OFICIOS Y COSTUMBRES DESAPARECIDOS

OFICIOS Y COSTUMBRES DESAPARECIDAS

 

      Durante los últimos tiempos han desaparecido muchos oficios en todas las ramas de trabajo

.

      Sin duda a causa de los múltiples cambios `producidos por  los inventos que han favorecido nuevos métodos para trabajar o simplemente emplear los medios existentes de forma diferente, produciendo nuevas técnicas que aportan alguna ventaja sobre las existentes.

 

     El empleo de nuevos materiales, por ejemplo el hormigón armado sustituyendo a la madera. Los plásticos usados hoy día en todas las ramas el aluminio en la fabricación aviones o materiales ligeros.

 

     Concretamente centrándonos en el ambienta rural y ganadero, podemos citar.

 

    Hemos pasado en cincuenta años de la guadaña a la máquina cosechadora y en pocos más desde la hoz. Una razón que ha favorecido estos cambios es el no llevar la comida los días de la siega a los segadores en el campo ,que duraba unos ocho  días. Segando con dalla

 

    La persona que traía la comida cuatro veces al día se llamaba “ la agostera” ,costumbre desaparecida por la rápidez  de las cosechadoras y el menor número de operarios necesarios  en la recolección de los cereales.

 

     El día que finalizaban estos trabajos de siega y trilla se organizaba una  especial comida buena  y abundante (con un t

Trillando en la era

 

pollo capón como plato principal  ,guardado para la ocasión) rematada con buñuelos, miel y cuajada de leche de oveja con un bizcocho en cada tazón. Además el masovero obsequiaba a cada peón con un rollo grande de “pan quemado”, el esfuerzo así lo merecía. 

 

  Gallo capón cantando                 Plato de coajada

  Un apartado muy importante, por la frecuencia con que se usaba y la naturaleza de su contenido  es el trabajo del horno de pan.

 

    El horno se enciende por la mañana a primera hora, y cuando la masa está en su punto de cocción el horno esta en el suyo para cocer. La práctica enseña que ese punto del horno es cuando su techumbre interior se blanquea. Entonces se retira la ceniza y las brasas a un rincón del mismo a lo que se llama “colgá”. Con la ayudada de unas matas verdes o algún paño  húmedo limpia en lo  posible la ceniza restante del horno, esto se llama escombrar

 

Horno de leña en una masía

 

 El horno de pan está en todas las masías, usándose cada ocho días, por lo menos, como había mucha gente, familias completas mas otros jornaleros y pastores.

 

      Si en alguna ocasión faltaba pan se acudía  a los vecinos prestándose los unos a los otros. Eran expertos en este menester con el pan y pastas de varias clases.

 

     Cada amasada se guardaba  un trozo de masa llamada  “lleute”.   La víspera de amasar se diluía con agua tibia y harina dejándose hasta el día siguiente cuando se empezaba a hacer las masa se mezclaba con levadura, sal, patata rayada, agua tibia y harina que se añade poco a poco removiendo la masa obtenida, la que se va endureciendo  añadiendo harina y trabajándola manualmente.

 

 

Pan hecho con levadura madre

 

     Se corta  a pedazos para que sea más manejable, no ha de estar muy dura, el pan queda más esponjoso.

 

     De esta masa se separa una parte a la que se le añade aceite para hacer “primes”, rollos, solo con azúcar y aceite por encima o añadiendo manzana, membrillo cortado o almendras. Ello servía

para meriendas  o por la mañana antes de irse al trabajo.    

Rollo de pan quemado        Torta con pasas y nueces

     Mientras tanto la masa ya ha doblado su volumen, se forman los panes, se colocan en una mesa separados por un paño de manera que no se toquen unos con otros y cuando ya están de nuevo doblando su tamaño se hornean contando la parte superior con uno o dos cortes.

 

     Cuando ya esta dorado y ligero de peso con la misma pala que se ha horneado se saca del horno y se guarda después de frío en una caja de madera denominada “pastera” donde anteriormente se ha hecho la masa. De esta forma es como mejor se conserva. 

 

     Ha desaparecido la costumbre del Sastre que iba por las masías para confeccionar trajes.  Sustituidos por  establecimientos fijos en las tiendas de ropa hecha a medida.

 

     En las masías se pasaba un aviso sobre cualquier tema o algún oficio de organismos oficiales de unos a otros. Consecuencia de  la facilidad de comunicaciones, esta actividad ya no existe.

 

     Ha desaparecido la costumbre de “igualarse” a algún médico o ATS., sin duda por la aparición de la Seguridad Social.

 

     Había la costumbre de tener varios lechones cumplidos (en nombre de San Antonio) que iban cuidando algún tiempo  en cada masía. Llegado el tiempo de la matanza,  se repartía para alimentar familias necesitadas, como así mismo se daban otros alimentos,  pan, patatas, leña, etc. De aquí nace el refrán de que cuando una persona está un tiempo en cada casa se dice que parece “el gorrinet de Sant Antoni”.

 

 

 

 

     Se ha transformado el comercio de las hierbas. Antes cada casa 

por tener relación con la tierra , recolectaba, a su debido tiempo muchas hierbas curativas como tomillo, espliego, flor de saúco, etc. Ahora  estas y muchas más se pueden comprar en tiendas especializadas en ello.

 

 

Flor de sauco                  Tomillo florido

 

     Lo mismo ha pasado con la miel y sus derivados. Antes eran muchas las casas de campo que tenían colmenas y al tener miel en casa se hacían muchos pasteles relacionados con la miel, se hacia arrope con cortadas de calabaza, muy apreciada. También el mostillo como derivado de la miel con harina y nueces. Hoy en día también este trabajo está en decadencia.

 

 

 

Arrope con calabaza                    Plato de mostillo

 

 

 

Lo mismo podemos decir , con varias bebidas que se fabricaban en casa con productos agrícolas como membrillos, vino con nueces, aguardiente.  Además podemos decir por la necesidad de vender, la propaganda de nuevos productos nos incita , a comprar lo nuevo ,como si fuera mejor que lo conocido desde siempre.

 

      De la piel del toro que se sacrificaba se curtía aprovechándola para aperos del carro y similares, como albardas , collerones, tiros.” Feltres” retrancas, tabarras, ventreras, singlas, collares para las esquilas del ganado, polainas para la nieve,

 

Piel de toro curtida                      Piel de oveja curtida

 

     Las pieles del ganado como cabras y ovejas una vez curtidas también servían cortadas a tiras para coser correajes antes mencionados.

 

     Estos trabajos se realizaban alrededor del fuego, bajo la gran chimenea con gran armonía entre todos. Cuando era tiempo de recolectar almendras, el trabajo era sobre este fruto. Cuando era tiempo del maíz se ataban las mazorcas de dos en dos y se ponían a secar,  después de secas se separaba el grano de la mazorca.

 

                         Colgajo o “rabossa”  de maíz 

 

Cuando era el tiempo de la recogida de judías se separaban de las matas las “tabelles”, se dejaban secar y golpeándolas con una vara se desprendía el fruto de la vaina, obteniéndose sacos de judías, esta  operación se repetía para los garbanzos, guisantes, “guixes”.

 

    Las manzanas y los racimos de uva se podían conservar atadas con un hilo colgándolas en el techo ,durante mucho tiempo , así como las acerollas o “serves formando un aro con un mimbre , se iban entrelazando los pomos formando la llamada “rabossa”

 

     Los membrillos colgados o en el montón del trigo se conservaban durante, meses y  también los melones  y sandías  ,aunque no durante tanto tiempo. El membrillo cocido era la mejor forma de conservarlo cocido con miel y azúcar, que depositado en moldes se conservaba todo el año.

 

 

     En el tema de las bodas han sido muchos los cambios habidos.

Si empezamos por el ajuar de la novia vemos que todas las madres ya desde que eran ,  niñas, iban poco a poco comprando telas  (sábanas, toallas, manteles, etc..)  para cuando llegase la boda tener su ajuar.  Las que podían se confeccionaban en casa y las que no las cosía la modista o bordadora (otros dos oficios poco

usados

 

                                 foto de boda año 1950     

     Los regalos para los novios solían consistir en piezas de cocina (sartenes, ollas, vajillas, cafeteras, etc) o utensilios para la casa, ahora  al recibir la invitación va el número de la cuenta corriente donde se ingresa el importe que se quiere regalar y luego los novios lo invierten  según sus preferencias.

 

     La comida de la boda, antaño, se preparaba unos días antes o incluso meses por que había que cebar las reses que se sacrificaban. Habían señoras que se dedicaban a esta tarea de cocinar , tanto en bodas, comuniones o eventos parecidos( oficio también desaparecido) denominadas guisadoras que preparaban la comida ,para lo cual precisaban ollas y recipientes muy grandes y mucho espacio ,pues se hacían gran variedad de platos para el menú del día citado .Además se precisaba un gran local para las mesas de los comensales y buscar camarero/as hábiles para la ocasión

 

 

Una de las mesas del banquete boda

 

.Contratar músicos ,  normalmente tocaban  con instrumentos de cuerda para amenizar el baile que se hacía en el mismo local que la boda , después de la comida

 

 

 

    Uno de los locales que más bodas se celebraron antes de ser restaurada , era en la actual “Casa Ciurana” antiguamente llamada la “cooperativa “ habiendo sido utilizada anteriormente para este fín durante mucho tiempo.

 

     Ahora se va a un restaurante que prepara los platos convenidos con los novios, quien `prepara los platos, los sirve y dispone de local suficiente para su celebraciòn

 

     A ello hay que añadir algún grupo musical para el baile y un servicio de barra libre para beber mientras dure la fiesta.

 

     El queso se hacía en las masías cuando se vendían los corderos. Se comía tierno o curado, el resto se cubría de aceite. El sobrante se vendía, era de gran calidad y con el ingreso se ayudaba a otros menesteres.

 

 

     Ahora esto no está permitido por los Servicios Sanitarios, se ha de llevar la leche a fábricas autorizadas donde se trata la leche eliminando las substancias nocivas y se fabrica el queso que sale al mercado. Lo mismo pasa con el proceso de la cuajada, derivado de la leche.  

 

 

HORNOS  DE  CAL 

 

     Una  de las actividades, que antiguamente se llevaban a cabo en algunas masías eran  y en la actualidad están en desuso, los hornos de cal, que se hacían  especialmente en fincas que abundaban los matorrales como (enebros,  sabinas, aliagas, coscojos etc.) con ello se obtenía los beneficios de la cal y al mismo tiempo se limpiaba el terreno, con lo que se aumentaba el pasto para el ganado y en la actualidad ya es historia.

     Con las  nuevas fórmulas que han ido apareciendo a lo largo de los años como la pintura plástica, acrílica etc.se ha dejado de utilizar la cal sobre todo para hacer y blanquear edificios, tanto interior como exterior.

   Para hacer un horno de cal, el procedimiento es el siguiente: 

Se empieza haciendo un desmonte en pleno campo, a poder ser contra un terraplén, para resguardarlo del viento, de forma circular llamado “olla del fon “más o menos grande según la capacidad que se desee.

     Una vez hecho el hueco , se empieza haciendo una pared exterior por toda la circunferencia de la “olla”, a la vez  que se hace otra pared interior equidistante a la primera i entre ambas se coloca tierra bien apisonada , para aislarla del aire y no penetrar en el interior de la “olla” por ninguna rendija, de lo contrario , la cocción no sería perfecta y se estropearía el material.

   Esquema horno de cal

     En la parte opuesta al terraplén , se deja una puerta de un metro de altura llamada “porta del foc , a medida que ésta doble pared va levantándose, se va colocando la piedra que ha de ser cocida, la más voluminosa al principio hasta el “reble”del final que terminará en forma de cúpula.

     Se da fuego al horno por la “porta del foc” , cuando ya está candente se reduce el tamaño de la puerta unos cuarenta centímetros , para impedir que salga el menor calor posible.

     Se debe echar leña constantemente,  su temperatura debe alcanzar los novecientos o mil grados durante siete u ocho días y noches , según la capacidad del horno , se establecen turnos de un hombre cada dos horas.

     Una vez finalizada la “cuita del forn “ se deja un par de días inactivo para que se enfríe.

 Horno de cal

 

     La mayor parte de las veces , cuando se hacía un horno más de la mitad de la producción ya estaba encargada de antemano y el resto se vendía enseguida.

 

FIESTA   DE LA MATANZA

     Otra de las costumbres desaparecidas, en la actualidad es la fiesta tradicional y familiar que antiguamente se celebraba en las masías , era la matanza del cerdo y en algunos casos de un toro también y tenía lugar en la misma masía,  a inicios del mes de diciembre .

     En ésta fiesta se reunía la familia , amigos y  un par de vecinos de cada masía para ayudar en las tareas de la matanza y pasaban un día de convivencia muy agradable.

     Era tanta la importancia que tenia la fiesta de la matanza para los masoveros, que en década de los años 1960, se fundó en Morella una emisora de radio, y durante el tiempo de las matanzas, no quedaba ninguna masía sin que alguien encargara una o varias canciones a la emisora, dedicada para la masía o masías que se celebraba la matanza, deseándoles que se lo pasaran muy bien o que les salieran bien las morcillas, en fin cosas por el estilo………y todos los que escuchaban esa emisora sabían donde se celebraba la matanza

     Se hicieron tan célebres las dedicatorias,  para el día de la matanza de las masías, que algunos llegaron a apodarla la “emisora del mondongo”.

     Hoy en día por control de sanidad los animales,  deben ser sacrificados en mataderos autorizados y revisados por un veterinario para analizar si la carne del animal está en condiciones para poder comerse.

     Antiguamente también existía ese control pero al matarse en la masía en vez de desplazarse el veterinario, se le llevaba en su casa , una muestra de carne y de hígado para su análisis.

     La anécdota o imprudencia era que casi siempre se llevaba la citada muestra al día siguiente de la matanza, con lo cual si no hubiese estado en condiciones, habría acabado con todos , porque el mismo día de la matanza, ya se habían saciado de ella todos los comensales de la fiesta

     Por la mañana antes de apuntar el día ya estaba todo el personal de la casa en pie .  En primer lugar se encendía el fuego en la cocina y se añadían troncos grandes de leña para que no faltase el fuego en todo el día y un caldero muy grande con agua  colgado en la chimenea para que no faltase el agua caliente para las tareas de limpiar las tripas de los animales sacrificados, limpiar barreños lavarse las manos  lavar el cerdo etc  No olvidemos que estas tareas se hacían en plena época de frío.

     A continuación se preparaba la mesa con chocolate crudo o hervido, panses, figues,  almendras tostadas , membrillo casero (que prácticamente se hacía para el día de la matanza) y pastas que se habían cocido dos días antes  en el horno de la misma masía  ,así como el pan para que estuviera más tierno .

     Las pastas se componían de, madalenas,  rollos de pasta dura pastisets, coc de mida,y primas ,sin faltar los licores de aguardiente , moscatel y vino que estaba el porrón todo el día encima de alguna mesa ,para si alguien quería echar un trago 

Captura del cerdo

     Terminado el desayuno, se procedía a capturar el animal y darle muerte ,chamuscarlo y luego con una piedra especial llamada “tosca” lo frotaban y lo dejaban limpio y sin un pelo.

     Este trabajo lo realizaban solo los hombres, solo intervenía una mujer en el momento de degollar el animal que recogía la sangre en un barreño y a medida que iba saliendo no paraba de removerla para que no se cuajara la sangre ,para luego utilizarla para hacer las morcillas y los bolos.

 

 La matanza

Se descuartizaba el cerdo y al otro día se sazonaba con sal para elaborar unos  ricos jamones y unas orzas de conserva de lomo y costillas fritas que eran una delicia.

Luego venia el trabajo de las mujeres  , una vez sacadas las tripas del animal ,se disponían a separar poco apoco de aquel revoltijo de tripas , haciendo ristras y luego a limpiarlas y las dejaban listas para hacer  el mondongo.

Otras limpiaban el arroz por si había alguna piedrecita o alguna impureza , cocer el arroz ,otras cortaban la manteca del cerdo ……en fin había trabajo para todos , hasta para los niños que estos ayudaban a echar agua en las ristras de las tripas.

     Después de comer una suculenta y abundante comida regada con un buen vino y postres, se hacía un “calmantet” con un buen chorrito de coñac o anís .  Así  que el frio que normalmente se pasaba por la mañana después de la comida había desaparecido.

     Por la tarde las mujeres se dedicaban a hacer las morcillas y los “bolos” y los hombres se disponían a hacer sus partidas de cartas, al guiñote, burro, la manilla , el solo, la brisca o ,el tute……..los juegos habituales de entonces y jugaban hasta que las mujeres terminaban su tarea con el mondongo.

 

 Haciendo morcillas

     Después  de cenar acudían el resto  de vecinos que habían quedado en las masías, atendiendo los quehaceres de las mismas 

Se  les invitaba a tomar pastas y licores y se empezaba el bureo bailando jotas y “agarrados” al son de la guitarra y  laud hasta que alguien daba por terminado el bureo y ya se daba por terminada la fiesta de la matanza.

 

EL  HERRERO  O  HERRADOR

 

 

El  herrero  o  herrador  como  su  nombre  indica,  herraban  a  los  animales, eran  los  zapateros  de caballos , burros , mulos,  era  imprescindible  ser  bueno  en  el  oficio,  para  que  los  cascos  de  los  animales  no  se  dañaran  con  los  trabajos  que  tenían  que  realizar.

Herrando un caballo

 

Los  herreros,  como  maquinaria  tenían  una fragua  y  un  yunque  que  a  base  de  martillazos  daban  forma  al  hierro  o  acero  como  herraduras,   arados  y  normalmente  aperos  de  labranza.  Su  labor  por  tanto  imprescindible  para  el  agricultor.

 

Por  los  años  cincuenta  del  siglo  XX,  se  empezó  a  industrializarse  en  la  agricultura  ,  con  los  tractores  trilladoras  y  más  adelante  las  cosechadoras,  y  se  empezó  a  eliminar  a 

 

 

Haciendo una herradura

Una fragua

 

 a los  herreros  ,ya no tenían que herrar a las caballerías , remendar los arados y todos los quehaceres que hacían artesanalmente.

 

Al  industrializarse  el  herrero,  cambio  de  nombre  por  taller  de  mecánico  agrario o cerrajero ,  donde se  reparan  todas  las  herramientas  de  maquinaria  agraria,  y  empezaron  a  construir,  comederos,  bebederos,  jaulas  para  cerdas  de  crías .etc etc

 

 

El   COLCHONERO

 

 

Vareando la lana

 

 

 

 

Cosiendo un colchón

 

 

 

 

El  proceso  del colchón  de  lana,  empieza  después  del  esquileo,  esa  lana  se  tenia  que  escaldar,  con  agua  y  ceniza  se  hacia  el  (llisiu)  y  luego  se  escaldaba  hasta  que  no  quedase  aceite  en  la  lana,  y  después  se  aclaraba,  una  vez  limpia  y  seca  se  busca  al  colchonero,  el  vareaba  la  lana  encima  de  una  mesa  hasta  que  quedaba  bien  hueca,  entonces  tendían  la  tela  en  el  suelo,  una  vez  colocada  la  lana   encima,  empezaba  el  proceso de  cocerlo,  hay  dos  formas  de  coser  los  bordes  la  normal  y  la  inglesa.

 

EL  PERAIRE

 

 

 

                  Cardando la lana

 

El  peraire  un  oficio  que  también  desapareció  igual  que  el  herrero,al  acabarse  las  caballerías,  se  termino  el  trabajo  de  hacer  las  monturas,  que  el  peraire  tenia  la  labor  de  trabajar  la  lana  para  toda  clase  de  monturas  y  aperos  de también  se  dejó  de  hilar,  que  era  otra  faceta  de  preparar  o  sea  de  cardar  la  lana,  con  lo  cual  las  señoras  mayores  hilaban,  para  luego  hacer  calceta.

 

 

 

 

 

 

 

EL  ALBARDONERO

 

 

 

Una montura

 

Este  se  dedicaba  a  confeccionar  y  reparar  los  aparejos  de  las  caballerías,  tales  como  albardas  y  toda  clase  de  monturas,  siempre  que  se  rellenaban  con  lana.

 

 

EL  ALADRERO

 

Arado de madera

 

Era  una especie  de  carpintero  que  trabajaba  la  madera  manualmente  toda  clase  de  aperos  del  campo,  tales  como  el  carro,  yugo,  horcate,  timones  y  todos  los  aperos  relacionados  en  la  agricultura.

 

 

EL  ESPARTERO

 

 

 

Espartero trabajando

 

 

Yo  me  acuerdo  de  niña,  que  de  vez  en  cuando  pasaban  por  las  masías  un  señor  que  trabajaba  el  esparto.  Entonces  quien  tenia  necesidad  de  esos  aparejos  se  le  contrataba,  hacían  bozales  para  las    caballerías,  para  que  no  mordiesen  a  los  lados  todo  lo  que  encontrasen,  hacían  capazos,  serrones  zurrones,  alforjas  y  muchísimas  cosas  más

 

 

EL  ARRIERO

 

 

Reata de arrieros

  Caseta de arrieros

 

 

El  arriero,  era  la  persona  que  trabajaba  con  un  gran  número  de  burros,  que  se  reconocía  como  una  recua  de  animales,  que  se  dedicaban  al  transporte  de  piedras  para las  carreteras  y  obras  en  general.  

 

 

EL  CARBONERO

 

 

Una carbonera 

 

El  carbonero  se  dedicaba  a  cortar  encinas  en  el  monte  y  después  y    preparaban  grandes  cumbres  formando las  carboneras  luego  se  les  cubría  de  tierra  dejando  un  agujero  para  encenderlo  y  poder  darle  de  comer  a  la  carbonera.  El  carbonero  siempre  estaba  vigilando  y  cuando  ya  estaba  a  su  punto  lo  apagaban.  Así  es  como  se  saca  el  carbón  vegetal  y  lo  que  queda  de  migajas  se  llama  carbonilla  eso  se  utiliza  para  los  braseros,  aquellos  que  se  utilizaban  para  calentar  en  invierno.

 

EL CEDACERO

 

 

Ollas reparadas                        Cedazo

 

 

Los  de  ese  oficio  iban  por  las  masías  a  remendar  calderas  de  cobre,  las  cuales  se  utilizaban  en  las  matanzas  para  hacer  el  mondongo  o  sea  cocer  las  morcillas,  cribes,  cedazos, cántaros  de  cinc,  arreglaban  paraguas  y  también  arreglaban,  utensilios  de  barro,  como  cantaros   churumbeles,  botijos , cuencos,  ollas  de  barro  que  les  hacían  con  hilo  de  alambre  un  trenzado  para  que  duraran  más  y  todos  los  utensilios  que por por  aquel  entonces  existían.

 

EL  MOLINERO

 

 

Molino de agua

 

Los  molinos  siempre  estaban  situados  cerca  de  los  ríos  o  con  mucha  fuerza  de  agua,  para  poder  hacer  rodar  las  muelas  del  molino.  Estos  molinos,  molían  trigo  para  hacer  pan,  cebada  para  la  comida  de  los  animales,  y  también  almortas  garbanzos  para  hacer  las  típicas  gachas.

 

 

 

 

 

 

 

EL  CESTERO

 

 

El cestero

 

El  cestero  oficio  no  del  todo  desaparecido,  por  ahora  el  cestero  es  el  artesano  de  la  producción  de  cestos,  está  unido  a  la  marcha  de  la  agricultura.  Entonces  hacían  canastos  para  ir  a  lavar  la  ropa  al  lavadero,  canastos  grandes  para  transportar  mercancías  con  las  caballerías, cartones  pequeños  para  coger  piedra, una especie de cesta unidas, llamadas “argadells”,  para  cargar  los  cantaros  de  agua  con  los  mulos,  cestas  de  diferentes  tamaños  y  formas,  entonces  todo  esto  se  hacía  con  mimbre  sin  pelar  y  mas  gordo  y  basto.  Todo  este  material  se  utilizaba  en  la  agricultura,  del  que  ya  no  existe.

 

Ahora  todo  este  proceso  se  realiza  con  mimbre  más  fino  y  pulido,  estos  trabajos  ahora  se  realizan  para  hacer  ornamentos  de  decoración  ,jardín .

 

 

Trabajo realizado por:

 

Adell Adell, Victoria

Pitarch García, Carmen

Plana Gascón, Carmen

Ripollés Segura, Santiago

Segura Prats, Trinidad

Segura Segura, Mercedes

 

Curso 2011/2012 

 

                                                         Morella, 9 de Mayo de 2012

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

 

Vivencias personales

 

Fotos extraidas de internet

 

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

trabajos y oficios desaparecidos

OFICIOS Y COSTUMBRES DESAPARECIDAS

 

Durante los últimos tiempos han desaparecido muchos oficios en todas las ramas de trabajo

.

Sin duda a causa de los múltiples cambios `producidos por  los inventos que han favorecido nuevos métodos para trabajar o simplemente emplear los medios existentes de forma diferente, produciendo nuevas técnicas que aportan alguna ventaja sobre las existentes.

 

El empleo de nuevos materiales, por ejemplo el hormigón armado sustituyendo a la madera. Los plásticos usados hoy día en todas las ramas el aluminio en la fabricación aviones o materiales ligeros.

 

Concretamente centrándonos en el ambienta rural y ganadero, podemos citar.

 

Hemos pasado en cincuenta años de la guadaña a la máquina cosechadora y en pocos más desde la hoz. Una razón que ha favorecido estos cambios es el no llevar la comida los días de la siega a los segadores en el campo ,que duraba unos ocho  días. Segando con dalla

La persona que traía la comida cuatro veces al día se llamaba “ la agostera” ,costumbre desaparecida por la rápidez  de las cosechadoras y el menor número de operarios necesarios  en la recolección de los cereales.

 

El día que finalizaban estos trabajos de siega y trilla se organizaba una  especial comida buena  y abundante (con un t

Trillando en la era

 

pollo capón como plato principal  ,guardado para la ocasión) rematada con buñuelos, miel y cuajada de leche de oveja con un bizcocho en cada tazón. Además el masovero obsequiaba a cada peón con un rollo grande de “pan quemado”, el esfuerzo así lo merecía.

 

Gallo capón cantando                 Plato de coajada

Un apartado muy importante, por la frecuencia con que se usaba y la naturaleza de su contenido  es el trabajo del horno de pan.

 

El horno se enciende por la mañana a primera hora, y cuando la masa está en su punto de cocción el horno esta en el suyo para cocer. La práctica enseña que ese punto del horno es cuando su techumbre interior se blanquea. Entonces se retira la ceniza y las brasas a un rincón del mismo a lo que se llama “colgá”. Con la ayudada de unas matas verdes o algún paño  húmedo limpia en lo  posible la ceniza restante del horno, esto se llama escombrar

 

Horno de leña en una masía

 

El horno de pan está en todas las masías, usándose cada ocho días, por lo menos, como había mucha gente, familias completas mas otros jornaleros y pastores.

 

Si en alguna ocasión faltaba pan se acudía  a los vecinos prestándose los unos a los otros. Eran expertos en este menester con el pan y pastas de varias clases.

 

Cada amasada se guardaba  un trozo de masa llamada  “lleute”.   La víspera de amasar se diluía con agua tibia y harina dejándose hasta el día siguiente cuando se empezaba a hacer las masa se mezclaba con levadura, sal, patata rayada, agua tibia y harina que se añade poco a poco removiendo la masa obtenida, la que se va endureciendo  añadiendo harina y trabajándola manualmente.

 

 

Pan hecho con levadura madre

 

Se corta  a pedazos para que sea más manejable, no ha de estar muy dura, el pan queda más esponjoso.

 

De esta masa se separa una parte a la que se le añade aceite para hacer “primes”, rollos, solo con azúcar y aceite por encima o añadiendo manzana, membrillo cortado o almendras. Ello servía

para meriendas  o por la mañana antes de irse al trabajo.

Rollo de pan quemado        Torta con pasas y nueces

Mientras tanto la masa ya ha doblado su volumen, se forman los panes, se colocan en una mesa separados por un paño de manera que no se toquen unos con otros y cuando ya están de nuevo doblando su tamaño se hornean contando la parte superior con uno o dos cortes.

 

Cuando ya esta dorado y ligero de peso con la misma pala que se ha horneado se saca del horno y se guarda después de frío en una caja de madera denominada “pastera” donde anteriormente se ha hecho la masa. De esta forma es como mejor se conserva.

 

Ha desaparecido la costumbre del Sastre que iba por las masías para confeccionar trajes.  Sustituidos por  establecimientos fijos en las tiendas de ropa hecha a medida.

 

En las masías se pasaba un aviso sobre cualquier tema o algún oficio de organismos oficiales de unos a otros. Consecuencia de  la facilidad de comunicaciones, esta actividad ya no existe.

 

Ha desaparecido la costumbre de “igualarse” a algún médico o ATS., sin duda por la aparición de la Seguridad Social.

 

Había la costumbre de tener varios lechones cumplidos (en nombre de San Antonio) que iban cuidando algún tiempo  en cada masía. Llegado el tiempo de la matanza,  se repartía para alimentar familias necesitadas, como así mismo se daban otros alimentos,  pan, patatas, leña, etc. De aquí nace el refrán de que cuando una persona está un tiempo en cada casa se dice que parece “el gorrinet de Sant Antoni”.

 

 

 

 

Se ha transformado el comercio de las hierbas. Antes cada casa

por tener relación con la tierra , recolectaba, a su debido tiempo muchas hierbas curativas como tomillo, espliego, flor de saúco, etc. Ahora  estas y muchas más se pueden comprar en tiendas especializadas en ello.

 

 

Flor de sauco                  Tomillo florido

 

Lo mismo ha pasado con la miel y sus derivados. Antes eran muchas las casas de campo que tenían colmenas y al tener miel en casa se hacían muchos pasteles relacionados con la miel, se hacia arrope con cortadas de calabaza, muy apreciada. También el mostillo como derivado de la miel con harina y nueces. Hoy en día también este trabajo está en decadencia.

 

 

 

Arrope con calabaza                    Plato de mostillo

 

 

 

Lo mismo podemos decir , con varias bebidas que se fabricaban en casa con productos agrícolas como membrillos, vino con nueces, aguardiente.  Además podemos decir por la necesidad de vender, la propaganda de nuevos productos nos incita , a comprar lo nuevo ,como si fuera mejor que lo conocido desde siempre.

 

De la piel del toro que se sacrificaba se curtía aprovechándola para aperos del carro y similares, como albardas , collerones, tiros.” Feltres” retrancas, tabarras, ventreras, singlas, collares para las esquilas del ganado, polainas para la nieve,

 

Piel de toro curtida                      Piel de oveja curtida

 

Las pieles del ganado como cabras y ovejas una vez curtidas también servían cortadas a tiras para coser correajes antes mencionados.

 

Estos trabajos se realizaban alrededor del fuego, bajo la gran chimenea con gran armonía entre todos. Cuando era tiempo de recolectar almendras, el trabajo era sobre este fruto. Cuando era tiempo del maíz se ataban las mazorcas de dos en dos y se ponían a secar,  después de secas se separaba el grano de la mazorca.

 

                         Colgajo o “rabossa”  de maíz 

 

Cuando era el tiempo de la recogida de judías se separaban de las matas las “tabelles”, se dejaban secar y golpeándolas con una vara se desprendía el fruto de la vaina, obteniéndose sacos de judías, esta  operación se repetía para los garbanzos, guisantes, “guixes”.

 

Las manzanas y los racimos de uva se podían conservar atadas con un hilo colgándolas en el techo ,durante mucho tiempo , así como las acerollas o “serves formando un aro con un mimbre , se iban entrelazando los pomos formando la llamada “rabossa”

 

Los membrillos colgados o en el montón del trigo se conservaban durante, meses y  también los melones  y sandías  ,aunque no durante tanto tiempo. El membrillo cocido era la mejor forma de conservarlo cocido con miel y azúcar, que depositado en moldes se conservaba todo el año.

 

 

En el tema de las bodas han sido muchos los cambios habidos.

Si empezamos por el ajuar de la novia vemos que todas las madres ya desde que eran ,  niñas, iban poco a poco comprando telas  (sábanas, toallas, manteles, etc..)  para cuando llegase la boda tener su ajuar.  Las que podían se confeccionaban en casa y las que no las cosía la modista o bordadora (otros dos oficios poco

usados

 

                                 foto de boda año 1950

Los regalos para los novios solían consistir en piezas de cocina (sartenes, ollas, vajillas, cafeteras, etc) o utensilios para la casa, ahora  al recibir la invitación va el número de la cuenta corriente donde se ingresa el importe que se quiere regalar y luego los novios lo invierten  según sus preferencias.

 

La comida de la boda, antaño, se preparaba unos días antes o incluso meses por que había que cebar las reses que se sacrificaban. Habían señoras que se dedicaban a esta tarea de cocinar , tanto en bodas, comuniones o eventos parecidos( oficio también desaparecido) denominadas guisadoras que preparaban la comida ,para lo cual precisaban ollas y recipientes muy grandes y mucho espacio ,pues se hacían gran variedad de platos para el menú del día citado .Además se precisaba un gran local para las mesas de los comensales y buscar camarero/as hábiles para la ocasión

 

 

Una de las mesas del banquete boda

 

.Contratar músicos ,  normalmente tocaban  con instrumentos de cuerda para amenizar el baile que se hacía en el mismo local que la boda , después de la comida

 

 

 

Uno de los locales que más bodas se celebraron antes de ser restaurada , era en la actual “Casa Ciurana” antiguamente llamada la “cooperativa “ habiendo sido utilizada anteriormente para este fín durante mucho tiempo.

 

Ahora se va a un restaurante que prepara los platos convenidos con los novios, quien `prepara los platos, los sirve y dispone de local suficiente para su celebraciòn

 

A ello hay que añadir algún grupo musical para el baile y un servicio de barra libre para beber mientras dure la fiesta.

 

El queso se hacía en las masías cuando se vendían los corderos. Se comía tierno o curado, el resto se cubría de aceite. El sobrante se vendía, era de gran calidad y con el ingreso se ayudaba a otros menesteres.

 

 

Ahora esto no está permitido por los Servicios Sanitarios, se ha de llevar la leche a fábricas autorizadas donde se trata la leche eliminando las substancias nocivas y se fabrica el queso que sale al mercado. Lo mismo pasa con el proceso de la cuajada, derivado de la leche.

 

 

HORNOS  DE  CAL 

 

Una  de las actividades, que antiguamente se llevaban a cabo en algunas masías eran  y en la actualidad están en desuso, los hornos de cal, que se hacían  especialmente en fincas que abundaban los matorrales como (enebros,  sabinas, aliagas, coscojos etc.) con ello se obtenía los beneficios de la cal y al mismo tiempo se limpiaba el terreno, con lo que se aumentaba el pasto para el ganado y en la actualidad ya es historia.

Con las  nuevas fórmulas que han ido apareciendo a lo largo de los años como la pintura plástica, acrílica etc.se ha dejado de utilizar la cal sobre todo para hacer y blanquear edificios, tanto interior como exterior.

Para hacer un horno de cal, el procedimiento es el siguiente:

Se empieza haciendo un desmonte en pleno campo, a poder ser contra un terraplén, para resguardarlo del viento, de forma circular llamado “olla del fon “más o menos grande según la capacidad que se desee.

Una vez hecho el hueco , se empieza haciendo una pared exterior por toda la circunferencia de la “olla”, a la vez  que se hace otra pared interior equidistante a la primera i entre ambas se coloca tierra bien apisonada , para aislarla del aire y no penetrar en el interior de la “olla” por ninguna rendija, de lo contrario , la cocción no sería perfecta y se estropearía el material.

Esquema horno de cal

En la parte opuesta al terraplén , se deja una puerta de un metro de altura llamada “porta del foc , a medida que ésta doble pared va levantándose, se va colocando la piedra que ha de ser cocida, la más voluminosa al principio hasta el “reble”del final que terminará en forma de cúpula.

Se da fuego al horno por la “porta del foc” , cuando ya está candente se reduce el tamaño de la puerta unos cuarenta centímetros , para impedir que salga el menor calor posible.

Se debe echar leña constantemente,  su temperatura debe alcanzar los novecientos o mil grados durante siete u ocho días y noches , según la capacidad del horno , se establecen turnos de un hombre cada dos horas.

Una vez finalizada la “cuita del forn “ se deja un par de días inactivo para que se enfríe.

Horno de cal

 

La mayor parte de las veces , cuando se hacía un horno más de la mitad de la producción ya estaba encargada de antemano y el resto se vendía enseguida.

 

FIESTA   DE LA MATANZA

Otra de las costumbres desaparecidas, en la actualidad es la fiesta tradicional y familiar que antiguamente se celebraba en las masías , era la matanza del cerdo y en algunos casos de un toro también y tenía lugar en la misma masía,  a inicios del mes de diciembre .

En ésta fiesta se reunía la familia , amigos y  un par de vecinos de cada masía para ayudar en las tareas de la matanza y pasaban un día de convivencia muy agradable.

Era tanta la importancia que tenia la fiesta de la matanza para los masoveros, que en década de los años 1960, se fundó en Morella una emisora de radio, y durante el tiempo de las matanzas, no quedaba ninguna masía sin que alguien encargara una o varias canciones a la emisora, dedicada para la masía o masías que se celebraba la matanza, deseándoles que se lo pasaran muy bien o que les salieran bien las morcillas, en fin cosas por el estilo………y todos los que escuchaban esa emisora sabían donde se celebraba la matanza

Se hicieron tan célebres las dedicatorias,  para el día de la matanza de las masías, que algunos llegaron a apodarla la “emisora del mondongo”.

Hoy en día por control de sanidad los animales,  deben ser sacrificados en mataderos autorizados y revisados por un veterinario para analizar si la carne del animal está en condiciones para poder comerse.

Antiguamente también existía ese control pero al matarse en la masía en vez de desplazarse el veterinario, se le llevaba en su casa , una muestra de carne y de hígado para su análisis.

La anécdota o imprudencia era que casi siempre se llevaba la citada muestra al día siguiente de la matanza, con lo cual si no hubiese estado en condiciones, habría acabado con todos , porque el mismo día de la matanza, ya se habían saciado de ella todos los comensales de la fiesta

Por la mañana antes de apuntar el día ya estaba todo el personal de la casa en pie .  En primer lugar se encendía el fuego en la cocina y se añadían troncos grandes de leña para que no faltase el fuego en todo el día y un caldero muy grande con agua  colgado en la chimenea para que no faltase el agua caliente para las tareas de limpiar las tripas de los animales sacrificados, limpiar barreños lavarse las manos  lavar el cerdo etc  No olvidemos que estas tareas se hacían en plena época de frío.

A continuación se preparaba la mesa con chocolate crudo o hervido, panses, figues,  almendras tostadas , membrillo casero (que prácticamente se hacía para el día de la matanza) y pastas que se habían cocido dos días antes  en el horno de la misma masía  ,así como el pan para que estuviera más tierno .

Las pastas se componían de, madalenas,  rollos de pasta dura pastisets, coc de mida,y primas ,sin faltar los licores de aguardiente , moscatel y vino que estaba el porrón todo el día encima de alguna mesa ,para si alguien quería echar un trago

Captura del cerdo

Terminado el desayuno, se procedía a capturar el animal y darle muerte ,chamuscarlo y luego con una piedra especial llamada “tosca” lo frotaban y lo dejaban limpio y sin un pelo.

Este trabajo lo realizaban solo los hombres, solo intervenía una mujer en el momento de degollar el animal que recogía la sangre en un barreño y a medida que iba saliendo no paraba de removerla para que no se cuajara la sangre ,para luego utilizarla para hacer las morcillas y los bolos.

 

 La matanza

Se descuartizaba el cerdo y al otro día se sazonaba con sal para elaborar unos  ricos jamones y unas orzas de conserva de lomo y costillas fritas que eran una delicia.

Luego venia el trabajo de las mujeres  , una vez sacadas las tripas del animal ,se disponían a separar poco apoco de aquel revoltijo de tripas , haciendo ristras y luego a limpiarlas y las dejaban listas para hacer  el mondongo.

Otras limpiaban el arroz por si había alguna piedrecita o alguna impureza , cocer el arroz ,otras cortaban la manteca del cerdo ……en fin había trabajo para todos , hasta para los niños que estos ayudaban a echar agua en las ristras de las tripas.

Después de comer una suculenta y abundante comida regada con un buen vino y postres, se hacía un “calmantet” con un buen chorrito de coñac o anís .  Así  que el frio que normalmente se pasaba por la mañana después de la comida había desaparecido.

Por la tarde las mujeres se dedicaban a hacer las morcillas y los “bolos” y los hombres se disponían a hacer sus partidas de cartas, al guiñote, burro, la manilla , el solo, la brisca o ,el tute……..los juegos habituales de entonces y jugaban hasta que las mujeres terminaban su tarea con el mondongo.

 

 Haciendo morcillas

Después  de cenar acudían el resto  de vecinos que habían quedado en las masías, atendiendo los quehaceres de las mismas

Se  les invitaba a tomar pastas y licores y se empezaba el bureo bailando jotas y “agarrados” al son de la guitarra y  laud hasta que alguien daba por terminado el bureo y ya se daba por terminada la fiesta de la matanza.

 

EL  HERRERO  O  HERRADOR

 

 

El  herrero  o  herrador  como  su  nombre  indica,  herraban  a  los  animales, eran  los  zapateros  de caballos , burros , mulos,  era  imprescindible  ser  bueno  en  el  oficio,  para  que  los  cascos  de  los  animales  no  se  dañaran  con  los  trabajos  que  tenían  que  realizar.

Herrando un caballo

 

Los  herreros,  como  maquinaria  tenían  una fragua  y  un  yunque  que  a  base  de  martillazos  daban  forma  al  hierro  o  acero  como  herraduras,   arados  y  normalmente  aperos  de  labranza.  Su  labor  por  tanto  imprescindible  para  el  agricultor.

 

Por  los  años  cincuenta  del  siglo  XX,  se  empezó  a  industrializarse  en  la  agricultura  ,  con  los  tractores  trilladoras  y  más  adelante  las  cosechadoras,  y  se  empezó  a  eliminar  a

 

 

Haciendo una herradura

Una fragua

 

a los  herreros  ,ya no tenían que herrar a las caballerías , remendar los arados y todos los quehaceres que hacían artesanalmente.

 

Al  industrializarse  el  herrero,  cambio  de  nombre  por  taller  de  mecánico  agrario o cerrajero ,  donde se  reparan  todas  las  herramientas  de  maquinaria  agraria,  y  empezaron  a  construir,  comederos,  bebederos,  jaulas  para  cerdas  de  crías .etc etc

 

 

El   COLCHONERO

 

 

Vareando la lana

 

 

 

 

Cosiendo un colchón

 

 

 

 

El  proceso  del colchón  de  lana,  empieza  después  del  esquileo,  esa  lana  se  tenia  que  escaldar,  con  agua  y  ceniza  se  hacia  el  (llisiu)  y  luego  se  escaldaba  hasta  que  no  quedase  aceite  en  la  lana,  y  después  se  aclaraba,  una  vez  limpia  y  seca  se  busca  al  colchonero,  el  vareaba  la  lana  encima  de  una  mesa  hasta  que  quedaba  bien  hueca,  entonces  tendían  la  tela  en  el  suelo,  una  vez  colocada  la  lana   encima,  empezaba  el  proceso de  cocerlo,  hay  dos  formas  de  coser  los  bordes  la  normal  y  la  inglesa.

 

EL  PERAIRE

 

 

 

Cardando la lana

 

El  peraire  un  oficio  que  también  desapareció  igual  que  el  herrero,al  acabarse  las  caballerías,  se  termino  el  trabajo  de  hacer  las  monturas,  que  el  peraire  tenia  la  labor  de  trabajar  la  lana  para  toda  clase  de  monturas  y  aperos  de también  se  dejó  de  hilar,  que  era  otra  faceta  de  preparar  o  sea  de  cardar  la  lana,  con  lo  cual  las  señoras  mayores  hilaban,  para  luego  hacer  calceta.

 

 

 

 

 

 

 

EL  ALBARDONERO

 

 

 

Una montura

 

Este  se  dedicaba  a  confeccionar  y  reparar  los  aparejos  de  las  caballerías,  tales  como  albardas  y  toda  clase  de  monturas,  siempre  que  se  rellenaban  con  lana.

 

 

EL  ALADRERO

 

Arado de madera

 

Era  una especie  de  carpintero  que  trabajaba  la  madera  manualmente  toda  clase  de  aperos  del  campo,  tales  como  el  carro,  yugo,  horcate,  timones  y  todos  los  aperos  relacionados  en  la  agricultura.

 

 

EL  ESPARTERO

 

 

 

Espartero trabajando

 

 

Yo  me  acuerdo  de  niña,  que  de  vez  en  cuando  pasaban  por  las  masías  un  señor  que  trabajaba  el  esparto.  Entonces  quien  tenia  necesidad  de  esos  aparejos  se  le  contrataba,  hacían  bozales  para  las    caballerías,  para  que  no  mordiesen  a  los  lados  todo  lo  que  encontrasen,  hacían  capazos,  serrones  zurrones,  alforjas  y  muchísimas  cosas  más

 

 

EL  ARRIERO

 

 

Reata de arrieros

Caseta de arrieros

 

 

El  arriero,  era  la  persona  que  trabajaba  con  un  gran  número  de  burros,  que  se  reconocía  como  una  recua  de  animales,  que  se  dedicaban  al  transporte  de  piedras  para las  carreteras  y  obras  en  general.

 

 

EL  CARBONERO

 

 

Una carbonera

 

El  carbonero  se  dedicaba  a  cortar  encinas  en  el  monte  y  después  y    preparaban  grandes  cumbres  formando las  carboneras  luego  se  les  cubría  de  tierra  dejando  un  agujero  para  encenderlo  y  poder  darle  de  comer  a  la  carbonera.  El  carbonero  siempre  estaba  vigilando  y  cuando  ya  estaba  a  su  punto  lo  apagaban.  Así  es  como  se  saca  el  carbón  vegetal  y  lo  que  queda  de  migajas  se  llama  carbonilla  eso  se  utiliza  para  los  braseros,  aquellos  que  se  utilizaban  para  calentar  en  invierno.

 

EL CEDACERO

 

 

Ollas reparadas                        Cedazo

 

 

Los  de  ese  oficio  iban  por  las  masías  a  remendar  calderas  de  cobre,  las  cuales  se  utilizaban  en  las  matanzas  para  hacer  el  mondongo  o  sea  cocer  las  morcillas,  cribes,  cedazos, cántaros  de  cinc,  arreglaban  paraguas  y  también  arreglaban,  utensilios  de  barro,  como  cantaros   churumbeles,  botijos , cuencos,  ollas  de  barro  que  les  hacían  con  hilo  de  alambre  un  trenzado  para  que  duraran  más  y  todos  los  utensilios  que por por  aquel  entonces  existían.

 

EL  MOLINERO

 

 

Molino de agua

 

Los  molinos  siempre  estaban  situados  cerca  de  los  ríos  o  con  mucha  fuerza  de  agua,  para  poder  hacer  rodar  las  muelas  del  molino.  Estos  molinos,  molían  trigo  para  hacer  pan,  cebada  para  la  comida  de  los  animales,  y  también  almortas  garbanzos  para  hacer  las  típicas  gachas.

 

 

 

 

 

 

 

EL  CESTERO

 

 

El cestero

 

El  cestero  oficio  no  del  todo  desaparecido,  por  ahora  el  cestero  es  el  artesano  de  la  producción  de  cestos,  está  unido  a  la  marcha  de  la  agricultura.  Entonces  hacían  canastos  para  ir  a  lavar  la  ropa  al  lavadero,  canastos  grandes  para  transportar  mercancías  con  las  caballerías, cartones  pequeños  para  coger  piedra, una especie de cesta unidas, llamadas “argadells”,  para  cargar  los  cantaros  de  agua  con  los  mulos,  cestas  de  diferentes  tamaños  y  formas,  entonces  todo  esto  se  hacía  con  mimbre  sin  pelar  y  mas  gordo  y  basto.  Todo  este  material  se  utilizaba  en  la  agricultura,  del  que  ya  no  existe.

 

Ahora  todo  este  proceso  se  realiza  con  mimbre  más  fino  y  pulido,  estos  trabajos  ahora  se  realizan  para  hacer  ornamentos  de  decoración  ,jardín .

 

 

Trabajo realizado por:

 

Adell Adell, Victoria

Pitarch García, Carmen

Plana Gascón, Carmen

Ripollés Segura, Santiago

Segura Prats, Trinidad

Segura Segura, Mercedes

 

Curso 2011/2012

 

Morella, 9 de Mayo de 2012

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

 

Vivencias personales

 

Fotos extraidas de internet

 

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

CADA CASA SE HACIA SU PROPIO PAN

Villafranca del Cid    (Els Ports)

Estudiantes

Encarna Alós, Mª Sol Andrés, Mª Dolores Andrés, Pilar Prades

En Villafranca  hasta la decada de los 60 la gente amasaba el pan que se consumia en cada casa.

La mayoría de las familias del pueblo tenían sus propias  tierras  y en ellas  sembraban entre otros cereales, el trigo en el mes de octubre   esto se hacia con mulos o toros, una vez nacido el trigo se quitaban las malas  hierbas , este trabajo se llama ESCARDAR

Continue reading “CADA CASA SE HACIA SU PROPIO PAN” »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Indagaciones y recuerdos de la vida del labrador

Magdalena Bayot  Monforte – Andrés Casanova Tena – Isabel Colom Igual – Dolores Monferrer Guardiola – Francisca Monfort Colom – Ramón G. Vicente Andrés.

Continue reading “Indagaciones y recuerdos de la vida del labrador” »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

OFICIOS DESAPARECIDOS

Villafranca (Els Ports) Curso 2011-2012

Estudiantes
  • Mª Dolores Monfort
  • Mercedes Pitarch
  • Rafael Tena
  • Juliana Vicente

La evolución de la vida ha propiciado la desaparición de muchos oficios. Otros han experimentado tal evolución que son irreconocibles.

En la tercera fase de los trabajos de investigación, los componentes de este equipo, hemos decidido abarcar un buen número de oficios desaparecidos aunque ello nos obligue a tratarlos superficialmente.

Continue reading “OFICIOS DESAPARECIDOS” »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)