Workshop en Udine

De WikiSenior
Saltar a: navegación, buscar




La ida

Uno se siente como Marco Polo cuando ha de viajar desde un pueblo del Alto Palancia hasta una pequeña ciudad del noreste de Italia. Utilizamos todos los transportes posibles, excepto el barco y las naves espaciales: automóvil, microbús, avión, autobús, tren, taxi... y finalmente llegamos a Udine tras catorce horas de viaje, con el espíritu intacto y expectante y el cuerpo maltrecho y cansado.

Viajamos siete personas de la UJI: Pili, Susana, Beatriz, Juanjo, Francis, Anna y Manuel.

Lo de maltrecho acentuado porque el trayecto en tren desde Venecia a Udine lo hicimos hacinados en un regional dominguero y la mayor parte del tiempo de pie... Pero llegamos...


Recibimiento

Nos recibió el dueño del hotel San Giorgio, que tras entregarnos las habitaciones y permitirnos refrescarnos un poco, nos ofreció un cocktail de bienvenida a base de patatas fritas (lo que en la Comunidad Valenciana llamamos "papas") y cava italiano.

Luego nos fuimos a cenar a una pizzería cercana y aún algunos tuvieron el coraje de irse al centro de Udine para ver el final de las fiestas locales, que nos comunicaron que era esa noche... otros no tuvimos fuerzas y nos fuimos directamente a dormir.

El cartel de bienvenida en las paredes y puertas de la universidad italiana


Clases

Lunes, 21


Tras el desayuno nos recogió en el hotel la coordinadora de la universidad italiana. Fue nuestro primer contacto con ella y con los compañeros. La sorpresa fue que descubrimos que no todos éramos "mayores", había estudiantes muy jóvenes (22 a 30 años) de varias nacionalidades.

Después de una cordial bienvenida por parte de Pina Raso, la presidente (suponemos que el equivalente a nuestro Rector) y la presentación del curso por parte de la coordinadora del programa en Udine, Alessia Fabbro, comenzamos las clases con el profesor de inglés, Silvio Serafini, de procedencia italo-americana, un magnífico profesor, con una dicción admirable (elogiada por todos los participantes). Las clases consistían en analizar la letra de varias canciones, tras cantarlas, distinguiendo varias facetas de las mismas como la rima, el ritmo, las metáforas, las aliteraciones...

El Grupo y algunos profesores el primer día de clase
En clase, el primer día

Comimos en un restaurante cercano a la universidad, donde también lo haríamos los días sucesivos, comida italiana casera.

Comiendo en el Al Tajer

Entre el final de la comida y las 14,30, en que comenzábamos de nuevo las clases, teníamos a nuestra disposición una sala de ordenadores con conexión a internet, desde donde enviamos nuestra primera foto de grupo a nuestra coordinadora de la UPM en la UJI y comenzamos a escribir esta página para que nuestros amigos y familiares pudieran estar al día de nuestra estancia en tierras friulanas.

En la clase de informática.
Por la tarde de un día en horario intenso, tuvimos una clase de baile caribeño, en la cual se produjeron algunos momentos de los que podríamos llamar "graciosos".
En pleno aprendizaje de Chachachá.

Tras cambiarnos la indumentaria, a las 8 de la tarde, preparamos, todos los participantes de las distintas nacionalidades, una cena con los productos que previamente habíamos traído de nuestras naciones de origen.

La mesa de la comida española.

Esta cena pensábamos que sería para los participantes en el curso, pero luego asistieron muchísimas personas, casi todos los profesores y colaboradores de la Universidad. Los productos españoles se acabaron de manera rápida, siendo elogiados por la mayoría de los asistentes. Basándonos en que practicamente los comieron todos y que apenas te podías acercar a nuestra mesa, confirmamos que realmente sí fueron apreciados.

Martes, 22


Por la mañana seguimos con las clases que comenzaron con una exposición sobre Washington D.C., la tierra natal de Silvio, y las peculiaridades de la música de la zona, el "Hillbilly" y la música folk de los Montes Apalaches. Luego seguimos estudiando otras letras de canciones, descubriendo, con desencanto, que la canción "Delilah", de Tom Jones, hace apología de los malos tratos.

Visita guiada a Udine

Los estudiantes de la UJI en los jardines de la Università della LiberEtà

Por la tarde tuvimos una clase con la Profesora de Arte, Elena Rossi, que nos explicó generalidades previas a una visita guiada por la ciudad de Udine.

Vista general desde el castillo

Esta visita resultó muy instructiva por el caracter didáctico que en ella imperó (tengamos en cuenta la presencia de Silvio y la profesora de historia), que nos informó de que la historia de Udine data del año 983, como nos había mostrado previamente en clase mediante un documento de la citada época que lo confirma.

La ciudad es completamente irregular pero
Fachada principal del castillo
bonita y agradable en su "desorden", destacando de manera especial su castillo enclavado en
Profesores y alumnos en la puerta del "Duomo"
una montaña dominando de manera total la ciudad. Tiene auténticas joyas desde el punto de vista
El grupo español en la plaza principal de Udine, Manuel en la fuente.
arquitectónico, por ejemplo la catedral magnífica y enorme en extensión y obras de valor, destacando a nuestro modo de ver, y por no haber demasiados en el mundo, dos órganos situados uno frente al otro para producir un efecto estereofónico, lo cual da una idea de su magnitud. También es digno de reseñar el cuadro "Resurrección",de Tiépolo.


Miércoles,23



Seguimos estudiando la música moderna de la cual es un auténtico experto nuestro profesor Silvio, (a veces se trae la guitarra) pero siempre bajo un cordial aspecto serio. La verdad es que cuando interpretaba alguna de las canciones que estudiábamos le faltaba un poco de "chispa", pero lo hacía correctamente.

Silvio y su guitarra.
Este día comenzamos a formar grupos de debate, cuatro grupos en total, en los cuales no podían
Uno de los grupos de debate.

haber más de dos españoles. Nos reuníamos en distintas clases para estudiar, debatiendo, los aspectos diferentes que nos sugería la canción correspondiente. A veces era difícil consensuar, pero acabábamos haciéndolo. Posteriormente se exponían en la clase común las diferentes interpretaciones.

Nuevamente, después de clase, hubo una sesión de baile caribeño, pero tras la primera clase se produjo una lógica criba. Aún así, allí teníamos a nuestras representantes, Beatriz, Pili y Francis que han mantenido nuestro pabellón muy alto en esta asignatura optativa.

Después, a las ocho aproximadamente, cenamos en el restaurante "Alta Marea", junto al hotel, en cuya terraza nos reuníamos tras la cena prolongando conversaciones, y tomando algún que otro "Limoncello"... en estas veladas ejercitábamos nuestro aprendizaje de inglés de forma intensa, pues había que ver los esfuerzos que se necesitan para traducir un chiste picante sin ofender a nadie... procediendo a marcharnos (unos antes y otros después) a dormir para empezar el nuevo día con ánimos renovados...

Velada nocturna en la terraza del hotel San Giorgio.


Jueves, 24



Nuevamente nos centramos en el estudio de las canciones americanas, tocándole el turno a "Hotel California", que es como todo conocedor de este tipo de música sabe, una canción magnífica, con una letra que esconde muchas claves, la cual ha dado mucho que discutir... Dado que en la misma se habla de "no haber bebido de esa fuente desde 1969", a los mayores se nos ocurrió que era una alusión a Woodstock, pero muchos no sabían a qué nos referíamos y tampoco quién era Joan Baez... hubo mucha dificultad para explicar todo eso, pero fue uno de los mejores momentos de las clases.

Tras el descanso para el "coffe break", Massimo nos hizo una demostración del programa Skype, conectando con Finlandia y con nuestro Roger en la UJI.

Después de la comida (creemos haber comentado, que ésta se hacía a las doce), tuvimos una clase especial dedicada a Sudáfrica, explicada muy sentidamente por la profesora Pierina di Santolo,
Pierina nos obsequió con un licor sudafricano.
que vivió allí su infancia y juventud, y que, además tuvo la gentileza de obsequiarnos con un hermoso expediente sobre el país, cuya historia nos resultó apasionante. Además, uno de los estudiantes de la UPM, Juanjo, había estado allí de viaje y tiene varios conocidos con los que mantiene contacto, por lo que fué doblemente entrañable.

Luego a la hora de cenar (dinner) lo hicimos en una casa particular, conociendo así cómo se guisa en Italia.....


Cena casa italiana

Elisabetta en su cocina

Nos desplazamos a las afueras de Udine, a una zona residencial en medio de la campiña, en los automóviles privados de los profesores que nos recogieron en el hotel.

La cena resultó realmente fantástica conociendo a una señora italiana llamada Elisabetta, que en su casa, asistida por su hijo quinceañero, Francesco, hizo una cena magnífica para unas 28 personas guisándola ante nosotros con todo lujo de explicaciones, además de entregarnos unas fotocopias con los ingredientes.

Francesco guisando el rissoto.

La saludamos quedándole reconocidos y teniendo la esperanza de que visite Castelló donde prometimos hacer de anfitriones y guisarle una paella.

Aparte de los elementos de la cena, realmente sabrosos, la estancia en la vivienda fue muy agradable, distribuyéndonos en varias estancias, comedor, terrazas... etc...

En la terraza de Elisabetta.

Los que estuvimos en la terraza principal tuvimos nuestros momentos graciosos como cuando Manuel nos sorprendió enseñándoles a las finlandesas algo en su brazo derecho que hizo que lo abrazaran y lo besaran efusivamente... luego resultó ser la bandera finlandesa bordada en la manga de la camiseta que compró en su viaje a aquel país y que se había puesto en homenaje a ellas... tampoco estuvo nada mal el esfuerzo de Juanjo para explicarle un chiste a uno de los galeses que, carente de humor, sólo entendió que a los españoles no nos gusta Ikea...



Viernes, 25


Durante la mañana hicimos una valoración del curso, para la cual nos entregaron a cada uno de los grupos (reunidos por nacionalidades),unos formularios en los que debíamos reflejar nuestra opinión. Tampoco fue sencillo consensuar, pues teníamos que entregar solamente un formulario por grupo (aquí lo tenían fácil el checo, la alemana y la estona... que eran únicos), pero finalmente expresamos nuestra opinión unificada.

También nos recogieron dos fotografías por persona, de las que habíamos estado haciendo durante la semana, en las que teníamos que escribir por qué las habíamos elegido.

Por la tarde Alessia nos hizo una exposición para la clausura del curso, tras la cual Silvio nos hizo entrega de nuestros diplomas en presencia de la mayoría de los profesores y de la Presidenta.

Tras la entrega de certificados nos reunimos en un salón grande donde tuvimos unos momentos lúdicos cantando varias canciones, no solamente en inglés, sino también en español e italiano, y donde una de las participantes letonas nos dio un breve concierto de piano, instrumento del cual es profesora en su país.

Última foto de grupo.


Visita a Venecia

Como guinda al sabroso pastel que supuso nuestra estancia en Udine, el sábado tuvimos una visita a Venecia.

A las ocho de la mañana, aproximadamente, salimos el grupo en tren de Udine a Venecia, guiados por los profesores del curso encabezados por Silvio, Pierina y Angela, también nos acompañó, la profesora de arte, Elena, por tanto viajabamos veinticinco personas. Llegamos a la estación de Santa Lucia, aproximadamente a las diez....

Todo el mundo que conoce Venecia sabe que es una ciudad diferente, y la diferencia no radica solo en que las calles son navegables, se trata de su enclave, una sucesión de pequeñas islas todas pobladas y comunicadas de una manera fluida por una serie de transportes marítimos de todo tipo. Teniendo en cuenta que la laguna no parece ser de mucha profudidad, los transportes son especiales con el suelo mas plano para no tocar fondo, y marcadas sus "calles" de una manera clara, para de esta forma posibilitar un tránsito capaz de llevar a todo el mundo adonde quiere ir.

En lo que a su estructura desde el punto urbanístico se refiere es naturalmente especial, y sus obras de arte ... Realmente toda Venecia nos parece una joya, y desde luego uno se pregunta ¿cómo una ciudad puede albergar tanto arte en tan poco espacio?, callejeamos admirando todo lo que encontramos, comenzando por la plaza de San Marcos.

Desde uno a otro extremo de su extensión quedas boquiabierto de admiración, sus calles estrechas y autenticamente preciosas, sus puentes la mayor parte de ellos artísticamente construidos... (bueno en algun momento pensamos que se podia hacer más en conservación)... los que no habían estado nunca quedaron prendados prometiéndose volver a visitarla.

Visitamos también la isla de Murano donde comimos, en un restaurante desde el punto de vista grastronómico sencillamente magnífico, y como el dia se agota pronto, regresamos a Udine donde llegamos aproximadamente a las once de la noche.




Conclusiones

Hemos de reconocer que fue un curso perfectamente organizado en todos los aspectos. Seguramente gracias, también, a la dedicación previa de nuestra coordinadora, Pilar Escuder, que ató todos los cabos desde la UJI antes de dejarnos marchar a "siete estudiantes de la UPM por primera vez solos al extranjero" (claro que no se trataba de jovencitos alborotadores, somos mayorcitos y nos portamos todo lo bien que cabía esperar de nosotros).

  • El alojamiento tan cerca de la universidad, perfecto dentro de su modestia. Las comidas algo monótonas, pero muy caseras y bien atendidas.
  • Los compañeros de otras nacionalidades, muy agradables con una pequeña e insignificante excepción, mención especial para la alemana, Sigrid, y para los galeses Neil y Andrew (éste último, ciego, nos dió muchas y sucesivas lecciones de amor a la vida).
  • Los profesores, impecables. Silvio nos enseñó no solamente una perfecta dicción y amplitud de vocabulario, sino a pensar en las canciones y sus letras de otra forma. Pierina no solamente era una buena profesora, sino una persona excepcionalmente entrañable.
  • Los demás tutores, Angela, Cristina, Elena... correctísimos en todo momento y atentos con todos de forma extraordinaria.
  • La coordinadora, Alessia, y Massimo, su auxiliar, totalmente eficaces en su cometido.
  • La presidente, Pina, muy cercana y agradable. Exquisito el trato de la colaboradora Elisabetta que nos ofreció una cena estupenda en su propia casa.
  • El material abundante hasta la saciedad, muy bien preparado y bien distribuido.

No me quedan adjetivos para resumir en una sola palabra: Sencillamente fantástico.