Antropología cultural de nuestro entorno

2 junio 2011

UNA CURIOSIDAD DEDUCIDA DEL TRABAJO DE INVESTIGACIÓN REALIZADO PARA EL TALLER DE ANTROPOLOGÍA.

Filed under: Tema 6. Curiosidades — Vicente Isach @ 10:06

Me refiero a la expresión “quina clava”, tan habitual, gráfica y que todo el mundo entiende como que le han limpiado la cartera de tal forma que le han dejado sin un euro y encima se siente defraudado o casi estafado.

Es habitual oír a alguien decir que estuvieron en un restaurante y que les dieron de comer regular pero a la hora de pagar les “pegaron una clava”

También es frecuente a la hora de pagar los impuestos decir “menuda clava” me ha pegado este año hacienda con la renta.

Es decir, siempre la expresión “clava” viene relacionada con un pago excesivo, inesperado y sobre todo por encima de las expectativas que uno hace al valorar la contrapartida recibida, sea de la índole que sea.

Pero esta expresión viene de muy antiguo, ya que de tiempos inmemoriales era y es una costumbre (extracto del relato costumbres del trabajo siglo XIX) que en todas las fiestas de calle, la noche que el clavario que sale entrega el santo al clavario que entra, el que recibe al santo da en su casa un refresco, o más bien, obsequia a los amigos y acompañantes, con un surtido de pastas y licores, los cuales se arreglan sobre una lujosa mesa que se halla expuesta en uno de los salones de la casa para que antes de la procesión puedan verla todas las personas curiosas, en particular las señoras, a examinar el modo como está puesta la mesa, y la variedad de pastas y licores que componen aquel ambigú. Esta costumbre ocasiona grandes gastos a los clavarios, subiendo más lo que se gastan en este convite, que lo invertido en la función de iglesia; pues por no exponerse a la gran crítica de toda la ciudad, todos hacen más de lo que sus fuerzas y posición les permiten, aplicando en este caso “menuda clava”.

Esta costumbre de vanidad, y no de devoción, hace que muchos años no tiene el Santo quien lo reciba en su casa; pues muchos fieles de la clase media que gastarían de buen grado todo lo que corresponde a la función de iglesia, huyen del compromiso, por no perjudicar de un modo excesivo sus intereses, ya que ser clavario y estar a la altura de sus predecesores le supone una clava, apartando al santo, objeto de su mas grande devoción, de la casa donde le hospedarían con el mas puro y cristiano amor.

Todo quedaría aquí sino hubiera seguido investigando para este trabajo y tirando del hilo llego a la composición del municipio de Castelló en la época foral (siglos XIV-XV) que sigue diciendo:

El funcionamiento político-administrativo de la corporación de Castelló se distribuía entre órganos colegiados y cargos personales. La estructura institucional se había configurado para cumplir los cometidos de la diversidad de las funciones municipales. Los diferentes encargos condicionaron la existencia de órganos colegiados, con los oficios personales  encargados de cumplir los acuerdos municipales. Este sistema organizativo permaneció inalterable durante toda la época foral, aunque surgieron más oficios personales y juntas.

Componían los órganos colegiados fundamentalmente el Consell y la Cort de jurats, pero también formaban parte del sistema las juntas de elets.

Los oficios, u órganos personales de gestión, se dividían en mayores o de gobierno (justicia, jurado, consejero y síndico) y menores (mustaçaf, clavari, cequier, sacristá, y manobrer) además de otros funcionarios (escrivá y misatger).

Es curioso encontrar como oficio del Ayuntamiento al CLAVARI y continua mi curiosidad hasta saber a que se dedicaba este funcionario y ahí esta la respuesta

El clavari era un funcionari del municipi encarregat de les finances.

Aquest càrrec, documentat als segles XIV i XV, generalment era escollit cada any pel Consell municipal.

El clavari també era l’encarregat de fer els llibres de clavaria, on constaven les entrades i sortides del Consell municipal.

De lo que se deduce que su función sería la de recaudar fondos para el ayuntamiento a través de sanciones, multas, impuestos etc. vamos igual que ahora el recaudador de haciendo o del ayuntamiento y me imagino que el contribuyentes al igual que ahora, a la hora de pagar diría “menuda clava ma pegat este CLAVARI”.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

31 mayo 2011

Castellón y la Revolución Francesa

Filed under: Tema 6. Curiosidades — Roger @ 20:43

Un dato curioso, que enlaza Castellón con una de las consecuencias de la Revolución Francesa..

Una de las consecuencias de la Revolución Francesa fue cambiar el anterior sistema de pesos y medidas. En 1790 la Asamblea Nacional francesa decidió crear una comisión que adoptó el sistema de medidas propuesto en 1670 por el sacerdote Gabriel Mouton: la unidad básica de medida había de ser una fracción de la circunferencia de la Tierra, y a partir de ella se crearía un sistema sencillo de 10 unidades, siendo ésta el metro. El metro equivaldría a la diezmillonésima parte de la distancia del Polo Norte al Ecuador, es decir, un cuarto de la circunferencia de la Tierra.

En 1792, la Comisión de Pesos y Medidas francesa, con el objeto de determinar exactamente el hipotético metro, encarga este proyecto a los astrónomos Delambre y Mechain, para ello deberán efectuar la medición del meridiano que va desde Dunkerke a Barcelona. Delambre se encargará del tramo Dunkerke-Rodez y Méchain del trayecto Rodez-Barcelona. Entre 1os años 1792 y 1798 se efectuó el trabajo, pese a las dificultades encontradas en Cataluña por la guerra contra los revolucionarios franceses de 1793-1795, que tomaban al equipo de agrimensores, como espías.

En sus estudios posteriores Méchain observa una pequeña diferencia de 3 segundos entre el valor geodésico y el valor astronómico en la longitud de la ciudad Barcelona. Suponiendo que se trataba de un error experimental, trató de aumentar la precisión de sus medidas, pero debido a la inestabilidad política entre Francia y España de aquel periodo, no es hasta 1803 cuando Napoleón le autoriza a trasladarse a Barcelona, desde donde pasa a la desembocadura del Ebro, haciendo observaciones desde el Montsía. Posteriormente se traslada a Ibiza, pero no consigue la comprobación esperada. Finalmente en 1804 recala en Castellón, donde entabla amistad con Fausto Vallés, Barón de la Pobla, que lo aloja en su casa. Este personaje, representante de la nobleza ilustrada local de la época, era amante de las ciencias y en particular de la astronomía.

Durante su estancia en Castellón, Méchain realizó diversos trabajos en la Sierra Espadán y en el contorno del Desierto de las Palmas. A principios de septiembre de 1804, según unas versiones: recibió por conducto diplomático una valija del cónsul francés en Alicante -ciudad que se hallaba entonces incomunicada, sometida a una epidemia de fiebre amarilla- que contenía diversos documentos y otros efectos infectados, por lo que llegó a contagiársele la enfermedad, sintiéndose repentinamente enfermo y falleciendo en la casa del Barón de la Pobla, situada de la actual plaza de Cardona Vives, el 20 de septiembre de 1804. Otra versión, indica que la enfermedad la contrajo mientras recorría las marismas y marjales de las costas del Golfo de Valencia, probablemente de malaria.

Pierre Méchain fue enterrado en Castellón en el cementerio del Calvario –situado en el denominado Paseo de coches del actual Parque de Ribalta-. Por este motivo, recientemente se ha erigido un monumento en su honor frente al Templete. Una anécdota ligada a este acontecimiento, es la noticia que difundieron los medios de comunicación, relativa a que los opositores al paso del Tram por el Paseo de coches del Parque de Ribalta habían entrado en contacto con el Presidente francés Sarkozy para que apoyara su reivindicación por encontrarse allí el cadáver de Méchain.

Estudiante: José María Escrig

Bibliografía:
COLUMBRETES, editado en 1990 por el Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento, ISBN 84-505-9354-9.
Mechain en Castellón de la Plana, en el artículo Mechain y Vallés

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Powered by WordPress