero muy pronto, dos años después, se hace constar el agradecimiento de la corporación a D. José Ramón Batalla y su esposa (no fue necesario esforzarse para saber quien era el donante anónimo). En la actualidad tiene dedicada una calle, lo que antiguamente fue el Barranquet, al lado del actual jardín y la capilla, que lo dejaron con el aspecto exterior que conocemos.

Façana de l’hospital abans de 1936

Durante la guerra civil, desde el año 1936 a 1939, el hospital dejaría de funcionar como tal, para refugiar a niños procedentes del área de Madrid, para protegerles de los bombardeos que se producían en dicha área.

El año 1940, por cuenta del Estado y a través del Patronato Antituberculoso, se habilitaron o construyeron de planta las salas y dependencias destinadas a la nueva finalidad que tenía que cumplir el edificio. Más tarde, al permutarse con sus terrenos anexos por el convento de Sant Doménech, las religiosas, al posesionarse, acomodaron los locales a sus necesidades y usos.

Este hospital estuvo funcionando hasta el año 1953, que fue trasladado al que actualmente es el Hospital de la Magdalena en Castelló.

En el año 2010, y por un acuerdo entre las religiosas dominicas y el ayuntamiento, el convento, pasa a ser propiedad del Arzobispado y el jardín, propiedad municipal, el cual ha sido abierto al público recientemente para su disfrute.

Hospital y puente del barranquet

Bibliografía:

Archivo de la corona de Aragón reg. 20 fol. 243 vº – Vila pedia.

SANCHIS, Carmen. Els ponts valencians antics.

FLORES SACRISTÁN, Onofre. Vilarrealencs per a recordar. Tomo II. (2011) Vila-real

DOÑATE, José Mª. Datos para la historia de Vila- real. Tomo VI.

GARCÍA SALES, Pascual. Aspectes arquitectònics del Vila-real de primeries de segle. (1992) Vila-real

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

4 pensamientos en “Vila-real – Pere Dahera

  1. Al parecer el puente existe en la actualidad. ¿Dónde se encuentra?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Carmen despues de leer tu trabajo, nos hemos culturizado con tus conocimientos tan bien redactados de Villarreal,en la antiguedad. Hemos encontrado este escrito, muy interesante.
    Con cariño tus compañeras: Purin y Angeles.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Muy interesante tu aportación,parece ser que no se sabe mucho más sobre el personaje Pere Dahera.
    Según tengo yo entendido, el puente de santa Quiteria esta declarado Bien de Interés Cultural.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Amiga Carmen, he leido tu trabajo y podría muy bien ser un trabajo final de ciclo.
    Me ha encantado mi enhorabuena.
    Un abrazo, Salva

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>