Casa de los Barones de la Pobla Tornesa – Castellón (S. XVIII)

Esta hermosa casa solariega es la única de estas características que se conserva en Castellón de la Plana. Situada en la Plaza Cardona Vives nº 1, constituye una importante representación de la arquitectura palaciega del barroco. Ha estado habitada ininterrumpidamente hasta la fecha por diferentes generaciones de la familia Vallés. En la actualidad es propiedad  dela Marquesa de San Joaquín y Pastor y Condesa de Albalat dels Sorells, doña Mª Federica de Vallés y Huesca, quien rehabilitaría en 1970 la baronía de la Pobla Tornesa, ostentada en la actualidad por su hijo don Federico García-Corona y de Vallés (28-IV-1983).

La fachada es sencilla, y austera, aunque elegante.  Sobre el portalón  adintelado en piedra podemos observar un escudo cuartelado, con las armas de 1º: Vallés, 2º, Ferrer, 3º, Pallares y 4º Funes. Aunque el remate fue destruido durante la Guerra Civil, aún se conserva la divisa utilizada por la rama de los Vallés que se instaló en tierras de  Castellón: “Vallis Altitudo est mea Fortitudo” (“La altura del valle es mi fuerza”), aún cuando aquí aparece escrito de esta otra manera: “Fortitudo vallis altitudo est mea”.

Llama la atención un retablo de azulejos que recuerda la estancia del eminente astrónomo francés Pierre Méchain (1744-1804), famoso entre otras cosas por haber fijado junto a Delambre la longitud exacta del metro y el sistema métrico decimal. Amigo de don Faust Vallés Vallés i Vega, XII Barón dela PoblaTornesa y astrónomo aficionado, viaja a Castellón para proseguir sus investigaciones sobre el meridiano de Greenwich antes de partir a Mallorca. Posteriormente, mientras trabajaba en las inmediaciones del Puig de Santa María, se contagia del  paludismo, por lo que regresa  de nuevo a casa de su buen amigo don Fausto, donde muere el 20 de septiembre de 1804, circunstancia reflejada en el retablo.Tras la portada con batientes en madera labrada, nos encontramos con un amplio zaguán. Todo este espacio está cubierto con baldosas de guijarro limitadas por baldosas rojas rectangulares. En las esquinas aparecen otras, en este caso cuadradas, en color azulado. La viguería es de madera.

En este zaguán podemos admirar una colección de retablos de cerámica de los siglos XVIII al XIX, principalmente con imágenes religiosas, pero también se encuentran otros de diferente temática. Por ejemplo, uno con aires cotidianos donde una sirvienta parece enojarse con otra compañera mientras ésta en actitud de trabajo algo relajada, presta más atención a las  palabras que le dirige un caballero.

Acceso a la planta principal.

El acceso a la planta principal se efectúa por una escalera imperial con baranda de hierro forjado en  cuyo arranque hay, sobre dos columnas de fundición, dos globos de cristal para iluminar el inicio.

La entrada a la parte noble se hace a través de una puerta de doble hoja que da paso al vestíbulo, en cuyas paredes pueden verse varios escudos de armas en madera policromada, correspondientes a los primitivos moradores de la casa. La estancia actúa como distribuidor, teniendo a mano izquierda (fachada) todos los salones principales y a la derecha (jardín) la zona más privada y de servicio.

El primero de ellos es el Salón Azul, así llamado por el color en el que están pintados paredes y techo. Conserva el pavimento original donde domina también el color azul.

Sigue a continuación el Salón Dorado, el más amplio de todos. Es de planta rectangular y a él se accede a través de una puerta de doble hoja centrada, toda ella en madera labrada en cuya parte superior, entre los detalles decorativos, aparece una lechuza o quizás un búho, que se asocia a los Casalduch. Aquí el nombre obedece al predominio del dorado, tanto en muebles como en espejos y cornucopias, que decoran las paredes donde hay dos tapices flamencos del siglo XVII  y un par de bargueños de influencia italiana con incrustaciones de carey.

Destaca igualmente en él un óleo con las cuatro últimas generaciones vinculadas a la casa. El pavimento es el original, constituido por baldosas de cerámica blanca y azul formando triángulo. El techo es de escayola, imitando madera, con una pintura en la parte central.

Tanto esta estancia como la anterior contienen una abundante colección de retratos familiares de casi todas las épocas, constituida por lienzos y fotografías distribuidas sobre las paredes, consolas y mesas.

El último de los salones por este lado de la fachada es el destinado a Dormitorio Principal, muy amplio y con pavimento de Alcora. Su decoración consiste en una amplia guirnalda en tonos azules a lo largo del perímetro de la estancia, y en el centro un detalle, también en azul, formando un cuadro. El resto es todo blanco con pátina dada por el paso del tiempo.

Para llegar hasta el resto de las dependencias será preciso volver atrás. Así,  atravesando el vestíbulo, encontramos el Salón Verde, cuya función es servir de lugar de paso hacia el comedor, la galería, un dormitorio y la zona de servicio. Aquí el mobiliario de estilo alterna con otro más contemporáneo. El pavimento está constituido por baldosa hidráulica de principios del siglo XX. Llaman la atención dentro del conjunto, dos elementos: la lámpara, en cristal con detalles dorados, y la enorme puerta de paso al comedor, con decoración barroca. Su construcción es más contemporánea. Presenta chimenea de ladrillo visto en rojo, pavimento de baldosa del mismo color con olambrillas de fondo blanco y motivos en azul alusivos a la gastronomía. Cubre  la pared un zócalo sobre el cual reposan los elementos de una vajilla, con el escudo de la Baronía, utilizada por el rey Alfonso XII cuando pernoctó en la casa, en el dormitorio de la Baronesa, situado junto al Salón Verde, conservado hoy con el mismo mobiliario y distribución de entonces.

La planta concluye por este lado con una luminosa galería con vistas al jardín, en el que abundan los helechos, protegidos del sol por un  emparrado de buganvillas.

Agradecimientos

Agradezco a la Sra. Marquesa por darnos la oportunidad a la Universitat per a Majors de poder visitar su casa y poder realizar este trabajo. También aprovecho para agradecer a  Julia su amabilidad mostrada hacia nosotros.

BIBLIOGRAFIA.

Casas Solariegas de la Comunidad Valenciana,  Francisco Pérez de los Cobos Gironés,  ed. Federico Domenech, S.A (2007)

www.sierraengarceran.es: El sistema métrico decimal y la medición del arco del meridiano.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Casa de los Barones de la Pobla Tornesa - Castellón (S. XVIII), 1.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>