Salsadella

6. PATRIMONIO HISTORICO. BIENES ETNOLOGICOS: La ermita de San José

 En la vida de los habitantes de Salzadella tiene mucha importancia esta ermita, a quien este pueblo profesa auténtica y sentida emoción, y a la que acude en sus tribulaciones y alegrías.

Por eso Salzadella le dedica un día al año, el Dia Salzadellà Josepíssim. Este día la comunidad salsadellense se reúne en la cumbre de una de sus montañas más altas desde donde se divisan espectaculares paisajes: altas montañas, llanuras espaciosas salpicadas con muchos pueblos y masías, y allá a lo lejos, el mar.

Esta montaña, el Puig de Sant Josep, es sin duda alguna la más bonita. Tiene forma de cono y es totalmente verde, pues la recubre un manto de frondosos pinares a los que, de momento, San José ha preservado de los incendios. Su cima tiene una altura de 635 metros,  en donde se ubica  la ermita, visible desde el pueblo.

 6.1 Características de la ermita.

La ermita es pequeña, tan solo 42 m2. Ni la superficie en la cúspide de la montaña ni los medios constructivos de la época dieron para más. Es una construcción de mampostería con las esquinas de sillares. El acceso al interior se efectúa a través de un arco de medio punto, también de sillares bien trabajados. En su interior encontramos una única nave dividida en dos tramos por un arco de medio punto, con el techo en bóveda de cañón. La cubierta exterior a dos aguas está realizada con tejas de tradición musulmana, decorada con una espadaña de hierro en la fachada.

6.2  Historia de la ermita.

Las primeras noticias sobre su existencia son del siglo XIV, y según parece, estaba dedicada a San Cristóbal. Los promotores de la construcción de la ermita fueron ermitaños, que en este siglo invadieron toda España fruto de un fervor religioso insólito y ansias de vida solitaria.

Esta información proviene de un gran investigador y amante de la ermita, y del pueblo de Salzadella, Josep Miralles, oMosén Pepet, como era conocido por todos en el pueblo. Este sacerdote trabajó en el pueblo durante la mayor parte de su vida, y fue él quién, a petición popular, inició los trabajos de restauración de su ermita. Así, pues, según su investigación la ermita estuvo dedicada al mártir San Cristóbal hasta, al menos, 1670. Esta afirmación se basa en un texto encontrado por él en los archivos municipales:

Per una lliura de biscuit per a un refresc al reverente clero que pujà e pregàries la present vila al gloriós Sant Cristòfol per aigua en abril del present any 1670, nou sous.

Así pues, hasta 1670 al menos, la ermita estuvo dedicada a Sant Cristòfol, San Cristóbal.  El cambio de advocación, en el siglo XVI, parece que estuvo motivado por la labor de los franciscanos de promocionar y difundir la devoción a San José, figura que estaba muy olvidada.

Puede parecer extraño que se realice un cambio de “titular” en una ermita por caprichos de la moda, pero hay muchos casos bien documentados en localidades cercanas: Sant Mateu (de San Antonio Abad a la Virgen de los Ángeles), Zorita (de Santa María Magdalena a la Virgen de la Balma) , Cabanes, Benlloc, Tírig…

Esta labor franciscana de promoción trajo otra consecuencia: se empezó a bautizar con los nombres de José y Josefa. En 1538 se empiezan a registrar los bautismos del pueblo, y en 1553 aparece el primer bautizado con este nombre, José Montull. El segundo es José Cifre en 1573, y en los siglos XVII y XVIII son los nombres más frecuentes en el pueblo.

En cualquier caso, en 1738 la ermita ya había cambiado de titular, según un texto encontrado por Mosén Pepet en los archivos parroquiales. Además, de finales del siglo XVIII se conserva el único exvoto que se salvó del fuego de 1936, con la siguiente inscripción:

Prodigioso milagro que obró en el año 1793 el Patriarca San Joseph el de la villa de Salzadella, colocado en el monte. Yendo embarcados el Padre Joseph Calduch, religioso capuchino, se perdieron después de haber sido perseguidos por los yngleses, pues estando el patrón y el piloto llorando les dixo el referido padre que tuviesen fee, que él tenía un piloto que les sacaría del desconsuelo, pues sólo les quedaba comida para un día, y al día siguiente a la madrugada salieron a tierra salva rindiendo gracias al Santo. A expensas de un devoto”.

En 1938 se iniciaron los trabajos de restauración de la ermita, maltrecha por lo ataques antirreligiosos de 1936: sólo quedaba en ella las paredes y el tejado, se habían perdido los altares, los retablos, las imágenes y los ornamentos. Se salvó la imagen del santo, gracias al fervor religioso (aunque un tanto interesado) de un vecino del pueblo, Enrique Folch. Su hermano, Francisco Folch, escribió una poesía donde cuenta la gesta de su hermano:

El Miracle de Sant Josep.

Era una nit molt refosca

de trons i rellampecs

quan va pujar Enric Folch

a salvar a Sant Josep.

Això era al mes d’agost

quan la guerra va esclatar.

A espantes i tabalades

la porta la va forçar

i Sant Josep a l’esquena

Enric Folch se’l va posar.

Ací caic jo i allà m’alço

als Reguers el va portar,

i en una paret de pedra

el nostre sant va amagar.

I quan d’ell se despedia

li va dir a l’orelleta:

“si no me salves a mi

i a tot lo de casa meua

per sempre estaràs roblit”.

El dia següent dos antics

salzadellas van pujar

per cremar-lo a la placeta.

Quin susto se’n van portar

en vore la porta oberta

i que el sant no estava ja.

Lliberat el nostre poble

a l’alcalde va parlar

Enric Folch que Sant Josep

ell el tenia amagat.

En provessó, dels Reguers,

tot lo camí el va pujar,

llarg camí, forta costera,

el mateix que el va baixar.

I en aplegar a l’ermita

a l’altar el va dixar.

Oh, jóvens d’avui en dia

que en miracles no creeu!,

Tots los ganaos del poble

se van perdre, i no el d’ell:

el de Folch. en vindre el front

lo va salvar Sant Josep.

Vixca Sant Josep!

 La romería se restableció con normalidad hasta la década de los 50, donde por razones forestales (evitar el fuego de los bosques) se suspendió. En la actualidad, una tablilla situada en la fachada de la ermita explica este capítulo de su historia, aunque la razón que alega, la extraoficial, deja bien a la vista que el fervor religioso de la romería no estaba reñido con la buena vida: los hombres se arrimaban demasiado a las chicas en esta romería, cuando tras la comida ya iban un poco alegres por el vino.

 Fue el mismo Mosén Pepet quién la restablecido en 1971. Poco a poco, gracias a aportaciones de vecinos del pueblo, la ermita recuperó esplendor y lustre: campana, pavimentación del camino, restauración de la imagen de San José (salvada in extremisdel fuego por el héroe local), pintura…

6.3 La romería a Sant Josep

El lunes de Pascua se dan cita las autoridades locales en el Ayuntamiento a primera hora

de la mañana. De aquí parte la comitiva presidida por el sacerdote y secundada por todo el pueblo. Se inicia el bonito ascenso hasta la cima del Puig de Sant Josep. El recorrido pasa al lado del conocido cariñosamente como Peiró de Sant Josepet, por el cementerio

y entre pinos hasta la parada obligatoria a mitad del camino. Allí se degustan un dulce y una copita de moscatel, para recargar fuerzas.

Una vez en la cima se realiza un “pequeño” almuerzo, a base de carne a la brasa: longanizas, chuletas, morcillas… Con el espíritu recuperado tras la caminata se acude a la misa, a las 12. En ella se cantan los gozos a San José:

Gozos  a San José

Pues sois santo sin igual

Y de Dios el más honrado,

sed José nuestro abogado

en esta vida mortal.

Antes de veros nacido

os visteis santificado

y  así de gracia adornado

y  en todo favorecido

nacisteis esclavecido

linaje y sangre real.

Vuestra vida fue tan pura

que en todo sois sin segundo,

después de María el mundo

no vio más bella criatura,

rara fue vuestra ventura

entre tanto siendo tal.

Vuestra Santidad declara

al mismo Dios con certeza,

cual paloma en tu cabeza

se paró la seca vara

floreció sin que dudara

nadie viendo esta señal.

A  la vista de este portento

merecisteis por esposa

la más santa y más hermosa

a  María ¡Oh, qué portento!

lograr vos el casamiento

con la Reina Celestial.

Con júbilo recibisteis

A  María por esposa

Virgen, pura, santa, hermosa,

con la cual feliz vivisteis

y  por ella conseguisteis

dones  y luz celestial.

Oficio de carpintero

ejercisteis en vida

para ganar la comida

a  Jesús, Dios verdadero,

y  a vuestra esposa y lucero

compañía virginal.

Tras la misa y los cantos, las “pandillas” se juntan para preparar la comida a base de paella. El Ayuntamiento prepara el “rancho” para las autoridades: alcalde, concejales, médico, veterinario, farmacéutico, Mosén Pepet (o quién le sustituye desde su muerte, hace pocos años), la Guardia Civil… Este rancho se degusta bajo techo, en una espacio aledaño a la ermita, mientras que las pandillas se distribuyen por la montaña.

La comida copiosa se debe bajar con algo de actividad, para lo cual se realiza un baile, a cargo de la banda municipal. Se inicia con el ”Ball pla” , típico de Salzadella, y se continúa con pasodobles. Esto está aderezado con una copita de moscatel, cortesía del Ayuntamiento (entiendo que para evitar algún desmayo por la falta de alimento).

Los comerciantes aprovechan para montar “paraetes” con dulces, turrones, juguetes para los críos…

Es una fiesta dedicada a San José, destinada a satisfacer necesidades divinas y otras mucho más humanas: la comida y la bebida, el buen vino y el moscatel, la reunión de las pandillas, los dulces y turrones, las risas, la unión de las gentes del pueblo que, con la excusa de venerar a su santo, pasan uno de los días más entrañables de todo el año.

7. Bibliografía

La ermita de San José de la villa de Salzadella. Josep Miralles. Centro de estudios del Maestrazgo, boletín nº30, Abril-Junio 1990.

La villa de Salsadella. Jose Miralles Sales. Sociedad castellonense de cultura, obras de investigación histórica.-XLIX.

www.wikipedia.org

 8. Fotos

La autora del trabajo con su familia y las autoridades locales en la romería de Sant Josep, en el año 1984.
La autora con el alcalde y su familia, en la ermita de Sant Josep el año 1985

 P.d La mejor época para ir a visitar Salzadella

En la introducción prometí confesar cuando es el mejor momento para ir a visitar esta maravillosa localidad del Maestrazgo. Pues bien, ha llegado el momento de decir la verdad.

La mejor época para visitar Salzadella es durante la floración de los miles de cerezos que llenan sus campos. ¿Y cuando es esta floración? Pues depende de las temperaturas, de la cantidad de lluvias, de si hay muchos dias nublados o si el sol brilla constantemente. Capricho de las musas, en resumen. Preguntadles a ellas.

Venga, vaaaaaa, os daré una pista: este año 2012 será la última semana de marzo y primera de Abril. Después de la floración hay una feria de la cereza, que es espectacular y merece la pena ser visitada. A finales de junio.

En la floración o en la fiesta de la cereza, ¡¡en Salzadella nos vemos!!

p.d.2. Una mención especial.

En una de las fotos de la romería aparece el alcalde, su señora y su hija Isabel. Actualmente Isabel es jueza, ha sacado esta dificilísima oposición y estamos todos muy orgullosos de ella y de sus padres. Desde aquí, una vez más, nuestra enhorabuena Isamari!!!!!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

4 pensamientos en “Salsadella

  1. Hola Carmen:

    Me ha gustado mucho la información tan completa que das de la ermita de San Josep. Es un relato muy ameno y además le has puesto tus pinceladas personales con fotos contándonos también un poquito más del alcalde y de su hija lo que hace que sea muy agradable de leer.También has añadido tus recomendaciones para visitar la ermita en la mejor época. Gracias por este reportaje tan refrescante. He estado en la ermita ya una vez pero seguro que éste domingo iré otra vez y aprovecharé para disfrutar de la cosecha de cerezas tan deliciosas que producís.
    Un saludo muy sincero.

    Hannie

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • ¡Hola Hannie¡ :he tardado mucho tiempo en contestarte porque intentaba recordar si te conocia ,pero ya tengo claro que no te conozco .Acabo de terminar la ultima parte del blog y me gustaria que lo leyeras .Espero otro grato comentario de tu parte .Carmen

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Mi estimada Carmen:
    Me ha encantado tu descripción de ese pueblo tan original. Recuerdo las cerezas que nos traias para Trini y toda mi familia.en aquella época. ¡Estaban deliciosas! También me ha gustado la forma tan natural que tienes para ir describiendo toda la historia de Salzadella. Muy interesante, pues no tenía ni idea de esa historia. Te has documentado muy bien y has tenido que prepararlo con mucho tiempo y lo que noto es el cariño con que expresaslo que escribes pues es muy iportante esa forma de relatar los hechos porque consigues enganchar al que está leyendo como me pasa a mi. Voy a por la tercera y última parte que parece que será todavía más intersante. ¡Enhorabuena y continua escribiendo sobre lo que quieras, pues te garantizo que tienes clase! Un fuerte abrazo para ti tu marido y todos tus magnificos hijos e hijas. Vicente

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Gracias Vicente por tus alabanzas, pero guardate alguna para la 3ª parte, que es en donde de verdad se demuestra el cariño que siento hacia esas tierras y su gente Un abrazo

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>