Antropología cultural de nuestro entorno

26 febrero 2011

termino y conceptos historicos de Torreblanca

TÉRMINO Y CONCEPTOS HISTÓRICOS  DE   TORREBLANCA.

Carmen Pinyol

El sitio limitado entre la sierra de Irta y el cabo de Oropesa y dentro del enclave geo-histórico de Miravet, se halla el núcleo demográfico, que con el tiempo recibirá el nombre de Torreblanca.

Se evidencia en toda la zona costera de Torreblanca que fué muy visitada por naves romanas. Cabe mencionar el descubrimiento de los hallazgos que con motivo de la roturación de los terrenos, se hallaron doscientas cuatro monedas de oro datadas entre los siglos  I y XI.

Es posible que las tribus iberas tomaran contacto con los romanos en un principio,  circunstancia que propició la romanización y el asimilamiento de la cultura y ”modus vivendi” de los invasores.

José Luís Barrera de Aragón, concedió al obispo de Tortosa, el 27 de Abril de 1225, los castillos de Trini,  Cherta y Miravet, incluyendo en la donación todos sus términos, iglesias, alquerías y masías.

El castillo de Miravet constituía un distrito que comprendía, además de su fortaleza, el vecino castillo de Albalat, la villa de Cabanes y los lugares que en su día  vendrían a ser los de Benlloch y Torreblanca.

Castillo de Miravet

En los documentos de ésta donación, no se menciona el nombre de Torreblanca, dando a entender que aun no existía como tal. Pero si, el nombre de ”Torre de Luppricato”, como uno de los límites, que al parecer por sus referencias y localizaciones indicadas en los documentos de la donación, podría ser con el tiempo, el emplazamiento actual de Torreblanca . Según algunos historiadores han interpretado los lindes que sitúan la torre-fortaleza-iglesia de San Francisco de Asís como la Torre de Luppricato, que,  por el grosor de sus muros, las aspilleras a ras de suelo actual, las que coronan el edificio, la barbacana y la puerta de dovelas, prueban su primitivo carácter defensivo y su antigüedad. Y allí continua estando, con su apariencia de fortaleza defensiva.

Se encuentra el documento más antiguo en el archivo tortosino, el cual llegó a ver el P. Ramón de María, en el que aparece una comunidad habitando el Lugar, datado el 25 de abril de 1350 y trata de un arrendamiento de Albalat y Torreblanca.

La piratería  sería por aquel tiempo el modo de vida de los dos lados del Mediterráneo. Para Evitar sorpresas a los cristianos, el Reino de Valencia estableció un sistema de vigilancia, con puestos fijos, en torres atalayas y correos de aviso.  En Torrenostra (playa de Torreblanca) encontramos una torre vigía y cerca de ésta la de Cap i Corp.

EL ASALTO DE LOS PIRATAS BERBERISCOS.

A finales de agosto de 1397 ocurre un hecho histórico muy importante y digno de mencionar: El asalto, saqueo y robo en las casas de la población, arrasando con todo lo que encontraron, y también las alhajas de la iglesia y la Hostia Consagrada con la Custodia. Cuando llegó la noticia a Valencia, el Consejo del Reino acordó organizar una armada que castigara tal injuria y recuperar las Sagradas Formas. Gestión que llevó a cabo el Gobernador General del Reino, Ramón de Boíl, trasladando el acuerdo al Rey D.Martín I el Humano para que favoreciera la empresa. Y además,  Benedicto XIII promulgó la Bula para la cruzada.

En total se armaron  70  embarcaciones, el mando de una de ellas sería el Justicia de Valencia, mosén Jaime de Pertusa. A las galeras valencianas se agregaron las de Barcelona,informada del sacrilegio, que salieron en la misma expedición, nombrando de común acuerdo, al vizconde de Rocaberti como capitán de toda la armada. Y también se unieron otros gremios como: el de armeros, curtidores, zapateros y tintoreros,  en total  zarparían unos 7500 combatientes muy indignados, que salieron en la misión de lavar la afrenta del saqueo de Torreblanca. Desde Ibiza llegaron a Tedeliç, nido de piratas berberiscos, ciudad pequeña pero tan bien amurallada, que se la tenía como “plaza fuerte.”

Tras el desembarco llegaron a la ciudad que fue presa del saqueo: incendios, destrucción y matanza. . . más de mil musulmanes entre muertos y prisioneros. El botín fue cuantioso y se recuperaron las Sagradas Formas y la magnífica Custodia. Se dijo que los cristianos lucharon como leones, lo cual daría pié a la leyenda, como cuenta la tradición, que en plena batalla bajara de las montañas un león que arrebatando la vida a quien guardaba la Custodia la entregó a un mando de los cristianos, siendo el gremio de los curtidores que tras la cruzada escribió en su estandarte; “La llevamos porque la ganamos”. De una manera u otra Torreblanca se quedó sin su valiosa Custodia.

Embarcación cristiana.

El obispo de Tortosa D. Francisco Climent Çapera al empezar 1410 procedió al amurallamiento del Lugar ” . . . prenients dalit en obrar la Seu e murar lo Loch vostre de Torre Blancha. . . ” según reza en la carta de Gil Sánchez Muñoz. Se hizo ésta muralla para evitar más riesgos de nuevas incursiones corsarias. Hoy solo se aprecia un pequeño tramo de esta muralla por el adosamiento de las casas primitivas en la parte más alta y antigua de la calle Bon Aire que quizás se hayan reformado por dentro pero nunca se separaron de la fortaleza.

EL CRECIMIENTO DE LA VILLA.

El obispo de Tortosa, fray Juan Izquierdo otorga el 30 de agosto de 1576 carta  puebla a treinta y ocho familias para que ocuparan casas y cultivaran las tierras, abandonadas por más de un siglo.  Durante el siglo XVII la villa va creciendo constantemente, de 46 familias pasan a ser 87, y el consell empieza a tener personalidad propia, suficiente para litigar con Cabanes por leñas y caza en el Prat, como también puede sostener pleitos por sus derechos de herbaje y pesca con Doña Blanca de Cardona, consiguiendo amojonar sus terrenos.

La villa consigue en el siglo XVIII levantar su nueva iglesia parroquial, permitiéndose incluso, contratar a pintores como Oliet y Oriente y también, edificará su casa de la vila, abrirá un nuevo pozo de agua público, construirá casas de sillería, y delineará un espléndido Calvario.

Recinto del cavario de Torreblanca.

En 1896 Torreblanca solicita de Madrid un embarcadero para su poblado marinero de la playa de Torrenostra, algo que no consigue. Las 120 barcas que faenan en la pesca de arrastre y trasmallo,  subastan ellos mismos en su pequeña “llontjeta” el pescado que mandaban a Barcelona.  Las ilusiones perdidas  abocan a los pescadores a buscar trabajo en los puertos de Peñíscola y El Grao  después de haber perdido sus ya  maltrechas embarcaciones. Han de vender sus casas a bajo precio y marchar, pues en Torrenostra ya no pueden vivir, porque su vida es el mar, y éste les ha ido comiendo terreno hasta entrar por sus puertas y echarlos fuera.

La playa queda despoblada, y solo el empeño de la villa la hará renacer poco a poco como el núcleo turístico que es ahora.

Playa de Torrenostra(Torreblanca)

Más tarde, es una de las poblaciones, que se adhiere a la creación  de un sindicato para defender la producción naranjera.

Formará parte de la comisión de alcaldes que por primera vez solicite el canal del Ebro.

En1935 solicita una carretera turística entre Peñiscola y Oropesa que pasará por Torrenostra, pero su ejecución queda olvidada.

Torreblanca está situada dentro de la Plana Alta. Pertenece al Partido Judicial de Vinaroz y a la diócesis de Segorbe-Castellón. Su término municipal es pequeño, solo tiene 30 treinta kilómetros cuadrados y son lindantes los términos de: Alcalá de Xivert por el norte,  Benlloch por el oeste y Cabanes por el sur. Al este y solo a tres kilómetros la baña el mar MEDITERRÁNEO.

La villa dista de la capital 38 kilómetros, la forman edificios de obra buena , dispuestos  en calles y plazas regulares y llanas , en su mayoría, en la parte alta y más antigua, forman cerco alrededor de la iglesia primitiva de san Francisco, el resto de la población es de calles más anchas llanas y de trazo largo. Está a 30 metros del nivel del mar y con una pendiente de un dos por ciento.

BIBLIOGRAFIA: web ayuntamiento de Torreblanca.

Contado por las gentes del pueblo.

Recuerdos de tradición.

Extracto del libro de D.Francisco Roca ” NOTICIAS  HISTÓRICAS DE TORREBLANCA”, hijo de Torreblanca.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

5 comentarios »

  1. Carme, me ha enganchado tu relato. Es cortito y claro. No cansa y se lee con agrado.
    Mi enhorabuena

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Comentario by Salvador — 7 marzo 2011 @ 18:06

  2. Carmen, me gusta que hayas incluìdo en tu relato el tema de los Piratas Berberiscos, en general creo que te ha quedado muy bien.

    Animo y a continuar

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Comentario by Santiago Pérez — 13 marzo 2011 @ 11:26

  3. Hola Salvador me alegra que te guste lo poco que he escrito y te lo agradezco, me anima, aunque la verdad es que dispongo de muy poco tiempo. Saludos y hasta pronto.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Comentario by Carme Pinyol — 17 marzo 2011 @ 0:04

  4. Santiago, gracias por tus ánimos y tu consejo, siempre son estimulantes. Se continuará. . . ..Saludos!!

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Comentario by Carme Pinyol — 17 marzo 2011 @ 0:11

  5. Carme, he disfrutado mucho leyendo tu trabajo. Lo has hecho breve y como todos sabemos, “LO BUENO SI BREVE DOS VECES BUENO”. Así me parece a mí. Conciso y claro.
    Las fotos muy bien escogidas.
    Nos vemos el día 31 a las 10 de la mañana. (Si no hay cambios, porque Pili va de cabeza)
    Un beso

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Comentario by Salvador Giner — 22 mayo 2011 @ 10:20

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario

Powered by WordPress