Antropología cultural de nuestro entorno

31 mayo 2011

Castellón y la Revolución Francesa

Filed under: Tema 6. Curiosidades — Roger @ 20:43

Un dato curioso, que enlaza Castellón con una de las consecuencias de la Revolución Francesa..

Una de las consecuencias de la Revolución Francesa fue cambiar el anterior sistema de pesos y medidas. En 1790 la Asamblea Nacional francesa decidió crear una comisión que adoptó el sistema de medidas propuesto en 1670 por el sacerdote Gabriel Mouton: la unidad básica de medida había de ser una fracción de la circunferencia de la Tierra, y a partir de ella se crearía un sistema sencillo de 10 unidades, siendo ésta el metro. El metro equivaldría a la diezmillonésima parte de la distancia del Polo Norte al Ecuador, es decir, un cuarto de la circunferencia de la Tierra.

En 1792, la Comisión de Pesos y Medidas francesa, con el objeto de determinar exactamente el hipotético metro, encarga este proyecto a los astrónomos Delambre y Mechain, para ello deberán efectuar la medición del meridiano que va desde Dunkerke a Barcelona. Delambre se encargará del tramo Dunkerke-Rodez y Méchain del trayecto Rodez-Barcelona. Entre 1os años 1792 y 1798 se efectuó el trabajo, pese a las dificultades encontradas en Cataluña por la guerra contra los revolucionarios franceses de 1793-1795, que tomaban al equipo de agrimensores, como espías.

En sus estudios posteriores Méchain observa una pequeña diferencia de 3 segundos entre el valor geodésico y el valor astronómico en la longitud de la ciudad Barcelona. Suponiendo que se trataba de un error experimental, trató de aumentar la precisión de sus medidas, pero debido a la inestabilidad política entre Francia y España de aquel periodo, no es hasta 1803 cuando Napoleón le autoriza a trasladarse a Barcelona, desde donde pasa a la desembocadura del Ebro, haciendo observaciones desde el Montsía. Posteriormente se traslada a Ibiza, pero no consigue la comprobación esperada. Finalmente en 1804 recala en Castellón, donde entabla amistad con Fausto Vallés, Barón de la Pobla, que lo aloja en su casa. Este personaje, representante de la nobleza ilustrada local de la época, era amante de las ciencias y en particular de la astronomía.

Durante su estancia en Castellón, Méchain realizó diversos trabajos en la Sierra Espadán y en el contorno del Desierto de las Palmas. A principios de septiembre de 1804, según unas versiones: recibió por conducto diplomático una valija del cónsul francés en Alicante -ciudad que se hallaba entonces incomunicada, sometida a una epidemia de fiebre amarilla- que contenía diversos documentos y otros efectos infectados, por lo que llegó a contagiársele la enfermedad, sintiéndose repentinamente enfermo y falleciendo en la casa del Barón de la Pobla, situada de la actual plaza de Cardona Vives, el 20 de septiembre de 1804. Otra versión, indica que la enfermedad la contrajo mientras recorría las marismas y marjales de las costas del Golfo de Valencia, probablemente de malaria.

Pierre Méchain fue enterrado en Castellón en el cementerio del Calvario –situado en el denominado Paseo de coches del actual Parque de Ribalta-. Por este motivo, recientemente se ha erigido un monumento en su honor frente al Templete. Una anécdota ligada a este acontecimiento, es la noticia que difundieron los medios de comunicación, relativa a que los opositores al paso del Tram por el Paseo de coches del Parque de Ribalta habían entrado en contacto con el Presidente francés Sarkozy para que apoyara su reivindicación por encontrarse allí el cadáver de Méchain.

Estudiante: José María Escrig

Bibliografía:
COLUMBRETES, editado en 1990 por el Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento, ISBN 84-505-9354-9.
Mechain en Castellón de la Plana, en el artículo Mechain y Vallés

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario

Powered by WordPress