María “La Jabalina”: Una víctima de su tiempo

Begoña Arroitia Ramírez y Nicolás Clavel Amat

Ésta es una de las muchas historias que ocurrieron en la posguerra de esta nuestra España.

Era el mes de agosto de 1942, las ejecuciones se solían hacer por la tarde y además desde el juicio hasta la ejecución solía transcurrir un mes o dos, como mucho.

El grupo de ejecutados el día 8 de agosto era de siete personas: Seis varones y una mujer. María Pérez Lacruz, alias “La Jabalina” vivía en el Puerto de Sagunto y en aquel momento tenía 25 años.

Las  ejecuciones  solían hacerse en los muros de los cementerios y en este caso fue en el campo de tiro de Paterna (Valencia).

La madre fue avisada de que se iba a celebrar la ejecución y acudió a Paterna. A los familiares los pusieron en una sala, desde donde se oyeron los tiros, incluido el de gracia. Inmediatamente acudieron a recoger los cuerpos y darles sepultura. De no ser así acababan los cuerpos en una fosa común.

María “La Jabalina” fue una mujer de su tiempo con unas ideas de izquierdas. Nació un 3 de mayo de 1917 en Teruel; sus padres eran Manuel Pérez de la Esperanza e Isabel Lacruz Civera, originarios también  de Teruel. Hay un dato anecdótico y es el de su alias “La Jabalina” que le viene porque toda la familia de la madre eran de Jabaloyas, un pueblo que pertenece a la Sierra de Albarracín y de ahí el apodo de todas las mujeres de la familia.

La familia de María por necesidades económicas se desplazó de Teruel a Sagunto. Era 1923 y María tenía apenas 6 años.

En esos momentos en el Puerto de Sagunto había bastante actividad laboral, se bajaba el mineral de las minas de Ojos Negros (Teruel) y había que construir un ferrocarril y un embarcadero para transportar ese material mediante barcos hacia Europa.

En ese tiempo el Puerto de Sagunto todavía no existía y las personas que venían a trabajar tenían problemas de vivienda, sanitarios, etc. ya que todo se hacía en Sagunto. Empezaron los problemas de los trabajadores y las primeras demandas.

Más tarde los horarios laborales se tuvieron que adecuar a la implantación de la nueva normativa de 1926 por lo que pasaron a ser de 8 horas. La empresa les comunicó que  tenían que trabajar dos horas más y cobrar el 25% más por cada hora trabajada. Comenzaron las huelgas y en este ambiente hostil es en el que vivió María, que ya tenía 13 años. Este transcurrir de acontecimientos represivos hacia los trabajadores va formando su carácter reivindicativo.

La familia se instaló cerca del mercado municipal. Ya eran 5 hermanos y necesitaban mantener a la familia; su medio de vida era un puesto de verdura en el mercado. María ayudaba a su madre y además trabajaba en las tareas de limpieza de una casa particular (cuyo dueño era Severiano Jiménez Basarte y de profesión practicante del Hospital de la Siderurgia, quien más tarde certificaría que el comportamiento de María era intachable, firmado el 1 de agosto de 1942); tenía 19 años y muy cerca de su casa se fundaron las Juventudes Libertarias, de las que pasó a formar parte el año 1934. Todos estos acontecimientos hicieron que María se forjara en la lucha por las libertades y que más tarde a primeros de agosto de 1936 ingresara en  la Columna de Hierro para defender desde Mora de Rubielos y Sarrión , ambos municipios de la provincia de Teruel, su lucha contra el fascismo. La función que desempeñó en la Columna fue de enfermera.

La Columna de Hierro fue uno de tantos frentes que se formaron para luchar contra el fascismo. Se formaban por grupos y uno de ellos fue de los metalúrgicos de los cuales la gran mayoría eran del Puerto de Sagunto. Este grupo fue dirigido por Rufino Rodríguez Patón, el cual era conocido de María.

Para defender el frente de Teruel se produjo una batalla en Puerto Escandón (Teruel), allí acudió María para ayudar como enfermera y fue herida de bala en una pierna; este hecho ocurrió el 23 de agosto de 1936 y fue ingresada en un hospital de Valencia; le dieron el alta el 24 de diciembre de 1936, más tarde se incorporó a trabajar en la siderúrgica.

En el año 1939 la Guardia Civil citó a María para que declarara y ella se presentó voluntariamente en el Puerto de Sagunto donde fue detenida. Las acusaciones se basaron en los crímenes cometidos por la Columna de Hierro en el frente de Teruel.

L o sorprendente es que en esas fechas María estaba ingresada en el hospital de Valencia y así lo afirmó el jefe de traumatología del hospital D. Francisco Martin Lagos que certificó que María ingresó por fractura de fémur causada por arma de fuego y que se le dio el alta el 24 de diciembre de 1936.

Existe una carta en contestación a una solicitud que su hermana Carmen (que aun vive) hizo al Ministerio del Interior con fecha 4 de julio de 1997 en el que comunican su ingreso en la Prisión provisional del Convento de Santa Clara el 18 de enero de 1940 y su traslado el 16 de enero de 1942 a la Prisión Provincial de Mujeres de Valencia. Con fecha 27 de febrero de 1942 les consta la ratificación de prisión de María Pérez Lacruz en procedimiento 2053-V del Juzgado Militar nº 15 (Capitanía General de la 3º Región) y con fecha 29 de julio de 1942 tienen un comunicado del Juzgado Militar nº 15 en el que el Consejo celebrado dicho día para la vista y fallo del procedimiento sumarísimo nº 2053-V y que se refiere a María Pérez Lacruz ha resultado condenada a la pena de Muerte y que los hechos por los que fue juzgada son anteriores a la Liberación[1] .

Según un artículo periodístico, se supone que el 9 de enero de 1940 María es ingresada para dar a luz, no se supo si era niño o niña y de este hecho no se ha sabido nada más, como otras tantas historias que ocurrieron con los niños de la guerra.

En el año 2003 la Associació de Dones de Baladre ”Trencant Silencis “ del Puerto de Sagunto, le hicieron un homenaje para exaltar a las mujeres que vivieron en una etapa represiva y que ello no les impidió llevar a cabo sus ideas de libertad, entre ellas estaba María  “La Jabalina” y en septiembre del año 2003 solicitaron al Ayuntamiento que dedicara una calle o plaza con su nombre. Hoy en el barrio de La Pinaeta hay una calle que se llama María Pérez Lacruz “La Jabalina “.

Bibliografía

Associació de Dones Baladre – “Trencant Silencis”. Plaça Tirant lo  Blanch s/n. http://coordinacionbaladre.org

Documento del Ministerio del Interior. Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Establecimiento Penitenciario de Valencia. Centro de Cumplimiento. 12-04-97.

Girona Rubio, M. 2007, Una Miliciana en la Columna de Hierro. María “La Jabalina”, Publicacions de la Universitat de València, Valencia.

Girona Rubio, M. 2002, “’La Jabalina’ y la Columna de Hierro”, Levante El Mercantil Valenciano, 4-01-2002.

Montaner, R. 2008, “¿Dónde está el hijo de María “la Jabalina”?”, http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008112300_19_523034__ComunitatValenciana-Donde-esta-hijo-Maria-Jabalina


[1] Después de buscar este documento, intentamos localizar a otros familiares de María. Contactamos con su sobrino y éste no nos quiso facilitar ninguna información.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

5 pensamientos en “María “La Jabalina”: Una víctima de su tiempo

  1. Ésta historia narrada por nuestros padres y abuelos, fué verificada con multitud de datos por Manolo Girona, el cual me escribió una dedicatoria entrañable en su libro. Aunque sea tarde se hace justicia a María y a su familia

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Me ha parecido muy interesante esta historia. No la conocía y me ha impresinado-

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Estimados Begoña y Nicolas;

    esta historia parece francamente de película pero me consta que muchas de las personas con una cierta “edad” en sagunto la conocen, incluso la conocieron a ella dando fe tanto de los que vosotros explicais como de otras historia que tal vez tendrían que ser verificadas y redactaras en honor a la “Jabalina”.

    Muy buen trabajo.
    Pili

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Como tantas y tantas historias de mujeres valientes y de gran humanidad,ésta es conmovedora. Se merece que se le haga justicia.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  5. Vaya, acabo de ver que todavia no os había felicitado, habeis sido muy valientes al hacer este trabajo, conocía la historia de La Jabalina, pero vuestro trabajo me ayuda a seguir “indignandome” con la injusticia, de la que esta historia es una muestra

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>