Alfondeguilla / Fondeguilla


 Hay Pueblos grandes. Otros son aún más grandes. Hay Ciudades, que son más grandes que los pueblos grandes y hay “Megaciudades”, mucho más grandes que las Ciudades grandes.

También hay Pueblos pequeños. Y más pequeños

Y hay Pueblos con Carnet de Identidad.

Los Pueblos con D.N.I. son aquellos “inconfundibles”. Solo se parecen a ellos mismos. No se repiten. Ninguno es igual a otro.

 “La Historia es muchas cosas, pero, entre otras, significa volver la vista al pasado para encontrar imágenes con las que identificarse, estructuras y episodios que nos reafirmen en lo que creemos que somos

                                                                                                    Manuel Ardit

                                                                                      Universidad de Valencia

 

                                                         1.- EL PUEBLO

1.1. SITUACION

Situado en la vertiente meridional de la Sierra de Espadán, construido sobre roca dura en la margen derecha del rio Belcaire, su término municipal tiene una superficie aproximada de 28 km2  de los que el 16 % es tierra cultivable y de ésta unas 430 Ha son de secano (almendras, olivos, algarrobos y corcho, producto, este último, que en tiempos pasados producía unos 400 Qm). En menor proporción que otros pueblos con los que limita, como Eslida, produce, asimismo, miel de forma artesanal.

Tuvo yacimientos mineros de cinabrio (Cantallops, Era del Vaquer) y hierro, (“Cova del Ferro”cerca de Artana), abandonados hace mucho tiempo.

Alqueria del Valle de “Xon”, como los lugares de Castro y Beniçapdón, situados al norte pero a escasa distancia, su origen, como asentamiento estable, es de origen árabe. Probablemente, y como se puede apreciar en la fotografía de  portada, el lugar, el pueblo, se desarrollaría alrededor del Castillo de Alfandech, (conocido como “El Pilo”) emplazado en la cima del pequeño promontorio que domina el actual pueblo y constituye, aun hoy, un lugar de observación privilegiado del camino natural de entrada al angosto valle. Del Castillo de Alfandech quedan escasos restos, aunque son todavía visibles partes de las antiguas murallas y, hasta fechas recientes, era posible apreciar la Torre de Homenaje.

Puede apreciarse la configuración de las primeras construcciones distribuidas alrededor de la antigua y pequeña “fortaleza”, formando un “cono” casi perfecto cuyo vértice es el “Piló”.  Desde siempre, esta parte del pueblo, se conoce como “CASTELLET”.

De los lugares de Castro y Beniçapdón quedan escasos restos. Del primero unas construcciones, pocas, que pudieran corresponder a una antigua Mezquita y posterior Iglesia dedicada a San Agustín, en uno de cuyos muros pueden observarse lo que parece “opus spicatus”. Es interesante el abastecimiento de agua que era trasportada mediante acequia desde un pequeño embalse situado en el barranco Cabrera que, actualmente, todavía es usado para riego.

El poblado de Castro, o tal vez debería decirse que el poblado de Castro, dependía del Castillo de Castro, situado a unos tres quilómetros al norte, fortaleza defensiva y prácticamente inexpugnable.

 

 

El lugar constituye una atalaya de observación perfecta que  domina desde el sur de Valencia hasta el norte de Castellón (Oropesa, Torreblanca) y, especialmente, el corredor de Borriol por donde transcurría la Vía Augusta, trazada en parte sobre la antigua Vía Heraklea, “principal arteria romana del litoral” que unía Gades con Roma y la Senda de la Palla que, desde Borriol, se dirigía al norte de Castellón para unirse con el Caminás. Todo este importante “nudo de comunicaciones”, (ochenta o noventa kilómetros; unas dos/tres jornadas)  paso obligado para el comercio y especialmente para el desplazamiento de las unidades militares tanto de Roma como de Cartago,  podía ser controlado desde el Castillo con antelación suficiente. Precisamente, por estas razones estratégicas, algunos autores consideran que el origen del Castillo podría ser Púnico.

En cuanto al lugar de Baniçapdón pueden observarse restos de una antigua cisterna, bastante bien conservada.

Según testimonios recientes, cuando se construyó una “pista” para paso de vehículos, se descubrió una habitación, al parecer bastante bien conservada, que fue derruida sin más.

2. ETIMOLOGIA.

No hay unanimidad entre los estudiosos en cuanto al origen del nombre. En el  “Llibre del Repartiment”, según los doctores Quereda Sala y Ortells Cabrera (La Plana de Castelló), En el Valle de Uxó, y en su parte más abrupta, poseía sus dominios el Castillo de Castro, del que eran sufragáneos, entre otros lugares, los habitantes de AL-FANDECH… El origen morisco de la villa parece atestiguarlo su nombre, derivado, según unos del árabe AL-FONDAQ  (“ alfóndega” alhóndiga, posada).

Otro autor, Corominas, aunque considera el mismo origen lingüístico (posada), entiende que su etimología derivaría de FONDAG- ILLHA (Hostal de Dios).

No falta quien, como Sarthou, estima que podría provenir de alguna de las muchas fuentes que existían cerca del asentamiento, de ahí FONT DE GUILLA (Fuente de la zorra), que no deja de ser una hipótesis sugestiva.

Últimamente, es admitida como más aceptable la opinión de la arabista Carmen Barceló quien opina que el nombre deriva de “AL-KHANDAG”, cuyo significado, “barranco”, casa perfectamente con la topografía el valle.

Independientemente de la etimología, lo cierto es que, desde el siglo XIII, el topónimo Alfondeguilla o Fondeguilla, ha tenido diversas variantes.

La Carta de “Capitulació i nou establiment dels musulmans dels llocs de Castro i Alfondeguilla”, que Pere II d’Aragó otorgó y firmó en la villa de Artana el 7 de abril de 1.277, dice:

“En nom de Déu sia.

Este privilege suficient mandólo obtener e facer por él, don Pedro, por la gracia de Dios rey d’Aragón.

Atorgó a los moros de Castro e d’ALFANDAGUELLA que tornen a sus casas, e a laurar a lures tierras las sabidas”… Et qui’s querra hir de Castro e d’Alfandaguella quan querran, onde querran, a tierra de moros, esto le-s otorgado de ninguna costa.”

 En los últimos párrafos del documento aparece otra variante:

“E si ha nengú moro fuýdo en tiempo de guerra, de  ALFANDAGUELLA o de CASTRO, o  fora preso cativo en aquella guerra, es tornará al loch de Castro o d’ALFONDEGUELLA que sea forro”

En los datos de población correspondientes a 1451, se repite el nombre de ALFANDAGUELLA . (Peñarroja)

En el memorial que mosén Esteban Cardona dirige en 1611 al regente Fontanet, dice:

“Señor: Los Lugares  de la Vall de Uxó son 9, a saber: Benisabdón, Castro, FANDEGUILLA, Alcudia, Benigafull, Zeneja, Zeneta, Benisaat y Benigasló (L.Peñarroja, Moriscos y repobladores del reino de Valencia).  (Los tres primeros de la relación corresponden a los tres lugares sitos en lo que hoy es el término de Alfondeguilla).

Por último, con ocasión de la reconstrucción de una caseta de campo, se encontró una teja en la que un ciudadano de Alfondeguilla escribió el siguiente texto: “La fabricó Maximiano Herrero, día  14 de Julio de 1.849 en ALFONDIGUILLA DE CASTRO Se escribió con la mano izquierda”..

 Bibliografía:

José Quereda Sala La Plana de Castelló”

Corominas

Carmen Barceló

J. A. Balbás” El libro de la provincia de Castellón”

Cartes de Població de la provincia de Castelló (ArxiuVirtual Jaime I)

Leopoldo Peñarroja “Moriscos y repobladores del reino de Valencia”

 2.- HISTORIA .-

“Volvamos la vista al pasado”, como nos sugiere M. Ardit, para encontrar aquello que puede identificarnos como Pueblo y saber qué grupos y desde cuándo decidieron hacer estadía permanente y estable en este pequeño valle.

Debe hacerse una aclaración previa: Alfondeguilla o Fondeguilla no puede separase de la Historia de Uxó. Formó parte del mismo Valle y, por tanto, su “Historia”, al menos hasta principios del siglo XVII, es idéntica, con todas las salvedades, si las hay, que pudieran darse. Es decir: cuanto pueda decirse de Uxó, es extrapolable con mayor o menor intensidad a nuestro pueblo.

 2.1.-PRE-HISTORIA.-

Siguiendo a Marcelo Vigil, (Historia de España Alfaguara)  Pre-Historia “es la época de existencia de las comunidades humanas con anterioridad a la invención de la escritura”. Supone la no existencia de documentos escritos. Lo que no quiere decir que aquellas comunidades humanas no tuvieron historia. Su forma de vida, durante centenares de miles de años, tuvo pocos cambios. Sus progresos “técnicos” (instrumentos de piedra o hueso) únicos testimonios que nos quedan de aquellos remotísimas épocas, fueron los mismos durante miles de años, pero indudablemente fueron modificándose, es decir: progresando. Cierto. Pero, con todo, la problemática que suponía encontrar comida, cobijo, luchar contra  condiciones adversas de todo tipo, estas hordas, estos grupos, fueron extendiéndose y “conquistando” el mundo. Pero, al decir de Ernest Renan “el paso de la animalidad a la humanidad no se verificó en un solo punto del globo, ni por un solo esfuerzo espontáneo”. Y sucesivamente llenaron los espacios.

Y llegaron aquí.

Cuando?

En cuanto a Alfondeguilla, la falta de prospecciones arqueológicas, hacen difícil establecer el momento aproximado. Probablemente durante el Paleolítico superior (40.000 – 8.000 a. C). Investigaciones y prospecciones arqueológicas, han puesto de manifiesto la presencia humana durante el Paleolítico superior y Neolítico en zonas próximas a Alfondeguilla, como “las estaciones de Escales, Dehesa de Soneja o Can Ballester de la Vall d’Uixó”, (José Mª García Fuentes- Isabel Moraño) situadas a menos de media jornada de Alfondeguilla. No resulta aventurado señalar que estos mismos grupos u otros permanecieran de forma más o menos estable en nuestro territorio como, al parecer, sí lo hicieron en Artana y Eslida y Chovar, situadas al norte y a distancia similar.

Podemos concluir que existe una posibilidad real de que así fuera. Y ello por dos motivos: En primer lugar el arco formado por Escales, Dehesa, Can Ballester, Chovar, Artana y Eslida, deja en su centro Alfondeguilla que, por su orografía y como camino natural para adentrarse en la sierra con abundancia de especies de caza (Plutarco señala que Sartorio fue un gran cazador en Hispania y que en tiempos del Emperador Adriano, el legado de VII Regio Germánica, Tulio Máximo, abatió jabalíes, ciervos, corzos, y persiguió caballos etc.) reúne las condiciones adecuadas para estancias semi-permanentes de grupos cazadores-recolectores.

En segundo lugar la existencia de refugios naturales (cuevas) amplios y resguardados y de fácil acceso, como la Cueva de San Vicente, situada frente a la actual población, avalan la hipótesis señalada.

Si bien parece que se ha hecho alguna incipiente prospección arqueológica en la citada Cueva, los resultados han sido escasos.

Por otra parte, en tiempos recientes, durante la guerra civil, fue lugar de refugio de familias del pueblo, lo que, unido a ser lugar de “peregrinaje” en la Romería que se celebra cada año el segundo lunes después del domingo de Pascua de Resurrección, seguramente ha influido negativamente en el posible trabajo de investigación arqueológica.

 La hipótesis de asentamiento de forma esporádica o permanente durante la Edad del Bronce (1800-800 a. C) en el Castillo de Castro, en base a los “petroglifos” paralelos existentes dentro del recinto interior del Castillo, no puede descartarse teniendo en cuenta la situación estratégica del enclave.

Bibliografía:

Marcelo Vigil “Historia de España” Alfaguara

Ernest Renan: “Historia del Pueblo Judio”

José María García / Isabel Moraño: “Alfondeguilla: avance preliminar sobre sucontexto arqueológico”

2.2. LOS IBEROS

De estos pueblos Pre-Romanos, -cuyo origen es discutido por los historiadores-, que se extendían desde el Languedoc meridional hasta Andalucía, ocupando la franja litoral, solo a través de los autores clásicos (Avieno, Strabon, Plinio, Ptolomeo, “cuyas referencias fueron recopiladas por Schulten, Pericot y Bosch Gimpera (Fontes Hispaniae Antiquae” ) podemos conocer el nombre de los mismos.

Nos interesa conocer, de los pueblos Ibéricos, los que ocuparon nuestro territorio, que, según Bosch Gimpera fueron los Ilervacones y los Edetanos .

El “limite meridional entre ambos pueblos se situaría  en las últimas estribaciones de la Sierra de Espadán en la zona meridional de La Plana Baixa ,y concretamente en la barrera que conforma la Sierra de Almenara” ( Bosch Gimpera).

Para Honorio García “nuestro territorio pertenecía a la región de los edetanos o Edetania”. (H. Garcia.- Historia de Vall de Uxó. De la misma opinión: García Fuertes, Isabel Moraño ).

Que fueran Ilervacones o Edetanos, a mi juicio, carece de importancia.

Aproximadamente dos siglos y medio después de la fundación de Roma, la cultura de estos pueblos llega a su plenitud.

Las relaciones comerciales con los Fenicios y Griegos suponen un salto cualitativo tanto en lo que se refiere a la producción agrícola como en la producción de armas y utensilios, gracias a la metalúrgica del hierro y la aparición del torno.

Señalemos que poblamiento” ibérico… responde en parte al típico sistema de encastillamiento o de poblados en altura. Son poblados emplazados  en colinas con condiciones defensivas, generalmente en la periferia de La Plana, lo que les permite un importante control del territorio”…” Los poblados de mayores dimensiones tienen una dimensión media de 4 hectáreas, habiéndose localizado dos: la Punta  – Vall de Uxó – y el Solaig – Betxí. Seguidamente aparecen poblados de dimensiones medianas como…San Josep de Vall de Uxó”.  (Ramón Járrega: La Plana Romana).

Muchos de estos poblados fortificados “son el soporte posterior de los castros romanos, a los cuales se superpusieron las fortificaciones árabes” (R. Cebrián. Sierra Espadan).

Ese”poblamiento en altura” bien pudo desarrollarse en Alfondeguilla teniendo en cuenta que, tanto el promontorio donde se asentó el castillo de Al- Fandech (el Piló – Castellet) como el que, unos dos kilómetros al norte, constituyó el poblado de Castro, poseen las mismas características geográficas que el de Sant Josep, especialmente el primero: situación  en altura,  con “zonas óptimas de aguada y control de espacio físico circundante” especialmente la vía natural de entrada al valle y de los caminos que, a través de éste, posibilitaban la relación con los asentamientos de la Sierra.

Los restos, escasos, hallados en la Cova de Sant Viçent, al parecer de origen íbero, hacen plausible el supuesto de presencia ibérica en nuestro pueblo. Si bien la cercanía del poblado de Sant Josep ( tres kilómetros ) podría significar la no necesidad de otro u otros poblados.

     Bibliografía:

Bosch Gimpera : “Fontes Hispanie Antiquae”

Honorio García : « Historia de Vall de Uxó

Ramon Garrega: “La Plana Romana”

Rafael Cebrián : “Montañas valencianas. Sierra de Espadán”

 2.3.-  LA ROMANIZACION.-

 A finales del s. III aC. (218) Roma inicia la conquista de la Península Ibérica que se prolongará hasta el año 19 aC que, conquistado el norte, Hispania es ya una provincia romana.

Desde el desembarco de los romanos en la península, se inicia un “proceso paulatino de asimilación de la civilización y costumbres romanas”. Es lo que conocemos como “romanización”.

Esta romanización en las zonas rurales, se “plasma en la implantación de la villae, unidad básica de explotación al frente de la cual está el dominus o propietario”. (R. Járrega. O. citada).

Villas y/o asentamientos romanos constituyen el sistema básico de dominación y control del territorio. En el Digesto, compilación de derecho romano, se dice que “en el campo los edificios se llaman villae; la tierra sin construcciones, ager; el ager con edificio se llama fundus”.

La existencia de numerosos asentamientos i villas en Uxó y pueblos circundantes (El Pinar y Corralets en Artana; barrio de l’Alcudia, Alt de Pipa, Camí de Cabres, Camí de Clotxes, Font del Canyet, Pla d’Ordell, Horta Seca, Sant Josep, en Vall de Uxó;  l’Alqueria y Rajadell en Moncofa; La Font Calda, Santa Bárbara, el Secante, en Vilavella, etc ) nos lleva a considerar que, en Alfondeguilla, pudieran exisitir no “villae”, en el sentido de “centro de finca agraria de una cierta envergadura que tenía por finalidad la producción de excedentes” (R. Járrega ), pero sí asentamientos menores con dependencia , tal vez de las villas, o de alguna villa, de las de Vall de Uxó.

El hallazgo de una moneda romana en Garrut, no es suficiente para pensar en un posible asentamiento autónomo en aquella zona.

El “Arquet”, uno de los “monumentos emblemáticos del pueblo”, parece ser de época romana. Es un pequeño puente cuya finalidad era pasar el agua de la margen izquierda a la derecha, del río Belcaire para transportarla a un pequeño molino situado a pocos centenares de metros aguas abajo.

 

   

Si bien este tipo de molinos hidráulicos, como algunos sugieren, no se desarrollaron hasta la Edad Media, ya eran conocidos en tiempos tardo-republicanos. Vitrubio, (70-65 a. C) ya habla de ellos.

El Pont de l’Aigua, acueducto sobre el río que  viene de la Basseta y el Forcall, no parece ser romano y sí árabe.

Debe hacerse mención al “Santuario del Alt de Pipa” donde fueron halladas lucernas y fragmentos de vasos. Para Járrega, tenía un finalidad votiva y de adoración siendo probable que “corresponda a un santuario dedicado  a alguna divinidad indígena” (Járrega). Tiene la particularidad  de estar situado en lugar alto, como el de la Muntanyeta de Santa Bárbara de Vilavella.

El Valle de Uxó y los poblados, si existían, en la zona de la Sierra -Alfondeguilla-, parece ser que pertenecían, o estaban bajo la influencia de Sagunto. Según nos dice Honorio García era un “latifundio de la familia de los Fróminos”. La población seguramente eran siervos y esclavos de la citada familia. Economía agraria basada fundamentalmente en la producción cerealista, olivo, higueras y viña, amén de la ganadería favorecida por el bosque y los pastos que se daban en abundancia en la zona montañosa y abrupta del Valle.

Eran apreciados los higos, que se exportaban a Roma. El exportación de vino saguntino constituía una de las principales industrias de la zona, si bien no gozaba de demasiado prestigio. Juvenal (Saturae) y Frontón (Epistulae) dan a entender que era “de baja calidad”.

Bibliografía

 Ramón Járrega: “La Plana Romana”

Honorio García. “Historia de Vall de Uxó”

 

2.4.- CRISTIANISMO.-

 La vida de Jesús se desarrolla entre los reinados de Augusto ( 27 a.C.–14 d.d.C.) y Tiberio (14–37 d.d.C.).

Con Augusto, que acabó con éxito las guerras civiles, está  asociado el recuerdo de la Pax Romana Augustana, celebrada por poetas como Horacio y Virgilio.

La nueva doctrina, tras la muerte de Jesús, rebasando los límites palestinos, se expande por el Imperio.

San Pablo, en la Epístola a los Romanos, manifiesta su deseo de venir a España: “Mas ahora, no teniendo ya campo de acción en estas regiones y deseando vivamente desde hace muchos años ir donde vosotros, cuando me dirija a España…Así que, una vez terminado este asunto y entregado oficialmente el fruto de la colecta, partiré para España, pasando por vosotros”.

No es segura su venida, pero es muy probable.

Circunscribiéndonos a nuestra zona cabría preguntarse, como hacía Honorio García: “Hubo cristianos en Uxó?”.

Es evidente que el cristianismo llegó al litoral bien a través de Pablo, o de los varones apostólicos que él mismo envió.

Como señala L. Peñarroja (“Cristianismo Valenciano. De los orígenes al siglo XIII), “Al difundirse desde Palestina el cristianismo a todos los territorios del imperio, la Hispania Tarraconense y la Cartaginense…y por ello los territorios de Saguntum, Valentia y Saetabis, áreas rurales incluidas, experimentan un proceso de recepción de colonos, soldados, mercaderes, etc, venidos de Roma…Muchos eran ya sin duda cristianos que propugnaban en su entorno inmediato la nueva fe”.

No parece dudoso que, durante el siglo I d.d.C, ya existieran cristianos en la zona levantina, especialmente en Valentia, Saguntum y Segóbriga y las poblaciones cercanas a la Vía Augusta. Saguntum especialmente, la más romanizada de la zona levantina debió tener obispo, según Chabás, citado por H. García. Pero aunque el cristianismo se difundiera en “áreas rurales incluidas”, consideramos que éstas serían las que circundaban las ciudades o los caminos o “postas”, pero no las del interior, como es el caso del Valle del Belcaire, cuyos moradores seguirían paganizados, situación que creemos que perduraría en el tiempo. Téngase en cuenta que, ya en plena época visigótica, los Concilios hacían hincapié en la erradicación de cultos paganos.

La vida de los habitantes del pequeño valle, desde el punto de vista religioso y de dependencia, sería la misma y así perduraría durante mucho tiempo.

 Bibliografía:

Cristianismo Valenciano. De los Orígenes al s. XIII” L. Peñarroja        

 2.5.- LOS ARABES.-

 El año 711, los árabes, al mando de Tarik, aceptando la invitación de los defensores de Akhila, hijo de Vitiza, cruzan el estrecho. Era, para los árabes, una etapa más del largo proceso de expansión iniciado ochenta años antes.

La conquista fue rápida. En 732 fueron derrotados por Carlos Martel en Poitiers. Supone, tal rapidez en la conquista, la poca resistencia que opusieron los peninsulares, teniendo en cuenta que frente a “una población hispano-goda de unos cuatro millones, los invasores, sumando a las tropas de Tarik y Muza, las que llegaron en sucesivas expediciones, no pasarían de los sesenta mil hombre.”

La zona el Valle de Uxó fue conquistada por el hijo de Muza, Abdel-Aziz en 714.

El contacto con la población autóctona se llevó a cabo mediante el control de las vías de comunicación, el asentamiento de los invasores y la capitulación o pacto, “cuyo resultado fue siempre el sometimiento de los hispanogodos… formas o modos que facilitaban y favorecían la permanencia de los antiguos habitantes en sus tierras y ocupaciones”. Para los invasores “no era lo mismo la condición de idólatras o paganos -forzados a la conversión o el aniquilamiento- que la de quienes, como judíos y  cristianos…-Gentes del Libro- que se convertían en protegidos del islam, pudiendo conservar una serie de garantías personales y religiosas con tal de que satisficieran un tributo y se mantuvieran, en un principio incluso bajo sus propios jefes -obispos, condes – sumisos a la autoridad de los dominadores árabes y bereberes” ( García de Cortázar. Hist. De España. Epoca Medieval).

El proceso de conquista, si bien fue rápido, no estuvo exento de escaramuzas, sublevaciones y levantamientos tanto de los propios invasores entre sí, como de la población hispano-goda.

Hay un hecho importante: la organización administrativa municipal se basará en el control del orden público y garantir las transacciones. En consecuencia los “funcionarios” que controlen ambos servicios, serán los únicos que en la práctica existan en las ciudades. No hay, en este momento inicial, una “verdadera administración municipal: el resultado es que las usurpaciones individuales sobre los espacios comunes se ejerzan, de modo habitual con las consecuentes huellas en el paisaje urbano… que aparece conformado a partir de la simple yuxtaposición de casas que, al empalmarse unas con otras, determinan el trazado de unas calles muy lejano al concepto helenístico de plano ortogonal” ( G. de Cortazar), paisaje urbano que se pone de manifiesto, en nuestro caso, especialmente en la zona del Castellet.

Toda esta dilatada época que abarca desde el 714, fecha de conquista del Valle de Uxó por Abdel-Aziz, hasta el primer tercio del s. XIII, la vida de los habitantes de  nuestro pueblo, de sus gentes, desde el punto de vista económico, no pasaría de ser una vida de subsistencia, de dominio de la naturaleza, de trabajo duro, “domesticando” la montaña, haciéndola productiva.

La parte fértil, más apetecible, la “costera de Vall de Uxó”, seguramente propiedad de los Frónimos saguntinos, pasaría a serlo de los invasores y de los colonos ya asentados en ellas así como de los esclavos.

La ocupación no se realizó, al parecer, masivamente.”La tribu yemenita de Beni-Gasló, y las bereberes de los Zebnetes y Bani –Said, algo más al interior del valle y, ya en el fondo las de Bei-Gafull y Bani-Capdó”, serían las primeras” (H. García). Probablemente esta última constituiría uno de los tres poblados del Valle de Alfondeguilla.

 

 

 

 

Durante este período se iniciaría, como indicamos, la “conquista de la sierra y la conquista del agua”, empresa que se prolongó, según testimonios recientes, hasta el s.XIX. Los “abancalamientos” que se observan aún en la actualidad, ya muchos de ellos abandonados; los olivos “muy centenarios” que todavía se puede admirar, no cabe duda que se iniciaron y plantaron en aquellas épocas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde el punto de vista religioso, la falta de un cristianismo arraigado profundamente en la población autóctona, permitió el paso casi espontáneo a la de los nuevos invasores. La construcción de mezquitas en los pueblos señala la evidencia de lo indicado. Idéntico proceso pasaría en costumbres y lengua.

La industria guardaba relación con todo lo derivado de la agricultura y la ganadería: molinos (Jaime I hace entrega a su mayordomo Gilabert de Çanoguera cuatro molinos más otro de Alfondeguilla, -debe referirse al situado en las afueras del pueblo actual, que funcionó como tal hasta el s.XX – con la obligación de que nadie construya más), carnicerías y/o pequeñas manufacturas de fibras textiles y animales ( “boga”, canem, lino, lana, etc.)

 

El comercio consistía en la venta y exportación de los excedentes agrícolas ( higos, algarrobas, aceite, miel ) y compra de telas, vajillas, armas…

Bibliografía:

J.A.García de Cortazar: “Historia de España” Alfaguara. Epoca Medieval

Honorio García: “Historia de Vall de Uxó”

2.6.- LA RECONQUISTA.-

Con la llegada al trono de  la Corona de Aragón del rey Jaime I, frustradas otras aspiraciones en Muret, toma impulso el deseo de expansión y conquista hacia el sur.

Habiendo tomado “Les Mallorques” (1230), estando en Alcañiz, persuadido por Hugo de Folcalquier, maestro del Hospital, y por D. Blasco de Aragón, decide la conquista de Valencia. Paso previo debía ser la conquista de Burriana. Al año siguiente, desde Teruel se dirige por el valle del Palencia hacia La Plana. En el verano de 1233 toma Burriana.

En la cuaresma de 1238 toma Almenara y recibe “missatge d’Uixó, de Nules y de Castre, dient que, si voliem fer bè, ens redirien els castells, ja que teníem Almenara”. (Llibre dels Fets). Jaime no cita a todos a la vez, sino en días diferentes “perque no voliem que l’un sabera els tractes de l’altre”. Incluso, como hace con los de Uxó, no trata con ellos hasta después de comer, “per tal que estigueren màs alegres, del menjar y del vi que haurien begut”.

I manarem als de Castre que si quedaren amb nos, i que fariem els seus tractes; i hi ferem els tractes per una quantitat d’ovelles i de cabres, i donant vestits a cinc vells i donant-los dues cavalcadures. I els reconeguerem la seua llei i les seues franqueses, així com en el seu temps ho solien tenir dels serraïns… » . ( LL. dels F.)

A los pocos años, a pesar de que la rendición de Castro fue fruto de pacto, se produjeron una serie de conflictos que llevaron a la población a sublevar los castillos y refugiarse en la Sierra de Espadán. En el sur, se levanta “Al- Azrac”, lo que motivó un decreto de expulsión del rey. Algunos se “expatriaron” yendo a Granada y/o norte de Africa, otros aumentaron los sublevados de Espadan.

Simultáneamente, “después d’exposar els danys i les injuries que ens han fet, direm publicament, davant de tots, que jo vull repoblar de cristians la terra”.

Hay constancia de la llegada de familias al Valle de Uxó a quienes el rey reparte casas y tierras. No consta que tal se  hiciera en Castro y Alfandaguella, aunque, a juzgar por la Carta de Población otorgada por su hijo Pere , resulta clara la participación de la gente de Alfondeguilla y Castro en la sublevación y su refugio en la Sierra Espadán.

En efecto: El 7 de abril del año 1277, el Rey Pere, hijo de Jaime I, después de la sublevación general de Reino de Valencia, otorga “Carta de Capitulació i Nou Establiment” a los moros de Castro e d’Alfandaguella:

 “En nom de Déu sia.

< Este privilege sufficient mandólo obtener e facer por él, don Pedro, por la gracia de Dios rey d’Aragón.

<Otorgó a los moros de Castro e d’Alfandaguella que tornen a sus casas, e a laurar a lures tierras las sabidas…

<Perdonámosles toda errada que hayan feita en la guerra atadora.

<E lixámoslos en la suya Çuna, e en la suya Xara e en sus matrimonios; e abeçar sus fillos en su Alcorán; e que haien erençia nos a otros en muert.

<E que los suelta que puedan comprar trigo en Burriana, pora simient en lures tierras.

<E que nos den el huyteno de todas las cullidas, salvant de las figas ni de las garrofas, ni de las uvas de las parras, ni de la ortaliça; sino la que vendrá de la ortaliça, que paguen por ella.    

<E sémosles francos de las gallinas e de los huevos, e que nos den del bestiar e de las colmenas, de XLª que dé una.

<E si ha nengú moro fuýdo en tiempo de la guerra, de Alfandaguella o de Castro, o fora preso cativo en aquella guerra, es tornará al loch de Castro o d’Alfandaguella, que sea forro.

<E confirmámosles todo lo que los diç nostro padre, Dios li perdone”. (Cartes de poblament de les comarques de Castelló.- Arxiu virtual Jaime I, UJI).

El 1354, Pere el Ceremoniós, confirmó en todos sus términos la Carta.

Se manifiesta en la antedicha Carta, no solo “que metan l’aladí de la aljama e l’alamí”, sino también declara la libertad de movimientos, de comercio y, importante,  el derecho a vivir sin presencia cristiana, salvo “lur voluntad”.

A pesar de los pactos, cartas de poblamiento, promesas, la serie de levantamientos y huida a la sierra de los pobladores del valle y de Espadán, pone de manifiesto las dificultades de todo tipo que debió suponer la asimilación de la población autóctona a las nuevas costumbres y dependencia de los señores, nuevos propietarios de la tierra, que comportaba una situación, para los “moros valencianos”, de opresión económica dificilmente soportable. Situación que, hasta aquella fecha, ya sería solo de subsistencia. Piénsese que en el momento de la rendición del Castillo de Castro,  como contrapartida a la rendición, consideran aceptable “una quantitat d’ovelles i de cabres, vestits a cinc vells i dues cavalcadures”.

Que el descontento fue en aumento lo demuestra los levantamientos que desde 1238 a 1609 se produjeron en los pueblos de la sierra:  1246, 1276, 1354, 1383, 1525 y 1568-70.

La belicosidad de los pobladores de la Sierra entre los que se contaban los de los Castro  Alfondeguilla y Benbisabdón, dio lugar a una requisa de armas llevada a cabo en 1563 con el siguiente resultado:

Apprehensio de les armes de Castro

 Primo en casa de Pere Maymon, justicia y alfaquí

                                            1 spasa de son ffill

                                            1 arcabuset en guarda de artilleria Sa. Sría.

                                         Irtem en casa de

 Jaime Gales, fuster

                                          1 spasa ,               1 punyal

 Jaune Mijo                       1 spasa

 Miquel Bidis

 Alias Maymon                1 spasa

 Pere Cacea                  1 spasa

 Anthon Suleymen         1 spasa

 Joan Lopo                    1 spasa                 1  ballesta

 Pere Lopo                    1 spasa

 Joan Fat                       1 spasa

 P. Suleynen                 1 spasa

 Miquel Galip                 1 spasa

 Joan Lopo                    1 spasa       i ballesta

 Alias Aladrech             1 spasa

 Melchor Alamí             1 spasa

 Frances Lopo             1 ballesta

 Anthoni Suleymen       1 punyal sens banya, 1 spasa.

 Aprehensió de les armes de Alfondeguilla

 Primo de casa de Hieroni Mancor

                                     1 spasa , 1 ballesta.

Miquel Cadi, fou fet escorcoll  y no es troba arma alguna

Jaime Garrote                 1 ballesta, 1 spasa

Hieroni BoláiX                 1 spasa, broquer  y cervellera

Hieroni Catalá                 1 micha spasa

Hieroni Galip                    1 spasa

Miquel Metdí                     1 spasa, 1 broquer

Miquel Undo                     no es troba arma alguna

Miquel Galip                     1 spasa

Frances Saldón              1 spasa

Pere Sodayna                 1 spasa

Joan Alfaquí                     1 spasa, 1 punyal

Hieroni Alfaquí                 1 alfanja

Jaume Bolaix                   1 spasa, 1 lança

Oere Solayde                  1 spasa

Hieroni Alazar                  2 spases, 1 punyal  y 1 cervellera

Hieroni Fat                       1 spasa , 1 punyal

Joan Boláix                          “              “

Joan Ferrer                      1 spasa

Jorge Royo, jurat             1 spasa

Miquel Garvau                 1 spasa, broquer y cervellera

Joan Alfaquí                    1 spasa

Joan Lopo                        nos troba arma

Lois el Royo                   1 spasa

Martí Sandon                  1 spasa.

      Apprehensio de les armes de Beniçaddon

 Primo en cqasa de Frances Lopo

                                        1 spasa

Item en casa de

Pere Alfaro                     1 spasa

Frances Esben               Se feu scorcoll y no troba ninguna arma

Miquel Cuben                          “                 “

Joan Indil                        1 spasa

Joan Cabrot                   1 spasa

Joan Alfarra                   1 spasa

Joan Gales                    1 spasa

Anthon Cabrot               1 a manera de spasa

Joan Ferrer                   1 spasa

Joan Cuben                   1 ballesta amb ses gases

Joan Cuben                  1 spaseta.

 En la misma década se produce -en palabras de Rafael Benítez Sanche-Blanco- el “incidente de Vall de Uxó”.

El 10 de mayo de 1568, cuando el inquieto obispo de Tortosa, sin esperar a que se nombrara otro inquisidor como subdelegado de Miranda, decide iniciar su actuación, presentándose en La Val de Uxó, los nombrados por el Baile de las distintas aljamas y a pesar de haberles informado que “todo será sin apenas trascendencia”, al decirles el obispo  cuál era su pretensión, se rebelan y dicen no hablar solo por sí mismo sino por todos los moriscos del reino” diciendo no sentirse cristianos y sí moros.

No fue un hecho aislado ni espontáneo, sino preparado y meditado por  los dirigentes de las aljamas. El nueve de abril de 1568, Benavente cursa orden al alguacil real para proceder contra Azmet Garro, que sublevó, o pretendía sublevar, la Sierra de Gallinera. (Jorge A. Catalá Sanz y Sergio Urzainqui: “ La conjura morisca de 1570: La tentativa de alzamiento en Valencia)”.

En Onda se procede  contra Pedro Aman, tendero y uno de los “cabecillas” que intentaban aglutinar a todos los moriscos de la Sierra; en Vall d’Uixó se inicia proceso contra Alonso Bastante, morisco del lugar de Zeneta y Jaime Ayet, alias Boláix, nuevo convertido de Alfondeguilla que, según el promotor fiscal del Santo Oficio de la Inquisición de Valencia,  son acusados de “ aver sido uno de los cabezas y lenguas que se desvergonzaron y descataron al Reverendísimo de Tortosa estando predicando y exhortando a los vecinos de la Vall…moviendo una sedición de gran peligro y escándalo….” Jaime Ayet, “Boláix” es nuevamente procesado en 1582 e ingresado en prisión el 3 de abril.

A partir de este nuevo proceso, conocemos más datos de Jaime Boláix. “Es jabonero. Oye  misa y se confiesa con mossén Ruiselló; sabe santiguarse y reza el Paternóster y el Avemaría en romance y sabe, asimisnmo, leer y escribir en algarabía”.

El 15 de diciembre del mismo año, pidió audiencia a los inquisidores para decirles que ya 8 meses que estaba preso y para suplicar de ellos que, sustanciado su negocio, fuese dado bajo fianza. El 17 de mayo de 1583 se interponía contra él una nueva acusación. El 20 de noviembre nuevamente implora que se le deje libre, negando la culpabilidad de los cargos que se le hacían. El 23 de febrero de 1585 es liberado, siendo fiadores Francisco Boláix, Joan Alatar y Juan Coles todos ellos de Alfondeguilla. El 3 de mayo el rector de la parroquia de Santa Cruz comunicaba a los inquisidores la noticia de la muerte de (nuestro) Jaime Ayet, alias Boláix”

 (L. Peñarroja- obra citada- y Magín Arroyas Serrano/Vicent Gil Vicent: “Revuelta y represión en los moriscos castellonenses.- Proceso inquisitorial de Pedro Amán, morisco de Onda”.

Los inquisidores, como Jerónimo Manrique, “se ocuparon de perseguir las escuelas coránicas de la Vall de Uxó  y la Llosa.

Poco tiempo antes, tal vez unos meses, parece ser que, Gaspar Coscolla, mercader que vive en el lugar de Benigafull de la Vall d’Uixó, denuncia a una serie de personas a las que acusa de alfaquís, denuncia que fue utilizada para las actuaciones llevadas a cabo en los años 1566-1567, año, este último, en el que Coscolla se ratifica en una testificación hecha el 1 de febrero en la que añade aspectos contra la familia Abenamir y descubre la escuela coránica existente en el lugar de Alfondeguilla de Vall de Uxó, bajo la dirección del alfaquí Habdulmeliche”. ( Magín Arroyas/Vicent Gil.- obra citada).Escuela que se desarrolla a partir de 1560, al parecer de forma clandestina,” en la que se lleva a cabo una intensa labor doctrinal y a la que acuden hijos de las aljamas de Espadán, Vall de Uxó, Alto  Mijares e incluso de Valencia.

(graumoncofa.blogspot.com).

Tres años antes, la posibilidad de levantamientos era real, como descubre, unos años después Miguel de Prados, relatando la conspiración que dirigía Pedro Maymón, morisco de Castro.

En 1609 finaliza de forma dramática la presencia árabe en nuestra tierra y con ella su cultura.

En 1616, se declara la separación administrativa de los tres lugares Alfondeguilla, Castro y Benisbdon, como entidades propias.

Finalmente, siguiendo a Josep Antoni Clavell (www.valencia.edu/-fjglez/planabaixa.htm), “ L’expulsió representa una sagnia total, que trigará  mes de dos-cents ciquanta anys a recuperar-se, a més de fer desaparèixer Castro i Benissabdó. Tant es Aixa que Cavanilles (1745-1804) en le “observacions”, l’any 1794, només dirà de Fondeguilla que es un <pueblo de 40 vecinos y corto número de frutos>”.

 Bibliografía:

  “Llibre del Fets”  Institució Alfons el Magnànim

 “Cartes Pobles comarques de Castelló (Arxiu Virtual JaumeI)

   

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Alfondeguilla / Fondeguilla, 10.0 out of 10 based on 1 rating

Un pensamiento en “Alfondeguilla / Fondeguilla

  1. Me ha gustado mucho tu articulo, solo una sugerencia, deberias de indicar en la fotos a que pertenecen, cuando se baja una foto hay posibilidad de de incluir un comentario en al apartado leyenda, que sale como pie de foto. pruebalo es una lastima la falta de localización de las fotos,
    Vicente Sancho

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>