Entre campos de cultivo y por una ruta muy cómoda, pudimos disfrutar y contemplar las extrañas y enrevesadas formas de los troncos y ramas de los olivos milenarios. Como si en su “piel” se hubiera quedado grabada la marca del tiempo. Nos da de pensar que ellos estaban antes que nosotros y ahí seguirán.

Álbum de fotos:

Leer el resto de esta entrada »

VN:F [1.9.21_1169]
Rating: 1.5/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.21_1169]
Rating: +1 (from 3 votes)

Etiquetas: ,